20 minutos en tren para ver al Cristo Redentor, una de las atracciones de Río

Experiencia única para los visitantes al Corcovado. Esta línea de ferrocarril fue abierta en 1884

Miles de turistas visitan todos los días al Cristo Redentor.
Miles de turistas visitan todos los días al Cristo Redentor. *
Jorge Ferman
Logos enviados especiales(1416x870)

Es color rojo con distintivos blancos. Son cuatro trenes con dos vagones cada uno. Cada viaje son 360 personas las que van con dirección al Cristo del Corcovado cuando va lleno en su totalidad.

La sensación para los turistas es de pura adrenalina. El tren viaja durante 20 minutos desde la falda del parque Nacional de Tijuca hasta que llega a su destino. Hace dos estaciones al momento de encontrarse con uno de los trenes que vienen de retorno.

El corazón late fuerte, pues el recorrido es en medio de un verde bosque en el que los rayos del sol cuestan que entren por el espesor de las hojas. Se respira aire puro, pero ratos falta el oxígeno de la emoción.

REFUERZAN SEGURIDAD EN LA VILLA OLÍMPICA

El tren viaja despacio, sin apuros, está bien programado para salir una y otra vez cada 20 minutos.
"El viaje es algo inolvidable. Son 20 minutos en tren para ver a Cristo", dijo Silvia, una mujer brasileña que ha visitado el Corcovado unas 20 veces en su vida.

JS-CristoCorcovado-0108161514(800x600)

Los turistas se alistan para salir en el tren a ver al Cristo Redentor.

La aventura es maravillosa, pues el viaje es un tren que fue abierto en 1884, pero fue hasta en 1910 comenzó a funcionar de manera eléctrica como lo hace en la actualidad.

Por ratos el silencio se apodera del tren y apenas se escucha el cántico de las aves que habitan en el bosque.Subirse en ese tren es todo un honor, pues en el se trasladaron personajes históricos como el Papa Juan Pablo II, Albert Einstein y la princesa Diana.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias