Ronny, el hijo de "Primi" Maradiaga que busca seguir sus pasos como director técnico

Fue futbolista del Motagua en todas sus categorías inferiores y se quedó a un paso de primera división. Hoy busca ser el heredero de Ramón Maradiaga como DT.

Ramón Maradiaga se ha convertido en el consejero de su hijo, que sueña con superar la trayectoria del 'Primi' como DT.
Ramón Maradiaga se ha convertido en el consejero de su hijo, que sueña con superar la trayectoria del 'Primi' como DT. *
Victor Bustillo

Ramón Maradiaga es considerado por muchos como uno de los mejores entrenadores que ha tenido el fútbol hondureño y hoy se puede confirmar que existe un heredero.

Su nombre es Ronny Maradiaga (33 años de edad), que desde pequeño estuvo ligado al fútbol por su padre y quien también tuvo en su momento el sueño de jugar con Motagua en primera división. Por poco lo hizo realidad.

Hemos contactado con el hijo del "Primitivo" Maradiaga y nos ha contado toda su historia. “Lo que recuerdo siempre de mi infancia es la parte de estar siempre ligado al deporte, desde pequeño. Recuerdo que me llevaban al estadio, mis regalos de cumpleaños y de navidad siempre esperaba una pelota. Esa siempre fue mi alegría”, cuenta.

Sobre su etapa como jugador, Ronny confiesa que llegó hasta la segunda división del Motagua e incluso jugó en reservas.

“Mi sueño siempre era jugar fútbol, recuerdo cuando estaba en primero, segundo o tercer grado, los maestros siempre te preguntan qué quieres ser cuando seas grande y yo decía que futbolista, pero ya cuando vas creciendo vas escuchando que otros quieren ser doctores, bomberos u otra profesión. La mentalidad va cambiando, pero yo siempre pensé en ser jugador, me mantuve entrenando en las ligas inferiores del Motagua, lastimosamente no se me cumplió el sueño de poder jugar en el primer equipo. Llegué hasta segunda división y jugué en el primer torneo de reservas”, recordó.

Ver: La historia de Dilmer Gutiérrez, campeón del fútbol hondureño que se dedica a la ebanistería

“En la mayoría de las categorías donde jugué era delantero, recuerdo que cuando llegué a segunda división, el entrenador ni me había visto practicar y me dijo: ‘De qué jugás’, le dije que de delantero y aseguró que era muy pequeño. Fue complicado para mí, porque me tardé uno o dos años intentando jugar de lateral de volante… Tuve que aprender”, agrega Ronny Maradiaga sobre su etapa como futbolista en el azul.

EL PLAN DE SER ENTRENADOR

Hoy, Ramón Maradiaga tiene un hijo que asegura tener el sueño de superar a su padre en todo sentido. Y está decidido a hacerlo. Actualmente tiene 33 años, pero ya cuenta con la licencia para dirigir en primera división e incluso a una Selección Nacional.


Ronny tiene solo 33 años y ya tiene licencia para dirigir en primera división del fútbol hondureño.

“Mi sueño siempre fue jugar fútbol, cuando no se me dio, sale esa posibilidad de seguir ligado al deporte, no lo había pensado lo de ser técnico, pero recuerdo que el profesor Luis Giribaldi, un peruano que trabajo con mi papá en algunos equipos, lo encontré, él era maestro en la escuela de entrenadores y me dijo que no me alejara del deporte y me anotó para que me inscribiera y a partir de ahí se fue dando todo. Me fui dando cuenta que todo lo que había vivido como jugador no fue una pérdida de tiempo, porque hoy puedo explicarles a los muchachos las cosas en las que yo me equivoqué. Como mencionás, la experiencia que tiene mi papá me han ayudado cuando tengo una situación que no puedo corregir, siempre le pido consejos a él y también al profesor Chelato Uclés, ellos han sido mis consejeros”.

“No me imagino una carrera como la de él, me la imagino mejor, que se den las cosas pues yo solo voy a trabajar. Uno cuando entra en el primer nivel, que solo va a trabajar con niños, ya estás pensando que vas a ser el técnico de la Selección de Honduras, pero todo es un proceso, paso a paso, yo inicié trabajando con niños menores de ocho años y he ido aprendiendo. Recuerdo unas palabras del profesor Chelato, me preguntó si estaba preparado para tomar un reto como ese (de dirigir en primera), entonces le dije que no estaba listo. Me dijo que siguiera aprendiendo, que todo me iba a servir. Claro que tengo el deseo de hacer una carrera igual o mejor que la de mi papá”, explicó Ronny Maradiaga.

El hijo del Primi confesó que el año pasado estuvo a punto de convertirse en entrenador de un club de la Liga de Ascenso de Honduras.

“Yo saqué mi licencia "A" allá por el 2017, ya estoy listo, hubo una oferta a mediados del año pasado de dirigir en segunda división, pero al final no se concretó, pero sí ya tengo mi licencia A”, recalcó.

LO QUE LE DICE SU PADRE

Ronny deja claro que su padre nunca ha movido un dedo para mover influencias en su momento cuando quería ser jugador y mucho menos en esta etapa que inicia como director técnico.

“Cuando jugaba él siempre me decía que yo tenía que hacer mi propia carrera, mi propia historia, él nunca anduvo diciendo ‘este es mi hijo, pónganlo a jugar’, nada de eso. No falta quien te dice que tú estás ahí por ‘x o y’, yo siempre digo que quizás uno llega por eso, pero ya mantenerte o lo que conseguís ya depende de tu trabajo. Mi papi siempre me dice que hay que trabajar, que hay que ser profesional, que aunque se trabaje con niños uno debe trabajar como si estás en un club profesional, eso va marcando tu futuro”, asegura Ronny.


Acá una foto del hijo Ramón Maradiaga en su etapa como jugador de Motagua, donde llegó hasta a ser parte de las reservas del club.

“Los sueños ahí están y son para cumplirse, yo sigo trabajando, me sigo preparando, espero algún día poder estar a cargo de una selección, que mi papá se sienta orgulloso como en su momento yo me sentía de él al verlo al frente de todo un país”, dice.

Cuando no cumplió el sueño de jugar en primera división de Motagua, Ronny dice que su padre le “dijo que realmente no le quitaba el sueño que yo no fuera futbolista, dijo que lo más importante era que yo estudiara”.

Por último, Ronny Maradiaga cuenta que en su momento ha intentado seguir el mismo estilo de su padre como entrenador, pero no es algo fácil.

“Me gusta lo del juego ofensivo, me reflejaba mucho en esa manera de él, de plantear los juegos, pero te vas dando cuenta que por mucho que quieras copiar es bien complicado. He aprendido muchas cosas de él, he podido estar cerca en dos ocasiones con equipos de él y siempre he tenido la libreta en la bolsa para apuntar en qué mejorar”, concluyó.

EQUIPOS QUE HA DIRIGIDO

- Academia Amado Guevara U 8 y U 10.

- Ciclón Azul U 10, U 12, U 14, U 16.

- Juvenil Femenino Delcampo School. (U 18)

- Troya de la Liga Intermedia.

- Academia Unitec U 10.

- Jaguares de Conapid U 7 y U 9.


Ronny Maradiaga asegura que trabajar con mujeres ha sido una experiencia muy bonita en su corta carrera como DT.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias