La historia de Derrick Córdova, el futbolista hondureño homenajeado en los Estados Unidos

La joven promesa de 20 años habló en exclusiva tras su reciente galardón, además detalló su deseo de jugar en la Selección de Honduras.

Edgar Witty

Paso a paso, el caminar en la vida del futbolista hondureño Derrick Córdova que actualmente radica en los Estados Unidos, va formando su rumbo hacia el éxito contagiado de un pasado triste que hoy ha quedado en el olvido con una historia de superación tras cumplir su "Sueño Americano".

Recientemente el delantero de 20 años fue homenajeado con el distintivo galardón de "Alumni Honoree" de su universidad tras ser uno de los mejores alumnos de la clase en su segundo año, además de su destacadas actuaciones en la Liga Universitaria "Skyline Conference" en donde sobresalió con nueve anotaciones y dos asistencias traducidos de 16 partidos.

"Este premio me hace sentir muy bien porque eso me demuestra que hay gente que me apoya y cree en mí, y también me hace sentir orgulloso porque estoy representando mi país Honduras, una satisfacción grande", comentó el pequeño gigante Derrick Córdova.

Fuera de ello su talento disciplina dentro y fuera de la cancha le ha valido para ser considerado como una de las figuras de su equipo. Aún así Córdova mantiene los pies en la tierra en busca de su objetivo mayor de firmar por un equipo y ser convocado a las selecciones menores de la Bicolor para demostrar su talento.

Te puede interesar: El reportaje de ESPN sobre Derrick Córdova

"Ese es el sueño de todo jugador. Representar tu país en una Copa del Mundo y claro, yo no soy la excepción. Ojalá puedan tomarme en cuenta en selecciones menores, pero estando acá va a ser muy difícil, así lo he sentido mientras me intento comunicar con la gente de allá", expresó.

Ante ello además se sincera en que "si en un futuro Estados Unidos me ofreciera la oportunidad de jugar para ellos lo pensaría. Pero mi sueño es jugar para la Selección de Honduras".

UN "APACHE" HONDUREÑO

Sobre el terreno de juego, Córdova no es el más alto, pero usa su velocidad y habilidad para sobreponerse ante sus rivales con versatilidad para encarar siendo aplicado técnicamente.

Entre bromas le consultamos si tenía algún apodo en el equipo y él respondió entre risas que "algunos de mis compañeros dicen que juego como el delantero argentino Carlos Téves, ja, ja, ja".

UN PASAJE EN LA BESTIA

Hace al menos cinco años, agobiado por la pobreza y problemas sociales Derrick Córdova con 14 años decidió emprender un viaje a los Estados Unidos incentivado por un grupo de amigos, decisión que tomó y aunque lo recuerda como algo "horrible" no se arrepiente.

"La Bestia es algo horrible. Mucha gente a muerto allí, tienes que estar preparado. El miedo que tenía era que me tiraran del tren", expresó en un reportaje realizado por la cadena norteamericana ESPN.

"Estados Unidos me cambió la vida, honestamente no sabría decirte que estuviera haciendo es estos momentos si yo estuviese en Honduras, dado que no hay muchas oportunidads para los jóvenes, especialmente para nosotros los garífunas. Pero gracias a Dios estoy en este país con muchas oportunidades y estoy a punto de terminar mi segundo año en la universidad", dijo en exclusiva a El Ceibeño.

Más allá del fútbol el oriundo de Corozal, La Ceiba tiene una meta en los estudios. "Sueño con tener una carrera profesional, quiero ser un abogado de migración para ayudar a aquellos que vienen en la misma condición en que llegué acá".

"De regresar a Honduras me gustaría jugar en el Olimpia o en el Vida, aúnque no descarto otros clubes que me quieran abrir las puertas", cerró.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias