La caída de un imperio: Las razones del colapso del Liverpool de Klopp en Inglaterra

El Liverpool de Klopp no es el mismo equipo de la pasada temporada. Ocupan el lugar siete en la Premier League de Inglaterra. ¿Qué pasa?

El Liverpool pasó de ser uno de los mejores equipos del mundo cuando llegó Klopp, quien ganó la Premier y la Champions en los últimos años.
El Liverpool pasó de ser uno de los mejores equipos del mundo cuando llegó Klopp, quien ganó la Premier y la Champions en los últimos años. *
AFP

El enfado de Mohamed Salah cuando fue sustituido el jueves en la derrota contra el Chelsea (1-0) es un símbolo del colapso del Liverpool, campeón europeo en 2019 e inglés en 2020, desplomado esta temporada. ¿Por qué ha caído el imperio construido por Jurgen Klopp?

El técnico alemán sustituyó al goleador egipcio tras una hora de juego en la derrota 1-0 ante los Blues, la quinta consecutiva como local para el Liverpool, una racha que firma por primera vez en su historia.

10 puntos en 11 partidos

De repente, el Liverpool, el equipo más fascinante de Europa en los dos últimos años, ha descarrilado. A mediados de enero la escuadra de Klopp estaba en lo alto de la clasificación de la Premier League, pero finalmente la larga lista de lesiones ha tenido un alto precio.

Hasta caer sorprendentemente contra el Burnley 1-0 en enero, los Reds no conocían la derrota en Anfield desde abril de 2017.

Ver: La tabla de posiciones de la Premier League

Dos meses después, ya están en otra pelea: son séptimos a cuatro puntos de la cuarta plaza, última que conduce a la próxima Liga de Campeones, algo difícil de predecir tras ganar la última Premier League con 18 unidades de ventaja.

El vigente campeón solo ha logrado 10 puntos en sus 11 partidos de la Premier League en 2021. Solo West Bromwich, Newcastle y Southampton lo han hecho peor desde entonces.

Klopp se refirió al enfado de Salah, una de las piezas clave del equipo campeón. "Cuando los chicos están decepcionados, no es un problema. No vi lo que 'Mo' hizo", señaló el alemán.

"Pude haber cambiado otros jugadores, pero en ese momento no quería arriesgarlo", añadió sobre el cambio.


En la derrota ante el Chelsea, Salah salió con bronca porque Klopp lo sacó del partido. Esto confirma cómo está de tenso el ambiente.

Klopp consideró que la clave de la derrota fue que el único tiro entre los tres palos de su equipo se produjo en el minuto 85.

"Estos partidos se deciden en momentos y para recuperar esos momentos tienes que luchar, a veces a otro nivel. No se trata de tácticas, sí de ser resiliente y tener corazón", añadió.

"No le echamos la culpa a las circunstancias. Solo hay una persona a la que criticar. Fue lo que le dije a los chicos", continuó.

Bajas en defensa, problemas en ataque

El Liverpool cuenta con las bajas de larga duración de sus defensas centrales Virgil Van Dijk, el jefe de la zaga, Joe Gomez y Joel Matip, tres ausencias que han marcado la temporada.

Pero su trío de delanteros estelares; Salah, Roberto Firmino y Sadio Mané, ha perdido el lustre y la efectividad.

Los Reds no han abierto el marcador en casa desde diciembre, cuando Mané lo hizo ante el West Bromwich, un hecho que contrasta con la máquina de golear y generar victorias que eran el curso pasado.

El lateral izquierdo Andy Robertson pidió a sus compañeros una mayor motivación para salvar la temporada.

"Demasiadas cabezas están bajas cuando vamos 1-0 por debajo. No podemos. El fútbol a veces es recibir golpes", dijo.

"No podemos vivir del pasado. La temporada pasada se acabó. No hemos sido lo suficientemente buenos que el Liverpool debería ser", reconoció.

A falta de 11 partidos los Reds intentarán comenzar a cambiar el rumbo el domingo en casa ante un Fulham (18º) que juega por continuar en la Premier.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias