Sara Pastrana: “Hay familias que viven de la natación, incluyendo la mía, y nos están olvidando, pido conciencia”

La nadadora mundialista y olímpica de 22 años declaró que tras la entrevista hecha por DIEZ donde confesó su renuncia a Tokio, le han ofrecido ayuda económica de empresas y gobernaciones para su retorno a la piscina luego de 13 meses.

Omar Gutiérrez

Tras declaraciones que generaron impacto en cientos de deportistas en Honduras, la galardonada nadadora, Sara Pastrana, se ha convertido en la voz de los atletas que buscan optar por el boleto a los Juegos Olímpicos de Tokio 2021 y que han sido olvidados por las autoridades, peligrando así su futuro como profesional.

La capitalina de 22 años confesó que tras la entrevista realizada por DIEZ donde confesó su renuncia para ir al certamen en Japón, se le ofreció ayuda de todas partes para que cumpliera su sueño de asistir al máximo evento del deporte en el mundo por segunda ocasión, sin embargo, ella ya dictó sentencia y continúa firme con su decisión.



“Muchas personas después de la entrevista me han escrito queriendo apoyarme, creo que la mayoría entendió que me retiraba de Tokio porque no tenía como llegar económicamente, pero en realidad lo hago porque no me apoyaron para mi preparación”, dijo.

“Sigo con esa decisión que tomé hace meses, solo que no lo había hecho pública porque yo hago cuentas conmigo misma. Mi familia sabía que ya no estaba buscando el boleto. No he recibido comentarios de algún federativo. Quisiera que ellos me ayudarán a abrir la Villa Olímpica (cerrada desde inicio de pandemia), pero si veo tantas empresas que me quieren ayudar, considero que ya no necesitaría de su ayuda (Comité Olímpico y Federación de natación).”, explicó Pastrana.

VER: ¿Quiénes son los atletas hondureños que buscan el boleto a Tokio 2021?

Sara dejó en claro que las recompensas de sus declaraciones fueron abismales e impensadas, algo que nunca se le vino a la mente que pasaría una vez que se desahogó sobre la terrible situación que vive la natación en el país.

“Han sido personas particulares y empresas a quienes les ha nacido preguntarme qué es lo que necesito para ir. Entre varias otras, recibí una llamada de un diputado y hasta de gobernación. Cuando declaré mi retiro momentáneo la semana anterior no esperaba recibir un apoyo tan grande como el que me han dado. Les quiere agradecer de todo corazón a todas las personas que han intentado comunicarse conmigo para brindarme todo tipo de ayuda”.

La 8 veces medallista centroamericana y participante panoamericana, mundialista y olímpica, Sara Pastrana, ha decidido renunciar a Tokio 2021 por no encontrarse en el ritmo requirido.“Lo cierto es que cuando buscan apoyarme, les pido que lo hagan para los Juegos Centroamericanos del próximo año, los cuales son las olimpiadas de la región, pues si tanto es el deseo de ayudarme sería lindo que lo hagan para ese torneo para así defender ciertos de mis títulos”, declaró Pastrana.

VER: Los estragos que ha causado la pandemia en el deporte de Honduras a la víspera de Tokio

La nadadora reveló que al ser buscada para saber de su situación le causó alegría, conmoviéndole. También admitió que el certamen en Japón no solamente era “otros Juegos Olímpicos”, si no que algo que había visualizado desde que empezó en la disciplina, siendo esa la razón por la que ha dado un paso atrás al no encontrarse en condiciones.

“Cuando acepté la entrevista en primera instancia, me sentí conmovida en que alguien estuviera buscándome para saber cómo estábamos los atletas porque la verdad es que todos nos olvidaron. Yo no lo hice queriendo que me ayudarán, es más, yo ya estaba rendida sobre el hecho de no asistir a Tokio. Aún con todo el apoyo del mundo, no podría hacer la marca que necesito en menos de dos meses, pues tampoco soy una máquina. Como nadadora olímpica, se lo que se requiere para poder alcanzar el nivel requerido”.

“Si no me retiré cuando mi madre falleció lo cual fue un golpe duro para mí, no lo iba a hacer por una pandemia, pues lo haría solo para dejar de optar por olimpiadas porque me iba a frustrar demasiado. Tokio para mí no solo eran ‘otros Juegos Olímpicos para Sara Pastrana’, pues cuando me visualicé para atleta olímpica, me vi en Tokio y no en Rio 2016, donde asistí”, dijo.



Para concluir, Pastrana pide conciencia a los federativos y encargados de la apertura de la Villa Olímpica en Tegucigalpa, “lugar donde han surgido los mejores nadadores del país”, ya que de no hacerlo sería retroceder en la natación de Honduras, el cual si no logra superar la marca B establecida por Sara en Rio, significaría un duro golpe para el futuro de la disciplina.

“Los mejores nadadores en la historia de Honduras han salido de la Villa Olímpica, y este está cerrado desde el 14 de marzo de 2020. Lo intentaron abrir en octubre, pero ahí quedó nada más, no siguió, y es un fuerte golpe porque ahí es donde surgen la mayoría de los seleccionados nacionales de Tegucigalpa. Estamos retrocediendo bastante”.

VER: Seleccionados Sub-23 de Honduras serán vacunados para Tokio 2021

“Todos los nadadores queríamos que abriera la piscina en primera instancia solo para que los seleccionados pudieran retornar a la actividad, pero ni así. Hay familias que viven de eso, incluyendo la mía, y la de muchos compañeros y entrenadores. Esto no solo afecta a los atletas, si no que va más allá”.

“Cuando logré la marca B en Brasil fue un paso para levantar la natación nacional, por lo que de no superarlo en Tokio sería ir hacia atrás y nos rendirá cuentas en Juegos Centroamericanos, donde si las autoridades no abren la Villa Olímpica para ese entonces nos veremos pésimo. Al Comité Olímpico y la Federación les pido que despierten de su realidad donde creen que están haciendo un bien para el deportista cuando no es así, pues nos afecta mucho como sociedad el hecho de que no apoyen a los atletas que intentan dar todo por Honduras”, finalizó.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias