La "ilógica" de Mateu Lahoz en sus tarjetas amarillas

El árbitro catalán exasperó a los aficionados en sus decisiones al momento de meterse la mano al bolsillo.

Jordi Alba mira desconcertado a Lahoz durante la celebración del Barca.
Jordi Alba mira desconcertado a Lahoz durante la celebración del Barca. *
Alberto Barboza

Seis tarjetas amarillas en total: dos para Real Madrid y cuatro para Barcelona. Ese es el balance de amonestaciones que el colegiado Mateu Lahoz aplicó en el clásico de este miércoles. El resultado de ida en semifinales por Copa del Rey finalizó 1-1 en Camp Nou.

Con mucho roce, pero sin entradas duras, así se desarrolló el encuentro donde Lionel Messi inició desde el banquillo. La primera cartulina llegó a los 10 minutos, Sergio Ramos tuvo un contacto con Semedo que le valió la amonestación. Era la primera falta del capitán 'blanco' y Lahoz "rompe" la normativa de las tarjetas al mostrarla sin una clara jugada de infracción.

Aquí es donde comienza la ilógica: Pasados unos escasos minutos, Luka Modric aplica una falta en el centro del campo más contundente que la de Ramos. Sin embargo, el árbitro solo acaba soltando una sonrisa. Lo mismo ocurrió con Carvajal y Busquets, quienes no vieron la tarjeta, sino el extraño gesto de Lahoz.

Leer: Las fenomenales atajadas de Keylor Navas a Malcom y Luis Suárez

Antes de finalizar la primera parte, el juez catalán muestra una cartulina insólita a Nelson Semedo. Como que necesito equilibrar la estadística para la segunda mitad. Y tal cual, manito en el pecho a Vinicius Jr. y en cuestión de microsegundos, gracias a la cámara televisiva, Mateu Lahoz le pinta de amarillo.

Ya en el segundo tiempo, Lahoz ofrece la primera tarjeta con el toque de justicia. Luis Suárez le llama caradura y el colegiado, evidentemente, no lo tolera. Bien amonestado el uruguayo. Y un minuto más tarde, una infracción a destiempo de Marcelo a Piqué termina en una nueva tarjeta, la cual mostró a 30 metros de distancia (¿?).

El último fue Jordi Alba, la que pocos, muy pocos, entendieron. Tras el empate de Malcom, Mateu Lahoz enseña una tarjeta al lateral que, en primera instancia, se pensó que era la expulsión de Suárez. ¿Qué sucedió durante la celebración del gol? La tarjeta al ex jugador del Valencia llegó sin aclaratoria. La última fuepara el chileno Arturo Vidal, probablemente la única no discutible.

Mateu Lahoz nunca mostró la cartulina a Luka Modric, quien aplicó dos fuertes faltas y tampoco asomó la segunda a Suárez y una nueva infracción de Ramos, sin balón de por medio, quedó guardado en el baúl del colegiado.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias