Premios Diez 2019

El portero Denovan Torres emuló a Ricardo James que lo había hecho dos veces

El guardameta de Marathón condenó al equipo frente a la UPN que terminó empatado en el debut. El panameño Ricardo James había hecho la misma jugada hace dos décadas

Kelvin Coello

Aquellos que eligen ser porteros, toman la decisión que los puede hacer brillar en un minuto o hundirse en el siguiente. Denovan Torres hace dos años fue el héroe que le dio a Marathón aquel ansiado trofeo que venía buscando hacía nueve años tapando el penal a Motagua; anoche se hundió ante la UPN.

Bien lo dijo el escritor uruguayo Eduardo Galeano: "También lo llaman portero, guardameta, golero, cancerbero o guardavallas, pero bien podría ser llamado mártir, paganini, penitente o payaso de las bofetadas. Dicen que donde él pisa, nunca más crece el césped”.

Ver: LAS IMÁGENES QUE NO VISTE EN TV DEL MARATHÓN VS UPN

Luego remata: “Es un solo. Está condenado a mirar el partido de lejos. Sin moverse de la meta aguarda a solas, entre los tres palos, su fusilamiento. Antes vestía de negro, como el árbitro. Ahora el árbitro ya no está disfrazado de cuervo y el arquero consuela su soledad con fantasías de colores".

Denovan Torres jugó con fuego ante la UPN. Quiso demostrar su valentía al detener un rezago que le hizo su compañero Kevin Espinoza y con tan mala fortuna se le fue por abajo del pie. Esos errores no son nuevos en la Liga Nacional; ya lo había hecho un personaje hacía 20 años; Ricardo James Rayo.

RICARDO JAMES LO HIZO DOS VECES

El guardameta canalero vestía la camisa del Platense y en un duelo en el torneo de 1999 cuando enfrentaban al Olimpia en el estadio Nacional; el panameño intentó detener con el pie un remate suave de cabeza que le hizo Wilmer Velásquez, pero con tan mala fortuna que se le fue por abajo del pie.

El portero panameño Ricardo James hizo la misma jugada de Torres en 1999 con Platense y 2006 con Olimpia.

James reveló tiempo después que en esa semana vivió episodios complejos; los aficionados lo ofendían cuando salía a las calles del Puerto… pero con el tiempo tomó confianza y un año después fue héroe regalándole el título al equipo escualo y los fanáticos le perdonaron su error.

Pero no fue el único fallo que cometió James Rayo; lo volvió a hacer en 2006 pero ahora del lado del Olimpia. En abril del 2006, James cometió otro error similar al del Denovan Torres. Frente al Vida en La Ceiba, el guardameta dejó escapar una pelota con tan mala fortuna que se le coló en la red. “Fue uno de los goles más raros que recibí”, dijo James.

Denovan anoche fue abucheado por los fanáticos verdolagas que no le perdonaron, pero el nacido en Las Vegas, Victoria, Yoro tomó aprendizaje, pues detrás de él hay otro gran portero que lo puede sentar, pero está convencido que no va a agachar la cabeza.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias