Enexander, el niño catracho que ha sorprendido a visores del Barcelona

Enexander Herrera nació en Nueva Orleans y es hijo de un olanchano que intentó jugar en Platense.

Redacción DIEZ

Apenas tiene nueve años y ya sorprende a muchos con su talento, pero eso no es todo, en los próximos meses un avión lo espera para llevarlo rumbo a Barcelona para participar en el MIC, uno de los torneos de fútbol base más importantes en el mundo.

Su nombre es Enexander Herrera, nació en New Orleans, pero es hijo de Alexander, un hondureño originario de Pueblo Nuevo San Felipe en Juticalpa, Olancho, quien intentó sudar la camiseta del Olanchano y Platense en Primera División. Ahora su sueño es que sus hijos puedan llegar más lejos que él.

Leer: El niño maravilla al que llaman Messi en Honduras

Enexander, quien cursa el tercer grado en una escuela de Luisiana donde vive también junto a su madre mexicana Lourdes Garay, juega como delantero y ya tuvo la posibilidad de mostrarse en un campamento organizado por el Barcelona en Nueva Orleans en junio del año anterior.

Enexander Herrera es uno de los grandes prospectos en el fútbol en el estado de Luisiana.

Después de tres meses de haber participado en ese campamento, los visores de la institución catalana que lo vieron jugar, llamaron a su padre para darle un mensaje que los ha ilusionado: invitaron a Enexander para pueda ir a Europa a mostrarse en el MIC con chicos de su categoría.

¡FUTURO! Un holandés, el hijo de Emil y el de Guifarro brillan en las menores

Mientras se reacomodan las fechas debido a la pandemia del coronavirus, Enexander tiene llena la maleta, no solo de ropa, sino de muchos sueños, ya que es un apasionado por el fútbol desde muy pequeño.

Previo a ese viaje, también estará, junto a su hermano Ethan de 8 años, en una nueva clínica de fútbol que el Barcelona realizará entre julio y agosto.

“Uno siempre quiere lo mejor para sus hijos y él está muy emocionado. A Enexander lo ponen a jugar en categorías por encima de la suya por lo bueno que es”, relata su orgullo papá, quien lleva más de una década viviendo en Estados Unidos.

El pequeño, quien es aficionado del Barcelona, de Messi, pero también del Liverpool inglés, juega actualmente para la academia Mandeville Soccer Club. En 2019 estuvo ligado con el Chicago Fire.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias