Internacionales

Revelaron por qué el ábitro del Túnez-Mali terminó el partido antes del 90 y provocó el escándalo: ‘‘Fue llevado al hospital’’

El jefe de árbitros de la compatencia aclaró lo que ocurría con el silbante durante el partido; Túnez pidió que se juegue lo que resta.

2022-01-13

Durante la Copa Afriacana de Naciones se vivió un polémico episodio cuando el árbitro que impartía justicia en el Túnez-Mali finalizó el duelo antes de que se cumplieran los 90 minutos.

Video: arbitro pita el final del partido antes del 90 en el Túnez-Mali

Janny Sikazwe fue el encargado de dirigir el partido y pitó el final a los 85 minutos, desatando un caos en el campo por parte de Túnez que estaba perdiendo (0-1). Ante los reclamos, el silbante decidió continuar, pero 17 segundos antes de que se cumplieran los 90, volvió a dar por concluido el partido y se marchó a los vestuarios sin dar explicaciones.

Un día después del escándalo que sacudió al mundo del fútbol, fue Essam Abdel-Fatah, jefe de árbitros de la Copa Africana, quien se pronunció sobre esa situación y defendió al juez de Zambia.

“El árbitro sufrió un golpe de calor y una deshidratación muy severa, lo que lo llevó a perder la concentración y fue llevado al hospital”, reveló en declaraciones al portal Al-Laib de MBC Egipto.

De esta forma, Essam explicó que cuando iban 80 minutos, el juez perdió la noción del tiempo y los mareos le impedían comprender la situación.

$!Mondher Kebaier le reclama al árbitro por pitar antes el final del partido.

Y es que el partido se disputó en Limbe, ciudad costera de Camerún, con una temperatura que rondaba los 34°C a plena luz del sol y con 65% de humedad. Estas condiciones fueron detonantes para el árbitro, que tuvo que ser atendido en una clínica una vez que dio por terminado el encuentro.

James Rodríguez salvó al jugador que se derrumbó en pleno partido

Abdel-Fatah también explicó que el plan era que el cuarto árbitro dirigiera lo que restaba el compromismo. Por eso, las autoridades del torneo le pidieron a ambas selecciones que regresaran al campo para jugar el tiempo adicionado.

“Cuando se produjo la crisis y se perdieron las objeciones y el control del partido, el cuarto árbitro era el que iba a completar el partido, pero uno de los dos equipos se negó”, apunta.

Furia de los tunecinos

Durante esos minutos, el DT de Túnez estaba enfadado sin conocer el verdadero motivo y determinó que su equipo no regresara a la cancha. “En el minuto 85 hizo sonar el silbato final. De nuevo en el minuto 89. Se suponía que habría 7-8 minutos de tiempo adicional. Su decisión es inexplicable. Los jugadores estuvieron tomando baños de hielo durante 35 minutos antes de que los llamaran de nuevo. He estado entrenando durante mucho tiempo y nunca había visto algo así. Incluso el cuarto árbitro se disponía a levantar la tabla y luego sonó el silbato”, expresó Mondher Kebaier.

Los tunecinos pidieron formalmente para que el partido de la primera fecha del Grupo F se vuelva a jugar, pero todavía no reciben respuesta por parte de las autoridades del torneo.