Así será el nuevo torneo del fútbol argentino: No tendrá decensos por dos años y se jugará en fechas FIFA

Tras 8 meses de inactividad, el balón volverá a rodar este fin de semana en el máximo circuito del fútbol de Argentina.

Boca Juniors, River Plate y Racing son los máximos candidatos para hacerse con el campeonato argentino.
Boca Juniors, River Plate y Racing son los máximos candidatos para hacerse con el campeonato argentino. *
Omar Gutiérrez


Los populares Boca Juniors y River Plate asoman como los candidatos a ganar la Copa de la Liga Profesional, un peculiar certamen que culminará en enero próximo y que marca el regreso del fútbol doméstico a Argentina tras casi ocho meses de inactividad por el COVID-19.

El fútbol 'gaucho' se detuvo a principios de marzo sin que llegara a completarse la primera fecha de la denominada Copa Superliga. El torneo finalmente se dio por cancelado luego de que el 20 de marzo una estricta cuarentena dispuso el cese de actividades deportivas por tiempo indeterminado.



24 equipos en seis zonas

La Copa de la Liga Profesional se erige como un certamen corto para tratar de acomodar el calendario, con la urgencia por terminar en enero próximo y con un boleto en juego para la Copa Libertadores 2021, que empezará poco después.

Con pocas fechas de margen, la dirigencia modificó una vez más el formato. Creó una copa con 24 equipos divididos en seis zonas de 4 conjuntos, con un segundo tramo en el que los dos mejores equipos de cada grupo pasarán a una 'ronda campeonato', y los doce restantes se clasificarán a una 'ronda de complemento'.

De esta segunda fase, los 12 equipos de la 'ronda campeonato' se dividirán en dos zonas de seis, con una sola vuelta de cinco fechas, y los ganadores de los grupos avanzarán a una final a jugarse el 16 de enero a partido único, con la clasificación a la próxima Copa Libertadores en juego.

VER: Técnico de la selección italiana lamenta que Balotelli siga sin equipo

La necesidad de cumplir con el almanaque determinó que se jugará incluso entre las ventanas de partidos de eliminatorias y amistosos de selecciones, y también entre medio de las fiestas de fin de año, algo inusual en Argentina, a la usanza del 'Boxing Day' de Inglaterra.

La intención de la dirigencia es aumentar nuevamente la cantidad de clubes en primera división, por lo que se suspendieron los descensos por dos años -una decisión que salvó de la caída a Gimnasia y Esgrima, el equipo dirigido por Diego Maradona- y de esta manera levar a 26 equipos el próximo torneo de la máxima categoría.



Por sorteo, las seis zonas quedaron de esta manera:

Grupo 1: Racing, Arsenal, Atlético de Tucumán y Unión.

Grupo 2: Independiente, Defensa, Central Córdoba y Colón.

Grupo 3: River, Banfield, Godoy Cruz y Rosario Central.

Grupo 4: Boca, Lanús, Talleres y Newell's.

Grupo 5: San Lorenzo, Argentinos, Aldosivi y Estudiantes.

Grupo 6: Vélez, Huracán, Patronato y Gimnasia.

VER: Ronald Koeman habla de su relación con Messi en el Barcelona

La apertura del torneo será el viernes cuando Gimnasia y Esgrima reciba a Patronato de Paraná, y luego jugarán Talleres-Newell’s.

Se estimaba que el arranque del torneo iba a ser una celebración para Diego Maradona, DT de Gimnasia, que cumple este viernes 60 años, pero éste se encuentra aislado por ser contacto estrecho de una persona sospechosa de tener coronavirus y no se sabe si asistirá al encuentro.

El sábado se medirán Aldosivi-Estudiantes, Vélez Sarsfield-Huracán, Argentinos-San Lorenzo y Lanús-Boca, y el domingo será el turno de Defensa y Justicia-Colón, Unión-Arsenal, Racing-Atlético Tucumán, Central Córdoba-Independiente y River-Banfield, y el cierre será el lunes con Rosario Central-Godoy Cruz.

Crisis en el fútbol argentino

Con las arcas de la gran mayoría de los clubes exhaustas por la falta de ingresos, el primer paso es la vuelta del fútbol local, más allá de que Boca, River, Racing y Defensa y Justicia ya ganaron algo de ritmo por su participación en la Copa Libertadores, otro de los torneos que se reanudaron hace varias semanas.

También esta semana volvieron al ruedo Lanús, Vélez e Independiente, entre otros, al reanudarse la Copa Sudamericana ocho meses después de suspenderse por la pandemia.

Aun cuando se prevé que estarán ocupados en las instancias decisivas de la Libertadores, Boca y River parten como candidatos naturales, con la posibilidad de reeditar el notable cierre de la Superliga en marzo pasado, cuando los 'xeneizes' le arrebataron el título a los 'millonarios' en la última fecha.

La severa crisis de la economía argentina determinó que el mercado de pases estuviera reducida a una salida masiva de jugadores hacia el exterior, por lo que las transferencias a otros países fueron mucho mayores que los desembarcos en el plano local, apenas algunos préstamos o con desembolsos reducidos al mínimo.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias