Madre adoptiva del Pery Martínez: "Ahora quién va comprar mi ataúd si tú me lo prometiste"

DIEZ habló en exclusiva con Yolanda Blanco, madre adoptiva de Walter Martínez, quien en voz entre signos de llanto relató cómo se enteró de su muerte.

Por Edgar Witty

Es domingo 11 de agosto, el reloj marca las 6:08 pm mientras el sol deja sus rasgos infinitos en la comunidad garífuna de Sambo Creek cuando de repente tocan a la puerta de doña Yolanda Blanco con una trágica noticia: su hijo adoptivo, Walter “Pery” Martínez había fallecido.

En ese momento su voz se volvió quebrantable y su corazón se rompió en pedazos mientras caía al suelo, débil y ahogada en un mar de llanto.

A partir de hoy nada será igual, el recuerdo de Pery Martínez vivirá para siempre, pero una promesa incompleta le rompe el alma al remembrar en su carismática voz y recuerdos.

Pasadas unas horas después de la confirmación de su muerte, este lunes DIEZ visitó a Yolanda Blanco, madre adoptiva de Walter Martínez quien habló de la infancia del mundialista con Honduras (Sudáfrica 2010) y el impacto que ha tenido en su corazón su pérdida.

IMG_9727.2(800x600)

“Me duele la partida de Pery Martínez sinceramente, me ha dolido, me duele porque me duele. Ahora le digo yo -ahora quién podrá comprar mi ataúd si vos me lo prometiste a mí, pero se me fue antes que yo muriera, eso me ha dolido en el alma”, soltó entre signos de lágrimas.

La última vez que pudo escuchar al delantero fue hace al menos 15 días cuando” él mandó un audio preguntando -a dónde está la vieja, dile que estoy bien, pero yo pronto llegaré a Honduras- eso fue menos del mes, pero imagínate, la muerte lo arrebató”.

Ante ello detalla que el aviso no solo le tocó a ella, sino también a sus tres hijas (también oriundas de Sambo Creek) que dejó en vida. “Sus hijas paradas ahí, vieras cómo gritaban las nietas ayer por su papá”.

¿Cómo llegó Pery Martínez a sus brazos?

La historia de Walter Martínez está escrita con pinceles que enmarcan superación. Su familia tiene sus raíces en Pacunca, Colón, sin embargo, él nació en Tegucigalpa en 1982, año en que Honduras participó en la primera Copa del Mundo (España).

Al menos 12 años después que abrió sus ojos al mundo “la mamá (biológica) se lo llevó”, pero “no lo pudo dominar”. Fue así como llegó a La Ceiba en donde subsistía en las calles en solitario.

“No tenía hogar, era un muchacho travieso que se dedicaba a jugar pelota en la calle y a lustrar zapatos”, recuerda.

IMG_9723.2(800x600)

Esta es la casa donde vivió Pery Martínez en la comunidad garífuna de Sambo Creek.

Pero aquel momento nunca apartó de sus pies una pequeña amiga, una pelota de con el cual reflejó su talento hasta que finalmente la vida le extendió una mano con el empresario Miguel Kawas, quien se lo llevó a vivir a la sede del Victoria.

“Por eso yo amo a ese equipo, el Victoria, aunque esté en la derrota los seguiré, porque ha sacado buenos muchachos”, alzó Blanco.

Allí fue donde hizo amistades como Luis Adrián Norales (hijo de Yolanda), que meses después decidieron recibirlo en casa.

“Nos criamos juntos en el fútbol, él se fue con nosotros para Sambo Creek y tomó a Yolanda como su madre porque en su momento no tenía a nadie, ella le dio ese cariño a él”, cuenta el exfutbolista, Mario Chávez con quien compartió camerino en el Victoria.

Doña Blanco terminó criando a siete hijos en una casa de madera, sin lujos, solo mucho amor y educación para entregarles.

“Era un muchacho inquieto, apenas lo regañaba. Los dirigentes de Marathón venían a buscarlo cuando tenían un partido importante, él estaba Cuyamel y yo me fui a pie a rescatarlo para que se lo llevaran. Hicimos lo humanamente posible. La vida de Pery, no hay palabras para empezar a decir o terminar con sus recuerdos”, dijo.

De él le enorgullecía cada vez que decía “-mi madre es Yolanda Blanco, mis hermanos son sus hijos-, esas palabras lindas que decían yo se las agradezco a él”.

Finalmente cierra al mencionar que “toda la vida lo recordaré con amor independientemente que no haya gozado nada de él, pero lo tomé como un miembro de mi familia”.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias