Con la mente en Uruguay y Argentina: la otra cara del coronavirus en Real España y Marathón

Los extranjeros de la Máquina y el Monstruo cumplen la cuarentena exigida por el Gobierno pero tienen la mente en sus familiares y amigos en Sudamérica.

Los extranjeros están en casa pero pendiente de lo que pasa en su país.
Los extranjeros están en casa pero pendiente de lo que pasa en su país. *
Fredy Nuila

El sur del continente americano ha sido más azotado que Centroamérica por el nuevo coronavirus, COVID-19, y en la Liga Nacional hay varios representantes de esa zona del continente que apuran la cuarentena exigida por el Gobierno de Honduras y tienen su mente en dos lugares.

Es el caso de los extranjeros de los gigantes sampedranos, Real España y Marathón, que no solo tratan de alimentar el espíritu y mantenerse en forma en esta época de coronavirus, sino que también miran de reojo a sus países para ver cómo evoluciona la situación.

Ramiro Martínez, técnico uruguayo de la realeza, cuenta que en su caso "estamos haciendo caso a todas las normativas que han delineado las autoridades; lo estamos haciendo con el profesor Santiago Gadea, tratando de hacerlo lo más llevadero posible cumpliendo la cuarentena".

Su pupilo charrúa en los amarillo y negro, Matías Soto, manifiesta que "he hablado, mas que nada con mis familiares en Uruguay, tengo a mi papá y a mi hermana en Motevideo y la verdad la gente está muy asustada".

El 'Mono' Soto cuenta que "hay muchos casos en Uruguay, lo bueno es que la gente se concientizó y está haciendo lo que le han dicho... Mi mamá solo sale al super a comprar lo necesario, también tengo a mi familia en Salto, he hablado con ellos y gracias a Dios están bien", detalla.

Pero al otro lado del Río de la Plata, el zaguero central argentino de los verdolagas, Esteban Espíndola, considera que "el encierro es algo raro, no me había tocado vivirlo nunca pero respecto al entrenamiento estoy manteniéndome en casa".

Prosigue contando que "trato de disfrutar el tiempo de alguna manera, de estar en comunicación con la familia y amigos, pero tranquilo. .. Entender que esta crisis va a pasar, es una buena oportunidad para buscar a Dios y mostrarle a la gente que son situaciones que vamos a superar con creces".

Su paisano, el delantero Bruno Volpi, apunta que "lo vivimos con la responsabilidad que hay que vivirlo, si bien no hay que entrar en pánico, hay que ser respetuosos con este virus y tomar las precauciones que el Gobierno está pidiendo que tomemos".

LA LEGIÓN URUGUAYA, LO VIVE JUNTA

En tiempos de pandemia, los uruguayos aprovechan la cercanía para sobrellevarlo juntos y de forma precavida. Junto con Matías Soto, el defensor Pablo Pírez y el mediocampista Santiago Correa pasan las incontables horas de incertidumbre compartiendo entre ellos.
"La verdad se vive un poco raro, al menos en lo personal no había pasado esto, lejos de la familia y el país... En estos cuatro días encerrados lo hemos vivido jugando con nuestra hija, nunca habíamos tenido tanto tiempo, hemos hecho ejercicio juntos, mirado películas... Pidiéndole a Dios que no se propague más", expresa el 'Chino' Pírez.

Correa reconoce que "estamos pasando por un momento delicado a nivel mundial. Tenemos que ser conscientes de la gravedad del virus y lo rápido que se propaga. Se hace difícil estar todo el día encerrado, pero tratamos de buscar actividades en nuestras casas para hacerlo más llevadero".

Separado de los otros integrantes de la legión oriental en San Pedro Sula, Delis Vargas menciona que "el encierro es complicado pero se puede llevar adelante, tenemos que tomar todas las medidas, estar preparados y hay que tomar consciencia de la enfermedad" para no llevarse un susto.

ASÍ LO VIVEN EN REAL ESPAÑA

RAMIRO MARTÍNEZ

"Si nos dieran a elegir quisiéramos estar con nuestras familias, pero por el momento es algo imposible por el cierre de aeropuertos y felizmente existen las comunicaciones de hoy en día, que años atrás no eran posibles... Tener una videollamada, Whatsapp, telefónicas y conferencias".

"Gracias a Dios están todos bien, tanto la nuestra como la del profe (Santiago Gadea), monitoreando día a día la evolución de lo que va pasando, no solo en Honduras sino también en Uruguay".

PABLO PÍREZ

"Desde Uruguay la familia está igual, encerrados, allá no cerraron los super y todo, la gente sigue trabajando, no sé si han tomado las medidas de precaución como acá pero espero que no se propague más. Estamos mandando audios y videollamadas a nuestros familiares, tratando de estar en contacto para enterarnos de cualquier cosa que pase. Se está viviendo una cosa muy fea en todo el mundo, pero ojalá que con la ayuda de Dios salgamos todos adelante".

SANTIAGO CORREA

"En Uruguay el caso es muy similiar al de acá. Cerraron muchos comercios y suspendieron todos los espectáculos; la gente está asustada porque no sabe cuánto más se propaga el virus y si van a dar los recursos en los hospitales. Es por eso que es importante hacer caso y quedarse en casa.

DELIS VARGAS

"Desde Uruguay fue más rápido que se tomó el tema de la enfermedad, demoró más en llegar allá, las medidas se tomaron más rápido en algunas cosas como parar los eventos de fútbol, en nuestro caso... Y todo lo demás: escuela, estudio. Están abiertos el súper, 'shopping', pues hay lugares más complicados que otros, aunque el cuidado es el mismo".

MATÍAS SOTO

"Estamos viviendo una situación muy complicada a nivel mundial, pero aquí estamos con mi señora y mis tres niños encerrados en el apartamento, tratando de prevenir; la verdad tenemos que tomar conciencia, por eso decidimos quedarnos encerrados, solo yo estoy bajando a hacer in poco de ejercicio y correr, el 90 por ciento del día estamos encerrados".
"Lo bueno de tener compatriotas en Honduras es que a uno lo revitaliza mucho y bueno, estamos juntos en el edificio con Pablo, su señora, su nena y Santiago (Correa)... A uno, como no está solo, le hace más fácil la convivencia, aunque nos vemos poco es importante tener gente de tu mismo país acá para conversar".

Y EN MARATHÓN...

ESTEBAN ESPÍNDOLA

"La verdad no me inquieta estar lejos de mi familia, si bien en Honduras estoy solo he encontrado gente de calidad con la que comparto tiempo, tengo mucha fe en Dios que Él tiene cobertura sobre sus hijos... No me agarra desprevenido porque esto está escrito, uno sabe que estamos en tiempos difíciles pero ahí tenemos que marcar la diferencia... Mi fe la alimento todos los días y estoy tranquilo. Mi familia en Argentina, también, un poco como yo, viviéndolo de la misma manera; gracias a Dios tenemos la posibilidad de la tecnología, que nos acerca; lo importante es que ya saben que estoy bien y uno está confiando en Dios y, como dice la Palabra, la fe mueve montañas, el pánico no me aterra, me ha tocado vivir situaciones difíciles y todo pasa".

BRUNO VOLPI

"No me inquieta estar lejos de los míos, es algo que tenía asumido... Estar en estas condiciones me da tiempo para estar más en casa, sabía que a mi familia no la iba a ver en estos meses. Tengo a mi hermano en Inglaterra y recién están allá haciendo la cuarentena, en Argentina hoy; los países comienzan a tomar dimensión de esta realidad. En Honduras se está siendo más responsables que en Argentina, allá recién se están tomando las medidas de higiene. Por lo que hablé con mis padres ya empezó el periodo de cuarentena. Es momento de ser conscientes, es un virus que no es súper grave pero puede serlo y hay que tener conciencia".

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias