Kervin Arriaga; el cipote que estuvo a punto de perder un pie ahora es pretendido por clubes de España

El volante de Marathón, Kervin Arriaga, estuvo a punto de perder su pie derecho a los 11 años. Ahora clasificó a los Juegos Olímpicos y está a punto de cumplir su sueño; jugar en el extranjero.

Kervin Arriaga ha luchado fuerte por sus sueños y en este 2021 podría cumplirse el que tuvo de niño; jugar en el extranjero. Conocé su historia y anhelos.
Kervin Arriaga ha luchado fuerte por sus sueños y en este 2021 podría cumplirse el que tuvo de niño; jugar en el extranjero. Conocé su historia y anhelos. *
Douglas Orellana

El volante hondureño Kervin Arriaga vive un momento dulce en su carrera. El cipote que creció en Tulián Campo se acaba de clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio con Honduras, recibió elogios del técnico del Portland Timbers y está en la mira de varios clubes del extranjero.

La vida de Kervin pudo haber tomado un rumbo diferente; a los 11 años estuvo a punto de perder su pie derecho. Se fue a jugar un partido con chicos mayores que él y terminó sufriendo una fractura.

Su madre Brenda Suyapa no dudó en vender parte del solar para salvar así la extremidad, que con el paso del tiempo se convertiría en una de sus mejores armas en el fútbol.

"Fue a los 11 años. Me llevaron al hospital después que me fracturaron y le dijeron a mi mamá que me tenían que operar de emergencia si no perdería el pie, por lo que ella tuvo que vender un solar que era lo único que tenía. Noche a noche pienso en eso y sé que Dios me va a dar la oportunidad de devolverle algo. Ella es por lo que lucho, espero darle una casa y lo que siempre quiso", contó el futbolista a DIEZ en 2018, cuando brillaba con la camisa del Platense.

Estuvo cerca de jugar con Motagua y Rambo le aconsejó con los tiros libres

Arriaga destacó con Platense. Pero antes de debutar en Liga, estuvo cerca de vestirse de azul.

Se desplazó hasta Tegucigalpa para hacer una prueba con Motagua, pero llegó cuando ya habían cerrado las inscripciones. Reynaldo Clavasquín, entonces DT del Ciclón, le dijo que se quedara y que el siguiente torneo lo podía dejar. Pero los selacios lo reclutaron antes de que eso ocurriera.

En las filas selacias se ganó un nombre y acaparó la atención de varios equipos de Liga Nacional por su talento y tiros libres. Olimpia y Real España preguntaron por él pero fue Marathón el que se hizo con sus servicios.

Kervin contó que le pegaba más fuerte que colocado, pero fue Jeancarlo Vargas el que le recomendó hacer más énfasis en la colocación.

Luego compartió camerino con Julio César "Rambo"de León y este le brindó consejos para mejorar sus disparos.

"Cuando estaba en Platense, después de los entrenos, siempre me quedaba para hacer balón parado con él. Lo admiro mucho por su calidad y talento, entonces siempre me quedaba ahí, una vez me dijo; cabrón, "veníte, probá, vos le pegás fuerte al balón", y allí comenzó todo, a darme tips".

El equipo de su corazón donde le gustaría jugar

Los sueños están para cumplirse y Kervin Arriaga lo sabe. Trabaja al máximo en cada entreno y partido porque los suyos son grandes; jugar en en el extranjero y en un equipo grande.

"La verdad me miro en un equipo grande, pienso y sueño en grande. Día a día busco mejorar, seguir aprendiendo, me esfuerzo por algún día llegar a jugar en el equipo que tengo en mi corazón, que es el Liverpool de Inglaterra, primero Dios y pueda tener la oportunidad al menos de hacer una prueba ahí, creo que se vale soñar en grande", dijo en enero.

Las ofertas ya tocaron a su puerta; Rentistas de Uruguay intentó ficharlo. Girona y UD Las Palmas de la Segunda de España, así como clubes de MLS han fijado su mirada en sus servicios.

Este 2021 podría ser el año en que se cumplan sus sueños de niño; jugar fuera de las fronteras patrias y construirle una casa a su madre.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias