Orlando Ponce: Una cenicienta nos baja de las nubes, genera desconfianza y más incertidumbre

Orlando Ponce analiza lo que dejó el partido de la Selección de Honduras ante Nicaragua. Asegura que varios jugadores dieron 'pena' con su actuación.

Honduras sacó un empate sufrido ante Nicaragua el pasado fin de semana en el estadio Carlos Miranda y las críticas llegaron.
Honduras sacó un empate sufrido ante Nicaragua el pasado fin de semana en el estadio Carlos Miranda y las críticas llegaron. *
Por Orlando Ponce

Ha sido estrepitoso el descenso de la Selección de fútbol de Honduras, esa que siempre nos ilusiona, tras el magro y vergonzoso empate 1-1 ante una de las peores selecciones del mundo, Nicaragua, por más que los centinelas pretendan ocultar la realidad.

Pesé a la decisión de asumir dicho cotejo, ante los pinoleros, solo con jugadores de la Liga local, me subí al tren de la victoria, por lo menos de un 3-0 o 2-0, pero que equivocado estaba con lo que al final resultó ser la "decepción nacional", como le llaman a la Bicolor cada vez que tropieza.

En una cancha en condiciones deplorable, la grama, por las fuertes lluvias y el descuido en que la tienen las autoridades de su administración en Comayagua, la escuadra nacional asomó con muy malos síntomas desde el inicio, como el preludio de una tarde de terror.

Siempre sostuve la postura que enfrentar a rivales que no están a tu nivel o en la élite del fútbol de la Concacaf es más el daño que tu beneficio y eso quedó evidenciado contra los nicas, sin que eso constituya que pasemos alardeando de algo que no tengamos.

El descalabro de la tropa de Fabián Coito era inimaginable, desde que a los 15 minutos apenas expulsan al zaguero Rene Huete, por una barrida artera contra el delantero Rubilio Castillo, que no merecía sólo la expulsión sino que un "día de cárcel", pero transitamos en el camino equivocado permanentemente.

Resulta más vergonzoso que en inferioridad numérica los nicas, que estrenaban como técnico al argentino, Juan Vita, nos pasaron por encima y le "pintaban la cara" a una frágil defensa hondureña, con la consecuencia que los de la tierra de Sandino se pusieron en ventaja con un gol de uno de sus legionarios, Carlos Chavarria.

En las bandas hicieron una autopista Bradon Ayerdis y Henry García, con Marcelo Santos y Emilio Izaguirre, como las que nos podrían hacer los estadounidenses y mexicanos.

En el mediocampo poca creación de juego productivo, con muchas imprecisiones; los delanteros, sin excepción, todos inoperantes, si nos referimos al plan inicial y al de emergencia, ya que ninguno funcionó.

121290458_1664232597060703_4649569575767982503_n(800x600)

Lo que debe abrir los ojos al técnico Coito es que en dicho partido habían futbolistas de la base de titulares en el proceso, tales como Luis López, Emilio Izaguirre y Carlos Pineda, y otros que han alternado hasta ahora y que frente a Nicaragua dieron pena con su rendimiento.

Quedó demostrado que la Selección mayor de Honduras, solo con futbolistas de la Liga local, no tiene recursos ni para ganarle a Nicaragua, 151 en el ranking de la Fifa, y eso sí es preocupante en el caso de emergencias más adelante porque algunos legionarios no estén jugando regularmente.

Después de muchos meses de inactividad, se requiere de mucho trabajo individual y colectivo en la Bicolor y de hacer partidos en enero, febrero, abril y mayo de 2021, en la medida que el calendario de la Liga Nacional y el de la Concacaf lo permita.

¿Por qué siempre cuestionamos que se juegue ante rivales para descender, como el ejemplo de Nicaragua? Porque al final si le ganas por goleada es un engaño y si perdés o empatas, por más excusa que surjan, caes en el canibalismo, lo que justamente está pasando ahora con las naves dirigidas al técnico.

Aunque realmente yo era uno de los que quería que me "tragara la tierra, por lo que me tocó narrar y comentar del referido partido, tampoco voy a descalificar al técnico y a los jugadores, porque pudo tratarse de una mala presentación, en la que nada salió bien, aunque más adelante quede de iluso.

LOS JUEGOS DE NOVIEMBRE

Sabemos que los enfoques van orientados a que en noviembre, con mejores rivales que Nicaragua, para progresar y no descender, con todos los legionarios, el panorama futbolístico y los resultados cambiarán, para seguir evaluando el proceso de Coito.

Igual preocupación nos asalta ya días con la selección Sub-23, habló del total, no de una parte como contra Nicaragua, ya que no tiene sesiones de entrenamientos ni partidos preparatorios.

Después será muy tarde para "llorar sobre la leche derramada, si recordamos que en marzo 2021 se realizará en Guadalajara, México, el torneo Preolímpico y otras selecciones si tendrán intensa preparación como México y Estados Unidos.

La Fenafuth debe desmarcar esas dos selecciones y si es posible a sus cuerpos técnicos, no nos vaya a pasar como en el proceso con Jorge Luis Pinto, de gran actuación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, pero no se pudo clasificar al Mundial de Rusia 2018, en una mezcla dañina de los dos frentes.

P. D ¿Será que en noviembre ante rivales de élite, como los que me están vendiendo, ya con los legionarios, eliminamos la "resaca" que nos dejó Nicaragua?

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias