Emil Martínez habla sobre la "división" de Honduras en el proceso de Sudáfrica 2010 y de la oferta del Olimpia

Emil Martínez recordó pasajes como futbolista en un Live con Diario Diez. También eligió su 11 ideal histórico de la Selección de Honduras.

Gustavo Rodríguez

Emil Martínez (37 años) volvió a aparecer en medios. El ídolo del Marathón compareció en un Live con Diario Diez a través de Facebook y Youtube donde repasó varias etapas de su carrera que duró 15 años.

Ver más: Edwin Solani y el día que trabajó con Raúl Cáceres en una cerrajería

El ex seleccionado nacional, que comenzó jugando con los verdolagas en 2001 y se retiró ahí mismo en 2016, reconoció que analizó una oferta del Olimpia en su momento, pero que la rechazó, todo por el amor que le tenía a la camiseta del Marathón.

Asimismo dejó dicho una vez más que no se considera un ídolo del club sampedrano y aseguró que el ícono de la institución esmeralda es Mario Berríos.

"Cuando se habla de ídolo considero que es algo muy grande, hasta a mí me queda muy grande, no sé si es por no quererme poner ese traje de referencia en Marathón, considero que han pasado jugadorazos, si puedo ponerte a un ídolo te menciono al enano (Mario Berríos) no fui un jugador que estuvo solamente en el equipo, yo tuve la bendición de salir al extranjero", arrancó diciendo Emil Martínez desde la comodidad de su hogar.

Emil Martínez en plena charla con los periodistas de DIEZ Gustavo Roca y Carlos Castellanos.

En la entrevista, el ex jugador del Alajuelense de Costa Rica y de Indios de Juárez de México trató de despejar las últimas polémicas que han envuelto a las selecciones hondureñas que participaron en el Mundial de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, a la que han tildado de "procesos con envidias y egoísmos".

LA ENTREVISTA CON EMIL MARTÍNEZ

Oferta de Olimpia: "Tuve dos veces ofertas del Olimpia, imagínate cómo es la cosa... a mí me habló la gente del Olimpia y tenía un contrato en mano de la gente de China, el Olimpia me dijo 'solo vas a jugar seis meses y nosotros te tenemos equipo en Europa' y yo solo con pensar que me iba a poner otra camiseta que no era del Marathón, no me arrepiento de la decisión que tomé porque gracias a Dios me fue bien, además, no sé qué hubiera pasado... pero, tuve esa otra opción, solo de pensar, 'pucha, voy a jugar contra Marathón y a ponerme otra camiseta que no es la de Marathón' es por el amor que le tenía y sigo teniendo por la institución".

Situación económica del Marathón: "Sí, pasamos situaciones difíciles con Marathón, estuve vario tiempo sin cobrar, incluso, me tocaba a mí ayudar a algunos jóvenes que no tenían para pasaje, que capaz les cortaban el agua y me tocaba ayudarles, había gente que tenía más necesidad que uno, gracias a Dios uno podía solventarse pero había gente que estaba bien necesitada, nosotros como referentes del equipo tratábamos de ayudarles para estar bien en la cancha".

Emil Martínez considera que Chelato Uclés fue el técnico que marcó su carrera.

Sobre Manuel Keosseián: "Manolo es una extraordinaria persona, un gran ser humano y entrenador, un técncio que maneja muy bien el grupo, es una de las virtudes de él, le tengo mucho cariño porque me daba la confianza, nos tomaba mucho en cuenta a la hora de cualquier decisión del equipo a nivel técnico, siempre nos respetó la jerarquía y la trayectoria, afortunadamente tuvimos una buena relación, tanto profesional como de amistad".

Chelato, el mejor DT que tuvo: "El técnico que marcó mi carrera fue el profe Chelato Uclés no solo porque él me hizo debutar y me consolidó en el equipo titular siendo joven. Es los pocos técnicos que terminan de formar al jugador a pesar de que uno ya es profesional, ese proceso es de ligas menores, pero él tenía esa paciecia de terminar de formar los jugadores, yo iba a cumplir los 18 años y sentía que estaba listo para jugar, hacíamos colectivos con el equipo de primera, hacía partidazos pero me tenía solo entrenando, supo cuándo darme la oportunidad".

SOBRE LA SELECCIÓN DE HONDURAS

Una vez consultado sobre las "envidias" y "egoísmos" que se mencionaron en las últimas semanas en torno a la Selección de Honduras, Emil Martínez, como voz autorizada y porque fue parte del proceso rumbo a Sudáfrica 2010, habló sobre el tema.

"Sí, se sentía eso de la división del grupo, habían futbolistas que tenían su grupo, otros lo tenían aquí, al final eso nos afectaba a todos porque considero que un grupo debe estar unido y todos halando hacia un mismo lado buscando el objetivo, pero había un grupo lleno de... no sé si de envidia, pero sí te puedo decir que habían unos que tenían más afinidad entre ellos y compartían entre ellos, otros tenían su grupito de amigos, pero riñas no recuerdo, pero sí se sentía la división del grupo te puedo decir", comenzó explicando Emil Martínez sobre el tema.

"Cuando me tocó a mí estar siempre fui de los jóvenes que llegaban a la selección y siempre tenía dos que tres compañeros que venían conmigo desde la Sub 23 o del equipo, habían algunos de experiencia que sí lo arropaban a uno, en mi caso no tengo queja de ninguno, no te puedo decir que alguno me menospreciaba, tenía una buena relación con los que jugué, pero sí había una división marcada, creo que ese fue el proceso que más se sintió", esgrimió.

Sobre el tema de la capitanía y los números de camisetas, Emil fue claro. "Lo que pasa que la capitanía nunca estuvo en disputa, el capitán siempre fue Amado, eso se comenta ahora, pero capaz Danny lo comentaba en su grupo me imagino, que pasaba con Amado y Pavón; y el otro que era capitán era Pavón, y estaba Samuel (Caballero) pero cuando estaba Amado ya se sabía que era él, David no".

Emil Martínez dice que en la selección de relajó, por eso no destacó.

Sobre los grupos de 'nacionales' y 'extranjeros': "Es que casi todos estaban en el extranjero, Amado y Pavón venían del extranjero... Rambo y Edgar siempre han sido unidos desde cuando estaban en el Platense. Por decir algo, en el de nosotros estaba Wilson, Jerry Palacios, Thomas y David, entonces estaban marcados los grupos, casi todos venían del extranjero, eso venía más que todo por afinidad, con quién me llevo mejor, pero en la disputa de la capitanía David nunca dijo 'yo quiero ser capitán'. Eso estaba bien marcado, eran Amado y Pavón, ahí lo que decía Amado, eso era; que yo recuerde David nunca vino a pelear por capitanía o números, creo que en una o dos concentraciones se habló, pero ya se sabía que el 9 lo usaba Pavón, tampoco estaba en disputa, David venía y usaba el 7 o usaba otro número, no recuerdo que David se rebelara y dijera 'voy a usar el 9 porque vengo de jugar en el Inter', ¡no, jamás!, y te digo que en ese proceso sí compartí bastante con ese grupo".

Descartó las envidias de ese proceso. "Es que cuando se refieren a mala leche es desearle el mal a alguien, pero si vos me venís a preguntar a mí si había envidia y todo esto y lo otro, eso no lo comparto, sí había división que cada quien compartía con los de ellos, por ejemplo Rambo ya sabía que siempre estaba con Edgar, después los que te mencioné estaban en su grupo y los otros allá y ahí iba uno, (Sergio) Mendoza estaba allá con Pavón y ellos... no comparto eso que había envidia".

Una vez dejando atrás el polémico tema, Emil Martínez, ahora se hace un autoanálisis y se lamenta no haber rendido como él hubiese querido en la Selección de Honduras. Confiesa que en la bicolor tendió a relajarse.

Emil Martínez dice que la división de la selección del 2010 radicaba en grupos por afinidad.

"Creo que mi situación fue psicológica ahora que me analizo, si estaba en la selección es porque andaba en un buen momento, pero en la selección cuando llegaba me acomodaba, porque habían otros grandes futbolistas, no me echaba el equipo como me echaba al Marathón, decía yo, 'pucha aquí está Amado Guevara, Rambo de León, Ramón Núñez y Danny Turcios', entonces me relajaba, no agarré el papel de protagonismo, ese fue mi problema, quedé con esa espina que nunca llegué a destacar como debí haberlo hecho en la selección".

"Tenía el potencial, pero reconozco, fue un problema de asumir esa responsabilidad como lo asumía en el Marathón, porque sabía en el equipo tenía que andar bien porque necesitaban de mí, y en la selección iba y decía 'si no juego está este, este y el otro', ahora lo veo así", se lamenta el 'cabezón'.

Recuerda que el colombiano Reinaldo Rueda le dio total confianza, pero él se relajó. "Cuando Rueda llegó a la selección, él habló conmigo y me dijo que me iba a dar la confianza y la oportunidad que fuera titular. 'Ese puesto es tuyo', me dijo. Después me fui a China, le ganamos a México 1-0 aquí antes del hexagonal y fuimos a Costa Rica, luego no me convocó más, me mandó un correo y me dijo que no me llamaba porque no me miraba y después se clasificó al Mundial y digo yo 'quiero ir al Mundial' y me vine a jugar a México con la ilusión que me llevaran al Mundial, hacía buenos partidos pero creo que era muy tarde, ya no había cupo para mí".

"Claro que me dolió no ir al Mundial, claro que sí, tuve la oportunidad desde el principio para pelear por un puetso, me dieron el puesto y lo perdí, al final era muy tarde, el proceso se formó, el tiempo que no estuve yo, otro logró el puesto, el fútbol así es, te quedas fuera", expresó el progreseño que ahora se dedica a formar niños en su academia.

SU GOLAZO EN CHINA Y SU DEUEDA DE JUGAR EN EUROPA

Dejó claro una vez más que su mejor gol lo metió en el fútbol de China jugando con el Beijing Guoan, en una final donde su equipo ganó 3-0; él metió los tres goles. "Metí un golazo ahí, considero que fue mi mejor gol. Me hicieron un cambio de juego de 35 metros de derecha a izquierda, controlé el balón y le pegué de tres dedos, al mero ángulo ¡golazo! fue mi mejor gol, exagerado... ese fue el mejor gol de mi carrera", reconoce.

"Me faltó ir a Europa a probarme, siento que eso me quedó por cumplir a pesar que tuve ofertas. Habían dos equipos de España, al que fue Pery Martínez (Alavés), era uno que acababa de ascender y otro de segunda, me ofrecieron para ir a jugar a Austria y Suiza pero no quise irme, me acomodé en China", confesó.

CORTITAS CON EMIL MARTÍNEZ

Ídolo del Marathón: Mario Berríos

Manuel Keosseián: Excelente ser humano

Pery Martínez: Un hermano

Olimpia: Gran institución

Sudáfrica 2010: Un recuerdo no muy grato

Mario Berríos: Mi hermano

Marathón: Un gran sentimiento

Suazo o Pavón: David Suazo

Emil Martínez: Un luchador bendecido por Dios

VER LIVE COMPLETO DE EMIL MARTÍNEZ

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias