Las revelaciones de Casillas a Cañizares: qué le dijo a Ramos en la final y la competencia más dura en el Real Madrid

El exguardamete del Real Madrid afirma que le hubiese gustado seguir jugando en otro país después del Porto.

Casillas le confesó a Cañizares que se encuentra muy feliz trabajando para la Fundación Real Madrid.
Casillas le confesó a Cañizares que se encuentra muy feliz trabajando para la Fundación Real Madrid. *
Redacción

Iker Casillas repasó su exitosa carrera en una entrevista con su amigo Santiago Cañizares, el legendario exportero del Valencia que recién estrenó su canal en Youtube. Los dos exarqueros hablaron de todo y el madridista confesó cuál fue la competencia más dura que tuvo en el conjunto merengue y no fue con Keylor Navas. Además revela lo que le dijo a Ramos cuando le marcó al Atlético en Lisboa en los últimos minutos y ganar la Décima.

Casillas desvela que su salida del Real Madrid fue traumática

Estado físico

''Ahora me encuentro bien. Después del infarto, estás un tiempo un poco perdido porque no sabes cómo vas a enfocar ese mundo profesional al que esperas volver, pero la realidad es que en ese mismo día se te acaba. Durante seis, nueve meses se hizo muy cuesta arriba, muy empinado. Era mayo, a falta de un mes y medio de competición, estábamos luchando por el campeonato y teníamos la final de Copa en Portugal, y es como una parada en seco. Tú quieres seguir avanzando, peo ves que no avanzas''.

Quiso jugar a otro país

''Posiblemente, sí. Pero estaba muy a gusto allí (en el Porto). Y se portaron fenomenal. Yo tenía ya 38 años, estaba bien, pero tampoco quería engañar a nadie. Pero sí es cierto que podría haber tenido otra experiencia fuera en un nuevo país, nuevas costumbres...''.

Trabaja ahora en la Fundación Real Madrid

''La gente me pregunta y me dice que en qué cosiste la Fundación del Real Madrid. Y mira que yo se lo he dicho a la gente que está allí dentro, que yo pensaba que esto era juntarnos en Navidad, hacer la comida del club y llevar juguetes a los niños que lo pasaban mal. Una vez que he llegado allí y me he podido empapar de lo que realmente hacen, la perspectiva cambia. La Fundación ayuda a mucha gente cada día con muchos problemas. Vamos a intentar ayudar a la Fundación para que tenga más peso''.

Su momento deportivo más importante

''El día que debuté con el Real Madrid''.

¿Más que ganar un Mundial?

''Sí, porque para llegar a la final del Mundial tienes que empezar. De pequeño, mi ilusión, aunque quería ganar un Mundial o la Champions, era empezar a jugar con el Madrid''.

La Copa del Mundo

''Pesa. Es muy bonita. Es uno de los momentos más especiales de mi carrera. Yo tengo dos. Uno cuando gané la Champions contra ti en París y luego el Mundial de 2010. Lo máximo a lo que aspiras es a ser profesional y luego a ganar la Champions y el Mundial. Me acuerdo cuando vi a Dunga levantar en el 94 la Copa. Y yo decía, esto es inalcanzable, y a eso sólo llegan unos pocos''.

Así se ganó Casillas el respeto de Buffon en un España-Italia

La Champions del 2000

''En aquel momento es cuando empiezo a jugar en el Real Madrid y juego despreocupado porque era todo nuevo. Pasé de jugar una fase de ascenso de Tercera a Segunda, contra el Ávila, ante 200 personas, a jugar en tres meses en campos de 50.000 y tu nombre empieza a estar en el panorama internacional. Porque un chaval de 18 años juega en San Mamés y con el Madrid. Al principio, lo pasé un poco peor, porque no estaba acostumbrado. Me vino bien bajar al Castilla un mes y medio y, cuando volví al primer equipo y me asenté, tuve un poco de fortuna, porque Illgner estaba lesionado y me abrí paso. Y ese año dije: 'Iker, disfruta de esto'. Y la guinda del pastel fue ganar la Champions. Me di cuenta de que la exigencia iba a ser mayor. Luego la competencia que me crearon con César fue muy buena, para mí sobre todo, porque yo lo que intentaba era ser mejor que él para poder jugar, pero te exigía mucho''.

En la Champions de 2002 apareces desde el banquillo

''No es normal. No estaba en ningún guión ni nadie podía prever lo que sucedió. Yo veo a César, cuando pide la asistencia médica, y Vicente me puso a calentar. Pero no creía que fuera a estar lesionado. Di dos carreras y me volví al banquillo. Pero de repente César coge la pelota y la tira fuera y me dije: 'Ahora sí que tienes que salir'. Todo el mundo estaba nervioso a mi alrededor, pero yo estaba tranquilo. Después de estar casi dos meses sin jugar, me encontré bien, a gusto, con confianza y sin miedo a nada. Sin quererlo, de estar olvidado a aparecer otra vez''.

En la tercera Champions de 2014 cometió un error que terminó en gol

''Fue un partido súper extraño. Teníamos llegadas, nos encontrábamos mejor que ellos en lo físico. Ciertas historias que pasaban alrededor que no entendía bien, pero que era lo que había. Y en una acción absurda, que voy, no voy, para qué cojones voy... Si me quedo en la portería y la da de cabeza la puedo coger. Pero se dio así y a partir de ahí era como: 'Tranquilo, verás como vamos a empatar'. Pero pasan los minutos y no llega el gol, en mi cabeza empecé a pensar: 'Iker, tienes que prepararte para lo que va a venir'. Yo ya me estaba autoconvenciendo: 'Iker, vas a salir en todos los sitios, vas a estar en boca de todo el mundo'. Esa temporada jugué la Copa y la Champions y mi participación como portero fue buena: 24 partidos, gané 22, empaté uno y perdi otro. Pero ese es el fútbol''.

Su reacción cuando marca Ramos en el último minuto

''Somos campeones de Europa''.

¿Qué le dijo a Ramos?

''Cuando vi que marcamos el gol, dije: 'Somos campeones de Europa. Olvídate ya de todo, Iker'. A Ramos ya se lo dije cuando le di un beso: 'Eres el amo, eres la leche'. Pero también es cierto y se lo digo a mucha gente: 'Dime si es bonita o no la manera en que ganamos la Décima en Lisboa'. Mucha gente me ha dicho que ha sido la mejor final y yo contribuí a que fuera así. Lo siento por la gente del Atlético''.

El día que Casillas se fue de compras con un hondureño

La competencia más dura en el Madrid

''En el club fue con César y con él me llevo bien. César venía como un fichaje estrella. Cuando viene César, yo he ganado la Copa de Europa con 19 años y él viene como un fichaje estrella con 29. La experiencia que tienes con 29 no la tengo yo. Llegar y competir con un chico de 19 años... Te ves un poco como: 'Yo soy el que le voy a enseñar a este chico el camino'. La prensa también contribuyó. Al final entre nosotros, no hubo fricción, pero nos perjudicaba. No era una mala relación, porque estábamos bien, pero notábamos que o éramos una pareja de porteros al uso. Haber estado con César luchando por la portería del Madrid es lo mejor que me pudo pasar. César me parecía un portero de la leche, espectacular, rápido, valiente, salía por alto, en el mano a mano era brutal, manejaba el pie de la leche... Luego también estaba el tema de la selección. Contigo, con Molina... pero era diferente, porque nos veíamos una vez al mes. Yo quería jugar siempre. Es normal''.

Cañizares le enseña un video levantado títulos y atajando

''Qué bonito. Lo tengo todo fresco. Me acuerdo mucho de todo lo que he vivido. Y me siento orgulloso. Poder haber vivido todo eso me hace sentir especial y emocionado y ahora también me da un poco de pena. Ha pasado todo tan rápido que a veces he sido un poco inconsciente y no he valorado esos momentos. Pero no puedo ser egoísta y pedir más, porque lo que he tenido ha sido maravilloso''.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias