Dueño del Marsella compara los ataques de los ultras de su club con el asalto al Capitolio en Estados Unidos

Los aficionados radicales del Marsella reclamaron la renuncia del presidente del club y generaron daños en la sede del cuadro francés.

El hombre de negocios, Frank McCourt, lamentó los hechos ocurridos por los hinchas de su equipo.
El hombre de negocios, Frank McCourt, lamentó los hechos ocurridos por los hinchas de su equipo. *
Redacción

El empresario estadounidense Frank McCourt, propietario del Marsella, denunció este domingo el comportamiento de "grupúsculos de delincuentes" tras los incidentes del sábado en el centro de entrenamiento del club, comparándolos al asalto al Capitolio de Washington, y reafirmó su "compromiso con el club y con los marselleses".

"Los aficionados del OM aman a su club y es por tanto imposible para mí reconocer este estatuto a estos grupúsculos de delincuentes", aseguró Frank McCourt en un comunicado publicado por el equipo francés.

"Trabajaremos en estrecha colaboración con todas las autoridades para garantizar que las personas responsables de estos actos de violencia escandalosos sean llevados ante la justicia", subrayó.

En su escrito, McCourt compara los incidentes de los hinchas del cuadro Marsella con los producidos a finales de enero en el Capitolio, en Washington, al término del mandato del ex presidente estadounidense, Donald Trump.

"Lo que ocurrió hace unas semanas en Washington DC y lo que pasó en Marsella siguen una lógica comparable: unas chispas alimentan un brasero de opiniones, de venganzas y amenazas que se ven amplificadas por las redes sociales, creando las condiciones que llevan a la violencia y al caos", consideró el dueño del equipo.

"Junto al presidente del club, Jacques-Henri Eyraud, llevamos una política de saneamiento y de enderezar el club. Esta violencia me conduce a reafirmar mi voluntad y mi compromiso con el OM y los marselleses", añadió.

Video: Ultras del Marsella hacen un caos en la sede del equipo

Dieciocho personas seguían detenidas este domingo por la mañana tras los violentos incidentes que tuvieron lugar el sábado en el centro de entrenamiento del Marsella, tomado al asalto por unos 300 aficionados, informó la fiscalía.

Siete policías resultaron heridos leves en los incidentes, y tres vehículos de las fuerzas del orden resultaron dañados en estos incidentes que obligaron al aplazamiento del partido Marsella ante Rennes, inicialmente previsto en jornada sabatina.

El presidente del Marsella, Jacques-Henri Eyraud, es el principal blanco de la ira de los aficionados, que va subiendo desde hace semanas y que ya se había manifestado por la mañana con un despliegue masivo de pancartas de contestación por la ciudad.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias