Jugadores del Bayern Munich y otros clubes aceptan reducción de salario por el coronavirus

La pandemia del coronavirus está afectando al mundo del deporte en la parte económica y es por ello que los jugadores de la Bundesliga aceptaron reducir su salario.

Los futbolistas de la Bundesliga son muy conscientes de la crisis que se vive en el mundo por el coronavirus y pone su granito de arena.
Los futbolistas de la Bundesliga son muy conscientes de la crisis que se vive en el mundo por el coronavirus y pone su granito de arena. *
AFP

Los jugadores del Bayern Munich y otros clubes alemanes aceptaron rebajar su salario para ayudar a sus dirigentes a hacer frente a la crisis creada por la pandemia del coronavirus, informan este martes los medios germanos.

En el Bayern Munich, al frente del campeonato en el momento de la interrupción el 13 de marzo, todos los jugadores, los miembros del consejo de administración y del consejo de vigilancia afirmaron estar dispuestos a renunciar a un 20% de su salario, según el diario Bild.

En el Bayern, que cuenta con un equipo de estrellas, los gastos salariales representaron 336,2 millones de euros en la temporada 2018/2019, para una cifra de negocios de 750,5 millones.

Ver: Entrenador del Galatasaray da positivo de coronavirus

Los primeros en Alemania en haber propuesto espontáneamente una reducción de salario fueron los jugadores del Borussia Mönchengladbach, seguidos por sus colegas del Werder Bremen y Schalke 04. En Dortmund y Leverkusen, conversaciones están en curso, informa la prensa.

En el Borussia Dortmund, el entrenador Lucien Favre propuso para él mismo una reducción de salario. Para los jugadores, el club se plantea una reducción del 20% si los partidos no se reanudan, y del 10% si se reanudan a puerta cerrada, dado que en ese caso recibirían los derechos de televisión.

PLAN DE RESCATE EN ALEMANIA

El gobierno alemán adoptó este lunes un conjunto de medidas por cientos de miles de millones de euros, inédito desde la Segunda Guerra Mundial, para atenuar la contracción económica que prevé rondará el 5% debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

Este paquete prevé ayudas masivas a la empresas y los asalariados, por los cuales Alemania va a contraer nuevas deudas por 156.000 millones de euros, según el texto de ley decidido por el consejo de ministros y que debe ser avalado por el parlamento esta semana.

Alemania, la mayor economía europea, decidió para ello suspender sus restricciones constitucionales de endeudamiento, indicó el ministro de Finanzas, Olaf Scholz.

Además: UEFA formaliza aplazamiento de la final de la Champions

"Estamos mostrando desde el inicio que lucharemos con todas nuestras fuerzas contra esta crisis ocupándonos de las cuestiones sanitarias para nuestros ciudadanos o de la actividad económica en el país", dijo Scholz en una conferencia de prensa en Berlín.


Los jugadores del Borussia Mönchengladbach fueron los primeros en aceptar reducir su salario.

Durante la rueda de prensa, el ministro de Economía, Peter Altmaier, dijo que se prevé para 2020 una contracción económica de alrededor del 5% por el impacto de la pandemia.

"Esperamos un descenso de la actividad económica (este año) y será al menos tan alta como en 2008-2009" cuando el Producto Interior Bruto alemán disminuyó un 5%, dijo el ministro.

Antes de la crisis, el gobierno esperaba un crecimiento del PIB del 1,1% para este año.

NACIONALIZACIONES PARCIALES

Es la primera vez desde 2013 que Alemania, que es uno de los países de Europa más ortodoxos en materia presupuestaria, debe recurrir al endeudamiento para cerrar su presupuesto federal, tanto para financiar medidas de apoyo como para compensar una disminución de los ingresos fiscales..

Desde entonces ha acumulado superávit presupuestarios y siempre se ha fijado como norma política el "déficit cero", a menudo criticada por los socios de Alemania, que la acusan con rigor de frenar el crecimiento. Pero ello ahora se desmorona.

"Vamos a hacer todo lo necesario para defender a las empresas y los empleos", subarayó Scholz.

La mayor parte de la dotación presupuestaria de 822.000 millones de euros para el plan de rescate tiene por objeto garantizar la supervivencia de las grandes empresas del país, muy exportadoras, y, en consecuencia, debilitadas por la crisis.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias