Josué Villafranca: "Sufrí mucho, entrenaba sin comer y no le contestaba llamadas a mi mami para que no se sintiera triste"

'Villagol' se abrió con DIEZ sobre sus inicios en su carrera, admite que no fue fácil y que estuvo a punto de tirar la toalla. Hoy es un goleador cocotero.

Por Edgar Witty

El inicio de esta semana sabe a chocolate en el ocaso del anochecer y en el génesis de un nuevo día para charlar con Josué Villafranca, el delantero del momento del Vida en la Pentagonal del Torneo Apertura 2019 de la Liga SalvaVida.

Hace cuatro años la realidad del oriundo de Danlí era las ligas burocráticas, hace 8 meses disputó la Copa Mundial de Polonia Sub-20, hace cuatro meses su destino hubiese sido el Real de Minas y desde hace unas semanas atrás su nombre comenzó a retumbar tras convertirse en figura del Vida al marcar 8 goles en 15 partidos a sus 19 años. Además de cuatro anotaciones al Olimpia en 72 horas (jornada 18 y Pentagonal).

"Primeramente le doy gracias a Dios por este lindo momento que estoy pasando, es algo maravilloso para mí y familia que siempre han estado echándome ganas desde Danlí. Que ellos me motiven eso es algo lindo, por ellos estoy dando el todo por el todo", comienza a relatar Villafranca mientras absorbe con dulzura su mocaccino helado.

Sus goles y actuación sobre el terreno de juego ha llevado a Fernando Araújo a tomar por Villafranca entre los elegidos indiscutibles en el ataque. Vida conquistó 25 unidades y se coló entre los cinco clasificados por primera vez en los últimos cuatro años (no lo hacían desde el Apertura 2015-16).

"Ya con casi cinco años que el Vida no llegaba a esto, es una gran emoción y para todos es una alegría dentro de la afición cocotera", señaló.

UN CAMINO DURO Y SUFRIDO

Lo cierto es que hoy "Villagol" es el hombre del gol cocotero, pero detrás de ello hay una realidad traducido de su etapa de superación que le ha dado otros signos de perseverancia. "Si te contara es algo difícil para mí. Desde que comencé a los 16 años dejé a mi familia, me fui a Tegucigalpa, inicié en dos años en reserva que no fueron fáciles, sufrí. Hoy estamos luchando para hacer las cosas de la mejor manera".

Según manifiesta el joven ariete, casi sollozando que esto es "algo que a veces no quiero recordar por todo lo que sufrí. Dejé la familia, andaba jugando en Liga Burocráticas con Roy Posas (hijo), hice prueba en Motagua. A veces me iba en taxi, pero cuando ya no tenía dinero me iba a pie. No le respondía las llamadas a mi mami por no hacer que se sintiera triste por lo que estaba pasando. Yo solo no le contestaba el teléfono. Entrenaba sin comer, me iba a pie y me tocaba caminar una hora para llegar al entreno".

Ver: Así fue la victoria del Vida ante Olimpia en la jornada 1 de la Pentagonal 2019

Sin embargo, la vida y el fútbol tenía otros planes para él. Llegó a Motagua, lo ascendieron al primer equipo y más tarde salió a préstamo al Vida en donde ha comenzado a destacarse traducido de sus sueños de llegar lejos.

"Busqué a hacer las cosas de la mejor manera, ya después me subieron al primer plantel. A eso iba, a buscar algo bueno y acá se me está dando. Mis pensamientos son grandes, primeramente Dios se den las cosas para sacar adelante a mi familia. He venido al Vida a demostrarme y hacer las cosas bien, me solía poner triste al inicio, pero mi familia me estuvo animando", soltó.

De su futuro próximo sabe poco. Admite que tiene Lo que sí está consciente es que
Actualmente Josué Villafranca pertenece a la empresa Soccer Sport Group (representante), dirigida por Pablo Martínez que está ligada al Manchester United (además Víctor Bernárdez y David Morales). Sobre su futuro sabe poco, aunque admite que tiene ofertas.

Te puede interesar: Josué Villfranca y sus sorprendentes declaraciones tras golear a Olimpia

"Si hay ofertas pero son ellos quienes están manejando esta situación y yo seguiré enfocado en mi trabajo con el club Vida".

En demás, minutos antes de cerrar la conversación expresa su deseo de volver a Motagua para mostrar que tiene condiciones. Además denotó sus aspiración para estar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 con la Selección de Honduras Sub-23.

"Ya pasé por la Sub-20 y es claro que me gustaría estar ahí, para eso estoy. Poco a poco se me darán las oportunidades, solo queda esperar", cierra entre signos de sonrisa.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias