¿Sin castigo? Neymar y Álvaro González salieron bien librados y no serán sancionados

Los dos futbolistas vivieron un episodio de mucha polémica en el duelo entre PSG y Lyon, donde el jugador brasileño salió expulsado y luego acusó de racismo a su colega español.

Neymar y Álvaro González salieron bien librados después que la Comisión de Disciplina decidiera no castigarlos por no encontrar motivos.
Neymar y Álvaro González salieron bien librados después que la Comisión de Disciplina decidiera no castigarlos por no encontrar motivos. */ �
Redacción

Luego de tanta polémica Neymar y Álvaro González salieron bien librados. Ninguno de los dos será sancionado después del supuesto episodio racista que se vivió en el pasado PSG- Olympique de Lyon, jornada 3 de la Ligue 1.

También puedes leer: Imparable: El Bayern Munich derrota al Borussia Dortmund y gana Supercopa de Alemania

Neymar fue expulsado tras una reyerta con el central español del Marsella que, según la versión de Neymar, le habría insultado con comentario racistas, lo que provocó la reacción del brasileño que perdió los papeles. De ser así, la LFP podría haber sancionado a Álvaro con hasta 10 partidos sin poder jugar. Una barbaridad.

Lo que no se esperaba Neymar es que también iba a ser acusado de racismo. El del PSG presuntamente llamó "chino de mierda" a Sakai, jugador del Marsella. También se exponía a una sanción de 10 partidos lo que comportaba no poder jugar en la liga francesa hasta 2021. Una auténtica tortura de inicio de campaña para el brasileño que ha quedado en nada. Podrá seguir vistiendo la elástica parisina en la próxima jornada liguera.

La Comisión de Disciplina de la LFP explicó en un comunicado que “no dispone de elementos de prueba suficientes que le permitan establecer” que esos insultos se produjeron. La Comisión no se pronunció sobre los posibles insultos racistas de Neymar al jugador japonés del Marsella Hiroki Sakai, a quien, según algunas imágenes difundidas en España, pudo llamarle “chino de mierda”.

Los miembros de este órgano escucharon la versión de Neymar y Álvaro González sobre lo ocurrido en el partido de liga del pasado 13 de septiembre entre el Olympique de Marsella (OM) y el París Saint Germain (PSG) antes de tomar su decisión. Se trataba de determinar si uno y otro se habían cruzado insultos “de carácter discriminatorio”.



La estrella del PSG, que ya fue sancionado con una suspensión de dos partidos por haber abofeteado a Álvaro en ese encuentro (que ganó el Marsella), afirmó que el jugador español le había llamado “mono hijo de p..”. Álvaro ha negado repetidamente haber hecho ese comentario y un tío suyo afirmó a un canal de televisión español que en realidad le llamó “bobo”, que suena parecido pero que tiene un significado muy diferente. En paralelo, se dijo que Neymar había proferido injurias homófobas al español del Marsella. Unos hechos que incurrían a otra sanción de diez partidos.

Además de Neymar, también han sido sancionados por los altercados de ese día los franceses Layvin Kurzawa (PSG, seis partidos) y Jordan Amavi (OM, tres partidos) por su agresión mutua; el argentino Ángel Di María (PSG, cuatro partidos) por haber escupido a Álvaro; el también argentino Leandro Paredes (PSG, tres partidos); y su compatriota Darío Benedetto (OM, un partido). Una auténtica sangría de sancionados.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias