La crónica del último adiós para el gran maestro: ¡Por siempre y para siempre, Chelato!

Se despidió la persona; pero la leyenda ya había comenzado. Chelato Uclés fue sepultado en Tegucigalpa a sus 80 años. Sus restos descansan en Santa Cruz Memoriales.

El último adiós para el gran maestro: ¡Por siempre y para siempre, Chelato!
El último adiós para el gran maestro: ¡Por siempre y para siempre, Chelato! *
Álvaro De La Rocha

Hay noticias que se prefieren dar de último, que no vale la pena tener como primicia, hay momentos en que la exclusiva pasa a segundo plano y definitivamente no es la que se quiere tener... esta, sin duda, es una de esas.

La noche del miércoles 28 de abril del 2021 comenzaba a terminar, parecía que sería una noche más para descansar, para retomar fuerzas, sin embargo, un tweet a eso de las 11:00 de la noche estremeció el corazón del aficionado al fútbol.

El mensajero: Rudy Urbina, un hijo.
El mensaje: El que nadie quería leer.

"El día más temido debía llegar, y finalmente llegó. Honduras pierde hoy a uno de sus hijos predilectos. Vuele muy alto Profe, allá donde solo los grandes habitan. Lo voy a extrañar papá. El país lo va a extrañar. El fútbol lo va a extrañar", es de esa manera, que, en tiempos modernos, se confirmó el fallecimiento de sí un emblema que ya es eterno. José de la Paz Herrera, al que todos conocíamos y queríamos como Chelato, había fallecido a la edad de 80 años. La repercusión fue inmediata, el reconocimiento y el dolor instantáneo.

Leer más: La historia de Clovis Morales, el entrañable amigo y PF de Chelato que dio el discurso final en su despedida

Las redes sociales -recuerdo, a mitad de la noche- comenzaron a llenarse de mensajes de agradecimiento hacia el personaje. No era para menos, el mejor director técnico en la historia del país, se despedía de este mundo.

Fue así como iniciaron dos días maratónicos, de muchísimo sentimiento, recuerdo, nostalgia, pero también de una gratitud que sobrevoló permanentemente el ambiente.

Jueves 29.

Comenzó con una extraordinaria cobertura, desde móviles de televisión a tempranas horas en la casa del Profesor, hasta las interminables entrevistas para medios radiales y escritos por parte de sus familiares y amistades más cercanos. La familia hizo la gestión a la altura del personaje, y la Comisión Nacional Pro Instalaciones Deportivas (Conapid) acertadamente accedió a darle su lugar de velatorio al que hizo del Estadio Nacional su templo de la gloria.

Fue así como la convocatoria para el público y todo aquel que tuviese un cariño con el Maestro se hizo presente; el hondureño se acercó a lo largo del día para decirle adiós a uno que trajo orgullo y alegría al país. La pista Olímpica del recinto sirvió como el pasillo de despedida para los mayores, que ahora son abuelos, pasando por los adultos, que hoy son papás, hasta los niños, que en realidad son hijos, que no vieron lo hecho por Uclés pero que lo saben porque un mito traspasa la frontera de la edad y trasciende en las generaciones.

Te puede interesar: ¡Feliz viaje, maestro! Chelato Uclés, la leyenda hondureña, fue sepultado en Tegucigalpa

El ataúd, de color beige como su icónico traje, era abrazado por la bandera cinco estrellas por la que tanto luchó el que ya yacía dentro. Lentamente íconos del juego como Diego Vázquez, Carlos Prono, Dolmo Flores, Danilo Turcios, Salomón Nazar, entre otros, fueron llegando a despedirse de uno que marcó para bien el deporte.

El DT de Motagua, Diego Vásquez, se despidió de Chelato Uclés

A la cita también llegó Fabián Coito, el que hoy dirige la silla del seleccionado que comenzó a tener historia gracias a Uclés, se despidió no sin antes reconocer que Chelato "fue un pionero en cuanto a la dirección técnica, su mensaje a todos los entrenadores y el legado queda en cada uno de los que lo han conocido y seguirá viviendo. Su legado va más allá de lo deportivo, lo que ha dejado como entrenador y persona. No está en los resultados, ni en lo cuantitativo, sino en lo cualitativo para este fútbol”, declaró.

Fabián Coito, seleccionador nacional, en la despedida del único DT hondureño que fue mundialista

Otra de las figuras importantes que no podía faltar fue Salvador Nasralla y confesó que su tristeza era gigantesca ya que se había marchado su "mejor amigo", y aprovechó el último adiós para recordarlo, "Hablábamos diariamente, no había día que no me llamara: me pedía videos, me daba consejos y hasta me decía que lo que dije no es así, si no que es ‘aza’. Tenía que dejar un par de horas diarias para platicar con él y nutrirme del conocimiento que él tenía de la materia de la cual más hablo: el fútbol. Él en mi carrera periodística me orientó muchísimo y me indicó como era la situación en el ámbito futbolístico".

Salvador Nasralla pidió que el Estadio Nacional se llame Chelato Uclés

El día fue pasando, pero la emoción no, mientras más personas llegaban a despedirse por última vez, las anécdotas y los recuerdos no hacían nada más que incrementar; el momento cumbre fue cuando el carro fúnebre que trasladaría los restos del profesor llegó por él. En ese instante se produjo el momento más impactante: La última vuelta olímpica de Chelato Uclés en el Nacional se producía.

Acompañado por sus familiares, amigos, y por personas que sin saber tocó con su forma de ser, recorrió la pista que tantas veces lo tuvo como protagonista de noches gloriosas como cuando levantó los campeonatos nacionales o celebró la clasificación al mundial de España 82. Aplausos, piel de gallina y lágrimas de emoción no faltaron.

Uno de los momentos más emocionantes: La útlima vuelta olímpica

Por la noche, un velatorio más privado tuvo lugar. Ahí asistió otro que ha sabido hacer su historia en el deporte: Pedro Troglio. El actual DT bicampeón con Olimpia, y subcampeón del mundo como jugador, no escatimó en elogios hacia Chelato.

No te podés perder: Primi Maradiaga recuerda a Chelato y sus ojeras: "Uno decía que estaba loco con tanta obsesión por el fútbol"

Desde el "Vine a rendirle homenaje a alguien muy importante para el fútbol hondureño", hasta "dejó un gran legado y no solo en Olimpia, sino que también en el fútbol hondureño. Ser el primer entrenador en clasificar a un Mundial, con lo que cuesta ir a una Copa del Mundo, deja un legado más que importante", y finalizando en "cuando llegué a Honduras comencé a entender la dimensión que tenía Chelato y del porqué de esta enorme despedida", fueron las palabras para finalizar una noche que se recordará por mucho tiempo.

Viernes 30.

6:00 am. La última misa en la Catedral de Suyapa tomaba lugar; tras un mensaje cristiano que duró aproximadamente 40 minutos, los restos del Maestro se trasladaban al lugar de su entierro.

El cementerio Santa Cruz Memoriales, ubicado en el inicio de la carretera CA-5, es el lugar donde los restos de Chelato Uclés descansan. Desde la entrada se observan las múltiples flores que adornan las tumbas de los seres queridos de muchos que ya no están; una cantidad importante de medios de comunicación indican dónde será enterrado el profesor José de la Paz Herrera.

El último adiós de mejor director técnico en la historia de Honduras

Ex futbolistas que fueron dirigidos por él, directivos, compañeros y hasta colaboradores no podían faltar al último adiós. Figuras como Gilberto Yearwood, Ramón Maradiaga, Efraín Gutiérrez, Carlos Martínez, Mario Berríos hasta amigos y compañeros de batalla con los que hicieron historia como es el caso de Clovis Morales no querían que se fuera uno que fue un adelantado en todo aspecto.

Gilberto Yearwood, Carlos Martínez, Efraín Gutiérrez, Ramón Maradiaga y Clovis Morales

Doña Socorro, su hermana y una mujer que estuvo al pie de la bandera en los momentos más duros del Maestro, conmovió a todos, agarró el féretro, no quería dejarlo ir mientras todos veían y salían sus lágrimas.

Ver: Exfigura de la Selección de México recuerda a Chelato Uclés, con quien debutó en Liga MX

Su ataúd fue adornado con una hermosa bandera de Honduras y la camisa número 3 de Jaime Villegas que usó en España 82, también había una foto de él sonriendo con su dedo pulgar levantado como queriendo decir, 'tranquilos, estoy en un mejor lugar'.

Siempre con la bandera 5 estrellas presente

Su féretro bajó, las flores caían sobre el y en ese momento también hubo paz por todo lo que hizo en vida y que rodearon el sepulcro de uno de los hijos predilectos del país.

José de la Paz Herrera es Chelato Uclés, y Chelato Uclés era, es y seguirá siendo un emblema e ídolo eterno. Porque sí, nuestro querido maestro es inmortal por el recuerdo y el legado que le dejó a Honduras. Y eso nunca morirá.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias