¿Y ahora dónde jugarán? El Club León de México pierde una demanda y se quedan sin estadio

El estadio Leon acaba de ser desalojado. Ya no le pertenece a Grupo Pachuca, su nuevo dueño es Roberto Zermeño.

El Club León perdió una demanda legal con Alejandro Zermeño y tendrán que buscar nuevo estadio.
El Club León perdió una demanda legal con Alejandro Zermeño y tendrán que buscar nuevo estadio. *
DIEZ

Tremendo escándalo se ha armado en el fútbol mexicano luego de que este viernes el Grupo Pachuca perdiera la posesión del Estadio del Club León, inmueble donde jugaba sus partidos como local el conjunto esmeralda.

Ver más: Calendario + Tabla de posiciones de la Liga MX

Durante la madrugada, empleados del grupo de la Bella Airosa que administra al Club León ingresaron al estadio con camiones para sacar objetos de la institución, como ropa, trofeos, artículos, objetos de valor e incluso muebles.

Poco después de las 7 de la mañana llegaron los representantes de Roberto Zermeño, personaje que le ganó el litigio a Grupo Pachuca hace unos meses y que ahora es el propietario legal del inmueble, luego que un juez le otorgara la posesión.

La afición del Club León llegó a las instalaciones del estadio a protestar por lo que estaba sucediendo.

Luego de ello, a las instalaciones del recinto futbolístico llegaron varios aficionados a protestar por lo sucedido, ingresando al estadio para manifestarse con gritos de repudio contra las personas de Roberto Zermeño.

De esta forma, el Club León, administrado por Grupo Pachuca, se queda sin estadio y deberá buscar una alternativa para cumplir con sus compromisos como local, donde ya se comienza a especular que podrían jugar en Irapuato.

¿QUIÉN ES ROBERTO ZERMEÑO?

Roberto Zermeño es un ex presidente del mismo club mexicano que se convirtió en industrial zapatero y a finales de la década de los ochentas y en asociación con otros empresarios decidieron comprar al León.

Luego, en el año de 1994 vendió el club a otro empresario de nombre Valente Aguirre, con quién, según la prensa mexicana, tuvo problemas en la cuestión de pagos. A inicios 2000 Roberto Zermeño compró nuevamente en su totalidad la institución, pero no por mucho tiempo ya que lo traspasó al argentino Carlos Ahumada quien acabó, según él, estafándolo.

Roberto Zermeño ganó la batalla con el Grupo Pachuca y se queda con el Estadio León.

En el 2005 fue arrestado por defraudación fiscal y pasó seis años recluido. A su salida de prisión el nuevo dueño del Estadio León fundó una empresa zapatera que le dio trabajo a ex presos y comenzó el litigio para recuperar el estadio, el cual ganó en octubre pasado.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias