Científicos clonan un hurón de patas negras, especie declarada en peligro de extinción

La pequeña mamífero, de nombre Elizabeth Ann, fue creada a través de las células congeladas de otro hurón de patas negras desde hace más de 30 años.

Elizabeth Ann nació en diciembre de 2020, a través de la clonación, y su especie ve la luz para evitar la extinción.
Elizabeth Ann nació en diciembre de 2020, a través de la clonación, y su especie ve la luz para evitar la extinción. *
Redacción

Una hurón de patas negras, bautizada como Elizabeth Ann, fue la primera mamífero nativa de Norteamérica en ser creada a través de clonación por científicos, siendo una especie declarada en peligro de extinción.

Elizabeth Ann, que llegó al mundo en diciembre de 2020, fue presentada esta semana y su nacimiento se dio producto de células congeladas de Willa, otro hurón de patas negras salvaje que vivió hace más de tres décadas.

La pequeña depredadora está creciendo en un centro de cría de hurones de patas negras del Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos (FWS por sus siglas en inglés) en Fort Collins, Colorado.

Es una copia genética de Willa, que murió en 1988 y cuyos restos se congelaron en los inicios de la tecnología del ADN.

De momento, la técnica es prometedora para ayudar a especies en peligro de extinción, como un caballo salvaje de Mongolia que fue clonado y nació el verano pasado en un centro de Texas.

La clonación también podría permitir la reaparición de especies extinguidas, como la paloma migratoria.

Antes de la clonación, los hurones de patas negras eran un éxito de conservación. Se creía que se habían extinguido hasta que un perro de rancho llamado Shep trajo uno muerto a casa en Wyoming en 1981.

Los científicos reunieron la población restante para un programa de cría en cautiverio que ha liberado miles de hurones en decenas de lugares del oeste de Estados Unidos, Canadá y México desde la década de 1990.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias