Portland Thorns, club femenino de Estados Unidos, pide disculpas tras el escándalo sexual

Propietario del equipo de NWSL se disculpa y lamenta 'falla sistémica' en caso de abuso sexual contra dos jugadoras.

Sinead Farrelly y Mana Shim fueron las jugadoras que destaparon el tremendo escándalo sexual en Estados Unidos.
Sinead Farrelly y Mana Shim fueron las jugadoras que destaparon el tremendo escándalo sexual en Estados Unidos. *
AFP

El propietario de los Portland Thorns, Merritt Paulson, se disculpó este lunes con dos exjugadoras por el papel de su equipo en el manejo de las acusaciones de coerción sexual contra el exentrenador de fútbol Paul Riley.

Paulson dijo que el equipo debió haber sido más abierto sobre el despido de Riley en 2015 y que la falta de responsabilidad y transparencia y la subsecuente inacción que siguió muestra un "fracaso sistémico en el fútbol profesional femenino".

"Luego hicimos un anuncio opaco sobre no renovar el contrato de Riley en lugar de anunciar explícitamente su rescisión, guiados por lo que, en ese momento, pensamos que era lo correcto por respeto a la privacidad de las jugadoras", escribió Paulson en una carta abierta en el sitio web del equipo este lunes.

"Lamento profundamente nuestro papel en lo que claramente es una falla sistémica en el fútbol profesional femenino".

Paulson señaló que los Thorns no revelaron la investigación públicamente, lo que llevó a la gente a creer que el despido de Riley fue el resultado de malos resultados en el campo.

Agregó que los Thorns llevaron a cabo una investigación interna sobre Riley después de que las entonces jugadoras Sinead Farrelly y Mana Shim hicieran las acusaciones. También añadió que el club notificó a la Liga Nacional de Fútbol Femenino (NWSL) los resultados de su investigación.

"En última instancia, podríamos haber hecho más. Pido disculpas a Mana, Sinead y todas las demás que están sufriendo como resultado".

"Aplaudimos no solo su valentía al presentarse, sino su determinación de ser escuchadas. No debería haber sido tan difícil, ni tomar tanto tiempo, con un gran costo personal y profesional para las sobrevivientes", agregó Paulson.

La carta de Paulson se produce a raíz del informe de The Athletic de la semana pasada que detalla una amplia conducta sexual inapropiada por parte de Riley, de 58 años, que abarca varios equipos y ligas desde 2010.

Farrelly, quien jugó para Riley en tres equipos diferentes, acusó al entrenador de "coerción sexual" mientras era su entrenador en el Philadelphia Independence.

Dijo que había sido obligada a tener relaciones sexuales con el entrenador después de ir a su habitación de hotel luego de una derrota en la final de la Liga de Fútbol Profesional Femenino en 2011.

Riley le dijo que "nos llevaremos esto a la tumba" después del incidente.

En otro incidente durante su reinado con los Thorns, Farrelly y Shim dijeron que Riley los obligó a besarse mientras estaban en su apartamento.

"Este tipo tiene un patrón", dijo Shim a The Athletic. La compañera de equipo de Portland y estrella de la selección nacional Alex Morgan, quien jugó con Riley al mismo tiempo, respaldó las acusaciones de las jugadoras y dijo que había tratado de ayudarlas a presentar un informe ante la liga.

"Estoy enferma y tengo demasiados pensamientos que compartir en este momento", escribió Morgan en un tuit el jueves.

"En pocas palabras: protege a tus jugadoras. Haz lo correcto NWSL". Riley se convirtió en el entrenador del North Carolina Courage después de que los Thorns lo despidieran. El Courage despidió a Riley la semana pasada.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias