Promesa hondureña que busca oportunidad en el Vida: "A mi padre lo mataron cuando yo cumplí cuatro años, solo me queda el fútbol"

Se trata de Marc Cigüenza, un talentoso futbolista de 19 años que busca abrirse paso en el Vida de La Ceiba. Además, varios visores le han puesto el ojo para exportarlo al extranjero.

Por Edgar Witty

La vida golpea y presenta oportunidades desiguales para todos. Cuando llegas a cumplir 19 años y has pasado por hambruna, desaliento y la pérdida de un ser querido, el mundo se vuelve cuesta arriba.

Esta es la historia de Marc Cigüenza, una joven promesa catracha de 19 años que busca abrirse paso en el Vida convenciendo a Nerlin Membreño de que es apto para dar el salto a la Liga Nacional de Honduras.

Marc está tatuado de talento y mucho potencial. En tan poco tiempo ha ido sumando experiencia en varios clubes como en las reservas de Real España, Real de Minas o el mismo Guastatoya, recientemente campeón en el fútbol guatemalteco, pero no ha terminado de dar el salto para debutar en la primera división.

A nivel de selección nacional el exquisito volante, típico "10" creativo, ha sido convocado en varios microciclos Sub-20 y está en la órbita de varios clubes de México, Guatemala y el mercado europeo, apenas siendo un alevín.

UNA HISTORIA DE SUPERACIÓN Y SUEÑO POR CUMPLIR

Cigüenza tiene mucho historia por contar en apenas dos décadas de su tierna existencia. Tiene doble nacionalidad, nació en Guatemala, su madre es hondureña y su papá era guatemalteco.

El tiempo de crisis que sacudió a su familia lo llevó a mudarse a las Islas de la Bahía en donde fue acogido por uno de sus familiares más cercanos.

"Yo nací en Guatemala, pero me he criado en Honduras en Islas de la Bahía, he pasado momentos de hambruna y otros buenos. Todas esas cosas me han motivado a buscar un sueño para seguir adelante. Son motivaciones que las mismas situaciones malas te hacen salir de casa a corta edad para buscar un sueño que no sabes si lo vas a encontrar, pero arriesgas", inició relatando en entrevista para DIEZ.

Te puede interesar: Qué cambios trae el formato Clausura 2021

Desde su travesía en Guatemala, San Pedro Sula, Danlí y ahora en La Ceiba, esta es la cuarta vez que sale de casa en busca de cumplir su sueño, uno que considera que le ha costado mucho.

"Hay momentos que con mi madre solo me tocaba tomar un vaso de avena en todo el día, pero han sido cosas que me han inspirado a buscar un sueño en busca de sacar a mi madre adelante. Por eso respiro para querer recuperarme. Cuando estás lejos de tu familia, la extrañas, pero un día hice una promesa de salir adelante aunque sea a rastras o bajones cuando te sientes vacío", dijo entre signos de nostalgia.

-¿Qué le queda?- Marc solo piensa en el fútbol. "A mi padre lo mataron cuando yo cumplí cuatro años, mi madre sigue con vida, pero me he criado con mi tío Maynor, gracias a él he llegado hasta donde he llegado. E igual manera su hijo (es su representante). Después de todas esas pérdidas solo me queda el fútbol, un momento para brillar y mostrar que tengo talento para salir adelante.

Ver: Testimonio de futbolista secuestrado en México

OFERTAS PARA SALIR

En los últimos años varios equipos le han seguido la pista al joven isleño, entre ellos Cafetaleros y Cruz Azul Hidalgo (México), además de otros clubes de la tercera división de España. El futuro le espera, mientras tanto espera consagrarse en el fútbol hondureño.

"Esperaremos llegar a un acuerdo con el Vida. Yo anhelo debutar y aportar mi grano de arena para demostrar que cuando te dan la oportunidad hay que aprovecharla", cerró.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias