Convocados Copa ORO 2021

Exjugador del Barcelona revela su drama con Messi: ''Justo antes de salir a los partidos, vomitaba en el baño''

Afellay recuerda que sufría los mismos problemas digestivos que Messi por la presión en el Barcelona.

Afellay y Messi sufrieron los mismos problemas digestivos por la presión que les provocaba el fútbol.
Afellay y Messi sufrieron los mismos problemas digestivos por la presión que les provocaba el fútbol. *
Redacción

Los episodios que vivió Messi vomitando sobre el campo son mundialmente conocidos. Sin embargo, el astro argentino no ha sidó el único futbolista que ha sufrido este tipo de inconvenientes.

Así anunciaba Afellay su adiós del fútbol: ''Lo dejo, me retiro''

Ibrahim Afellay, exjugador neerlandés que militó en el Barcelona por tres temporadas, desveló que pasó por los mismos trastornos digestivos antes de los partidos debido a la presión que le provocaba el fútbol.

''Tuve bastantes problemas con las comidas, no podía tragarme los alimentos antes de los partidos. Muy difícil, pero me obligué a comer. Realmente fue muy duro para mí'', dijo en un diálogo con NOS Studio Europa, donde colabora como comentarista deportivo.

''Otros muchachos están un poco más ocupados el día antes del partido. Y en el vestuario, justo antes del partido, piensas: ¿ha muerto alguien de su familia o algo así?'', reconoció Afellay, que decidió colgar los botines el pasado mes de febrero a sus 34 años.

El exjugador azulgrana habló del caso de Messi, al que le sucedía lo mismo por la presión. ''Por supuesto que pude experimentarlo de cerca con Messi. La presión era tan grande que a menudo, justo antes de salir, vomitaba en el baño. Y a veces lo veías en el juego, justo antes del inicio''.

Koeman destapa el próximo fichaje del FC Barcelona

Por último, Afellay elogió a su excompañero argentino. ''Este hombre ha logrado todo lo que puedes lograr en la vida. Nunca volverá a haber un jugador como él. Si una persona así, que no tiene nada que demostrarle a nadie, todavía experimenta esa presión. Eso quiere decir algo''.

Cabe recordar que el neerlandés llegó al Barcelona en 2010, que era dirigido en ese entonces por Pep Guardiola, por el pago de tres millones de euros al PSV. En diciembre de ese año firmó un contrato por cuatro temporadas y media con la esperanza de brillar con la camiseta azulgrana.

No obstantes, el exmediocampista fue perdiendo protagonismo en el equipo, por lo que fue cedido al Schalke 04 en 2012. Una campaña más tarde regresó al Camp Nou y luego se marchó a Grecia para jugar con el Olympiacos, después al Stoke City inglés y volvió a su casa, al PSV, para retirarse profesionalmente.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias