La mentira de Casemiro en su primera prueba que lo llevó a convertirse en volante

El crack del Real Madrid y de la selección de Brasil desveló que cuando era un niño jugaba de delantero, pero un día eso cambió.

Tremenda historia de Casemiro cuando era un niño. Jugaba de delantero y se hizo volante.
Tremenda historia de Casemiro cuando era un niño. Jugaba de delantero y se hizo volante. *
Redacción Diez

Hoy es uno de los mejores mediocentros del mundo, nos referimos a Casemiro, futbolista del Real Madrid y de la selección de Brasil.

El crack sudamericano ha dado una entrevista en "Universon Valdano" y ha sorprendido a todos con su última revelación.

Casemiro ha relatado la manera en que terminó convirtiéndose en volante, pues en sus inicios era delantero y asegura que era un tremendo goleador.

"Me presenté como delantero en la prueba con Sao Paulo. Tenía buen físico, siempre fui el más alto, metía goles de cabeza", dice el jugador.

Cuando llegué, con 12 o 13 años, había 300 jugadores en las pruebas y elegían 50 jugadores. Me presenté como delantero: 'Juego de 9 y soy delantero'. Y recuerdo muy bien que cuando el entrenador preguntó quien jugaba de portero, levantaron la mano tres; al preguntar por los delanteros, vi que levantaron la mano 40 personas y yo dije... 'yo no soy delantero, hay mucha competencia'. Lo mismo pasó con los mediapuntas y pensé lo mismo. Luego el entrenador dijo: '¿Quién es mediocentro defensivo?'. Levantaron la mano siete u ocho y dije: 'Yo, yo soy mediocentro defensivo'. Entrené de mediocentro defensivo y el entrenador me llamó y me dijo: 'Tu no eres mediocentro defensivo, estás aquí de delantero'. Pero yo le insistí: 'Sí, sí, yo soy mediocentro defensivo', y ahí empezó todo", contó Casemiro.

A partir de ahí, el jugador brasileño trabajó mucho para convertirse en uno de los mejores del planeta y vaya que lo ha conseguido.

Casemiro también habló en esta entrevista con Universo Valdano sobre sus primeros días con Zidane de entrenador en el Madrid, donde no era tomado en cuenta.

“Yo me acuerdo que, cuando vino Zizou, los primeros cinco partidos no jugué con él. Y digo: '¿Qué pasa con este? No puede ser, que este hablaba muy bien de mí. Y fui a su despacho y le dije: 'Míster, estamos en enero y yo quiero tener protagonismo. Yo quiero jugar, míster'. Y yo me acuerdo muy bien que dijo con estas palabras: 'Case, tú tranquilo, que cuando empieces a jugar no vas a dejar de jugar nunca más'", recordó.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias