Catar prepara mundial innovador en el que espera 1,2 millones de aficionados

Después de Rusia 2018, la próxima Copa del Mundo se celebrará en Catar.

*
efe

Catar prepara "un mundial único" del 21 de noviembre al 18 de diciembre de 2022, en el que espera 1,2 millones de aficionados que además de poder alojarse en hoteles tradicionales podrán hacerlo en las "Fan Villages", alojamientos temporales dentro de un concepto innovador de la organización.

El representante del Comité Organizador Nasser Al Khater, en Madrid estos días para intervenir en el "World Football Summit", explicó a EFE que los preparativos están en "un buen momento de desarrollo" tanto en los estadios como en otras instalaciones, que incluyen la finalización del metro para 2020, y los alojamientos para los espectadores que viajen.

"Esperamos 1,2 millones de espectadores y además de hoteles, que hay muchos y de muy buena calidad, vamos a buscar una solución innovadora. Un nuevo concepto de alojamiento temporal en las "Fan Villages", con zona de hospitalidad y entretenimiento. Los aficionados podrán alojarse en el desierto y vivir una experiencia completamente nueva. Creo que vamos a sorprender al mundo. Va a ser algo único", dijo.

Además de la facilidad que habrá, en su opinión, para los desplazamientos por el tamaño del país, que congregará todo los partidos "por primera vez en la historia del mundial", la organización tiene previsto tirar de tecnología si es necesario para evitar el calor en los recintos, aunque en las fechas programadas las temperaturas no son demasiado altas.

"No es nuevo para nosotros. Tenemos medios para controlar la temperatura dentro del campo y establecer un microclima con 19 grados en el interior aunque pueda haber 39 o 40 en el exterior. Pero en noviembre y diciembre no será tan alta", señaló,

Convencido de que el Mundial "va a demostrar el trabajo del país" desde hace años y de que va a ser "una celebración internacional" y "una oportunidad para de mostrarse al mundo", Nasser Al Khater elogió la aportación a Catar y su deporte de españoles como Raúl González y Xavi Hernández, "que han tenido un gran impacto entre los deportistas y los jóvenes".

"Ellos tienen pasión por ayudar a los jóvenes y enseñar todo lo que han aprendido. Creo que nosotros tendremos un equipo competitivo. Fue una pena quedarnos a un paso de los juegos Olímpicos", comentó en alusión a la derrota de su país en la prórroga ante Irak en el Preolímpico de Asia que la dejó fuera de Río 2016.

El legado que dejará Catar 2022 también está muy definido por sus organizadores, que lo basan "en cuatro pilares: "social, humano, medioambiental y económico".

"Tratamos de mezclar todo. Cada estadio tiene un plan de legado. Muchos de los que no son propiedad de clubes serán demolidos y pasarán a la comunidad para fines comerciales o sociales, otros reducirán su aforo. Tenemos muchos programas para jóvenes de la región, porque queremos dar la oportunidad de aprovechar el Mundial como una plataforma para promover ideas innovadoras", explicó.

RESPONDE A LOS QUE BOICOTEAN EL MUNDIAL

En respuesta a las denuncias sobre las malas condiciones laborales de los trabajadores en la construcción de estadios y al boicot diplomático y físico que Catar sufre desde hace meses por países vecinos del Golfo Pérsico como Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Baréin, Nasser Al Khater lanzó una respuesta clara.

"Lo que pasa en Catar especialmente con los trabajadores inmigrantes es un tema internacional. Lo que Catar está haciendo es parte de su legado social y humano y creo que es un modelo, quizá no va tan rápido como algunas personas querrían, pero tener la copa del mundo es una oportunidad para demostrar lo que puedes mejorar con ella", afirmó.

Respecto "al bloqueo ilegal de países vecinos", el directivo catarí aseguró que su país "siempre ha promovido este mundial como una copa del mundo regional". "Hay quien lo cuestiona, pero con la situación actual es importante recordar que la gente de estos países y de Catar al final del día son vecinos y muchos son familias. No creemos que esto refleje los deseos actuales de la gente", añadió.

Cuestionado por último sobre la posibilidad de que Doha intente de nuevo acoger unos Juegos Olímpicos si el Mundial es un éxito, Nasser Al Khater no lo descartó.

"La voluntad existe, tengo la sensación de que el país está preparado, vamos a tener el mundial de atletismo en 2019 y hemos tenido los de natación y gimnasia. El talento está ahí, la capacidad humana también y las infraestructuras también... ¿por qué no?. Si hay un país de extremo oriente que puede hacerlo es Catar", concluyó.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias