¡Cosa de locos! Tyson Núñez y Maní Suazo confiesan sus secretos en las concentraciones de Marathón y la Selección Nacional  

Dos leyendas del fútbol hondureño, Tyson Núñez y Maní Suazo, compartieron con Diez los mejores momentos dentro de los terrenos de juego y no pudieron pasar por alto todas sus anécdotas y no pararon de reír

Redacción

Plagados de mucha experiencia y recorrido por el fútbol, Tyson Núñez y Maní Suazo fueron parte de una charla con Diez, donde no pararon de reír al recordar muchos momentos que han vivido juntos en los camerinos del Marathón y la Selección Nacional.

Te puede interesar: El presente y futuro de Olimpia: Fichajes, renovaciones, pretemporada y Champions de Concacaf

La charla no pudo comenzar más amena, luego que se mostrara una fotografía donde luce Maní Suazo realizándole un masaje a Tyson Núñez y lo recuerdos vinieron a sus menten y compartieron qué fue lo que sucedió.

"Yo recién llegado a Marathón y nunca me había hecho un masaje y resulta que tito (Maní) me tocó la chispa", dijo Tyson. A lo que Maní Suazo respondió: "Es que esa era la gasolina que le ponía para que volara en el campo jajaja".

29 años de carrera ha tenido Tyson Núñez en el fútbol y la gran pregunta que siempre le hacen es que ¿cuándo se va retirar?, misma que él ya la ha tomado como muy normal.
"Hoy sí muy pronto. Sinceramente tenía el sueño de jugar con el Victoria antes de mi retiro y podría ser aquí. Podemos jugar dos torneos, tres si ascendemos o cuatro jajaja. Ahora es el momento, ya son 28 0 29 años de carrera. Ya lo estoy pensando para estos días, no es que esté cansando, pero hay que abrir puertas en otro rubro. Después del fútbol, sigue el fútbol, sol que de otra manera".

En ese momento Maní Suazo también aprovechó para hablar sobre su retiro, algo que no le ve cerca todavía. "Creo que va llegar el momento, no lo quiero pensar y lo más importante es que no he perdido ese entusiasmo o motivación para trabajar en el fútbol. Yo estoy ahorita con la candelita prendida y quisiera tener a mi amigo Tyson para darle un masajito".

LOS MOMENTOS EN LA SELECCIÓN NACIONAL

Maní Suazo es considerado una leyenda en la Selección Nacional, pero aún le queda el pesar que no pudo estar en España 82 por una mala decisión que él mismo tomó.
"Tuve la oportunidad de ir en 1982, pero por algunas situaciones que fueron las decisiones mías, ya que me ofrecían un sueldo de L500 por ir a trabajar a la Selección y Marathón me pagaba L1,000. Todo lo que me perdí porque decía que en la Selección debía ganar más y desprecié esa oportunidad. Yo tuviera tres mundiales"

Finalizada la copa el mundo de Sudáfrica 2010, Maní consideró que era momento justo para decir adiós a ese sueño que ya había logrado, pero un consejo sabio de Reinaldo Rueda llegó a su vida.

"Usted no se puede retirar, usted es parte de esto, pero se dio una situación con el profesor Pinto que yo nunca lo conocí personalmente, pero me han hablado que no le gustaba la broma, en el comedor todo mundo serio, aquella cosa muy tensa. Me dicen que con él no hubiera podido trabajar y las cosas se dieron que no fuera al mundial".

A Maní se le consultó si considera que por la manera jocosa de ser fue que no fue tomado en cuenta por Pinto en la H. "No sé qué fue lo que pasó, no sé si fue por otras situaciones. Lo que me queda de los dos mundiales, es el trabajo que yo realicé con la Selección y los técnicos quedaron contentos. Siempre tengo comunicación con ellos".

Luego se recordó el momento de la clasificación al mundial de Sudáfrica. "El gol de Carlos (Pavón) yo salí como loco a celebrarlo. El trabajo de nosotros es especial y yo siempre me pongo a pensar en los hondureños cuando canto en el bus y todos los recuerdos los traigo", aseguró Maní.

TYSON NÚÑEZ LO VIVIÓ CON LÁGRIMAS

Alejado de la Bicolor, pero con el corazón al lado de sus hermanos de cancha, Tyson Núñez recordó cómo vivió ese juego en el que se logró la clasificación al mundial de Sudáfrica.
"Me llenó de mucho gozo ese partido y al ver esas imágenes, todo mundo llorando a uno también le cala porque es tu país, tu bandera y más quien hace el gol. Tantos años soñando y hasta que se logra. Se rodaron las lágrimas y es un momento que no hay palabras para describirlo".

El pequeño Tyson no pudo ocultar los sentimientos encontrado que también tuvo, ya que no fue considerado en dicho proceso. "Luego de venir participando en tres eliminatorias completas y no tener participación en la otra, estando vigente en el fútbol y no lo hago como una queja, yo tenía el deseo de estar en el combinado nacional. Esa es la deuda que queda, pero sigo jugando fútbol y tampoco es que estoy pidiendo que me llamen. Yo ya me hubiera retirado si hubiera clasificado a un mundial".

También se le consultó sobre su mejor anotación. "No sé si fue la chilena contra Panamá o una contra Haití que muy pocos la recuerdan. Fueron varios goles, pero quizás estos los que más se recuerdan por el momento que vivía en Inglaterra que no jugaba, venía acá y se cambiaba el ambiente".

Otra de las consultas que no pasaron por alto fue el famoso partido ante Trinidad y Tobago, encuentro que nos dejó sin la clasificación a un mundial.
"Ese partido ante Trinidad y Tobago era cuestión de Dios, veníamos de Estados Unidos de ganar 3-2, luego llegar ante Trinidad y Tobago, perder 1-0 en una solo jugada que hicieron en el partido, cuando Honduras le había apedreado el rancho y no se pudo meter el gol. Fue una verdadera lastima y era el momento de llegar a un mundial más", recordó Tyson.

INTERIORIDADES DENTRO DE LA SELECCIÓN

Varios son los jugadores que han pasado por las manos de Maní Suazo, pero hay quienes dejan un huella por su manera de ser. Rambo fue catalogado como el más delicado. "Rambo jajaja, siempre fue un gran jugador peculiar, especial y le molestaba la comida, todo".

Confirmando lo dicho por Maní, Tyson Núñez agregó que: "Es tan especial que había que decirle: "mirá Rambo vos jugás bonito, hoy es tu día" jajaja. había que motivarlo".

Otro futbolista que entró en otra categoría, pero por un tema picante, el chile, fue Carlo Costly. "Había que tirarle el chile de escondidas porque el profesor física Carlos Gutiérrez peleaba por el chile y al final Carlo lo convenció que él no podía comer sin chile. Él se metía a rollos que era malo. Le aceptaron que comiera, pero solo él y a escondidas en la mesa", recordó Maní.

Además se consultó por el jugador que ha sido más relajado en las selecciones y Tyson Núñez eligió el suyo. "Uno de ellos era Noel Valladares, demasiado tranquilo, será por su carácter".

En cuanto al mejor entrenador. "Primitivo, fue el primer técnico que me dio la oportunidad de estar en la Selección y aprendí bastante de él, muy abierto de confianza", aseguró Tyson.

MOMENTOS DE LOS MUNDIALES DE SUDÁFRICA Y BRASIL

Estando en la élite de fútbol mundial, David Suazo, contaba con un trato especial por parte de los clubes italianos que ha jugado.
"Él tenía su propio fisioterapista porque el equipo le exigía para que viniera a la Selección, sabemos de la calidad de David (Suazo). Yo me llevaba muy bien con el fisioterapista, aprendí mucho de él por el nivel de Italia, pero ya por último venía solo", indicó Maní.

Maní Suazo de una u otra manera siempre lo atendía a Rey David y la recompensa llegaba. "Ellos venían con otro horario de Italia y yo me dormía haciendole masaje a David, eso sí, después venía a propina jajaja, ¿verdad Tyson? igualitas a las que me dabas jajaja. Aquel eran en euros y este en lempiras".

Ante ciertas críticas por el cuidado que tenía David Suazo, el pequeño Tyson salió en defensa y considera que. "David se cuidaba bastante y creo que todo pasa por el nivel futbolístico que se encontraba. Siempre es una cuestión muy profesional y hay que respetar eso. Era un jugador que pasaba un buen momento y tenía que cuidarse. Él venía con su kinesólogo y fue que se lo pusieron para cuidarlo porque después de esos viajes es cansancio. Era un tipo que se involucra, bromea y que por estar en un nivel más alto de su carrera se aparta, no, él siempre no se alejó".

LA DIVISIÓN DE JUGADORES EN SUDÁFRICA 2010

La división en el plantel de la Selección Nacional en el mundial de Sudáfrica fue un secreto a voces, pero varios años después, Maní Suazo, relata como fue que pasaron los hecho en dicho proceso.

"En los dos hubo una buena armonía, pero lastimosamente en el 2010 en Sudáfrica dio el asunto de los premios y al final hubo mal sabor de boca porque se quiso partir al grupo, los negritos por un lado, lo indios por otro. Una vez me pasó que estando en Australia, fue antes de irnos a Sudáfrica. Yo al grupo lo atiendo igual, pero pasó un impase con unos premios que me correspondían a mí, pero ya pasó".

Y agrega: "Recuerdo que ese día nos dieron libre para salir y hacer los que quisieran, tomarse sus cervecitas y resulta que yo no hallaba para donde agarrar, si irme con los indios o los morenos. íbamos todos juntos y cuando nos íbamos a dividir, viene Amado y Rambo y me dicen que me fuera con ellos. Yo tenía que irme con los morenos por mi sangre, pero resulta que me fui con los indios, luego cuando llego al hotel, miro que estaba David, Muma, Wilson, Thomas, todos estaban en una barra compartiendo y los indios se habían ido para otro lado y cuando yo quiero ir donde ellos a saludarlos, me dijeron que con ellos estaba cortado. Yo tuve que hablar con David y le dije que no me podía partir y David habló con ellos y se armonizó".

UN PAR DE ANÉCDOTAS VIVIDAS POR TYSON Y MANÍ

Tyson Núñez recordó una vivencia que tuvo bajo el mando de Chelato Uclés, cuando estaban en el Deportes Progreseño. "En un entreno del Deportes Progreseño, recuerdo que hacían centros y uno tenía que rematar, pero yo en todo me ponía a hacer chilenas y luego dice: "Ay no, yo me voy de aquí, este muchacho es un payaso jajaja".

Mientras que Maní Suazo trajo a su mente una experiencia que tuvo al hacerse pasar por brasileño para conquistar una muchacha. "Cuando llegué a Marathón estaba la fiebre de los brasileños y ellos usaban unos pantalones acampanados, de zapatilla y a mí se me metió la loquera de los brasileño y sigo con eso que soy full Brasil. Yo me había aprendido varias palabras en portugués y en el barrio Paz Barahona había una familia con cinco hermanas, la más bonitas del barrio y yo le tiraba el cuento a una. Resulta que el papá preguntó quién era el tal Maní y le dijeron que era un brasileño que lo estaban probando y yo llegaba al billar y tenía mi taco. Yo jugaba con un grupo que lo tenía bien entrenadito que me siguieran la corriente jajaja y la cipota estaba lista, pero andaba otro que andaba enamorado de ella y se dio cuenta que mi papá era morenito y que trabajaba en una confitería. Luego me puso mal que no era brasileño y que era utilero de Marathón, el papá me quitó el taco y me mandó a la m....".

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias