Jonathan Posas, futbolista hondureño que emigró a los Estados Unidos por culpa de la extorsión

Jonathan Posas le dieron 24 horas para que pagara lo que le pedía, decidió parar sus taxis e irse del país.

Posas en Liga Nacional militó en Deportes Savio y Parrillas One, hasta hace unos meses lo hacía en la primera división de Guatemala.
Posas en Liga Nacional militó en Deportes Savio y Parrillas One, hasta hace unos meses lo hacía en la primera división de Guatemala. *
Redacción

Jonathan Isaac Posas Paz, futbolista hondureño de 32 años que militaba para el Sanarate FC de la primera división de Guatemala, tuvo que dejar el fútbol y marcharse a los Estados Unidos luego de recibir constantes amenazas ya que él tenía automóviles que se dedicaban al transporte público.

Futbolistas, árbitros y periodista que salieron de Honduras por amenazas

Posas es un jugador hondureño que pasó por el Deportes Savio y Parrillas One en el fútbol local, además por la segunda y primera división de Guatemala.

Todo comenzó a principios de este año, Posas detalla que recibió varias llamadas estando en San Pedro Sula, pese a ello viajó a Guatemala a continuar su vida como futbolista sin hacer caso a los llamados.

Estando ya con el Sanarate FC volvió a sonar el teléfono, eran los 'muchachos' haciéndole saber que tenía que pagar 'renta' si quería que sus tres taxis y un camión siguieran trabajando normalmente.

"Recibí una llamada cuando yo estaba en Guatemala, no sé cómo consiguieron mi número, me dijeron que tenía que 'aportar' con ellos, me dijeron que 'ya sabían' que me dedicaba 'al transporte entonces tenés que colaborar y si no sacá tus taxis vas a tener problemas' yo hice caso porque a la persona que tenía encargada en Honduras también la amenazaron, a mi ex esposa igual", comenzó diciendo el volante.

jonathan posas.4(1416x870)

Jonathan Posas con la camisa del Parrillas One y Suchitepequez.

Jonathan Posas explica cómo fue que sucedió todo y de qué forma le hicieron llegar el último mensaje por el cual tomó la decisión de dejar el país.

"Yo no contesto números desconocidos, pero luego de tanta insistencia contesté, me dijeron 'Posas te hablamos de parte del grupo y necesitamos que colaborés, vos jugás fútbol en Guatemala y tenés dinero, así que necesitamos que nos ayudes'. Yo no me explicaba cómo decían eso, tengo mis cosas pero me las he ganado mediante trabajo, colgué y luego fue más serio, más seguido, cuando yo fui a Honduras de vacaciones empezaron a seguirme, sabían todo de mí, luego mandaron a un niño y me dijo que 'me pusiera pilas con lo que me pidieron y si no, tenía 24 horas para irme', ahí si vi que la cosa era seria, luego mi ex esposa me dijo que tomara una decisión", comentó.

Posas detalla que él hizo un viaje a Guatemala y en esos días que estuvo fuera del país, recibió visita de parte de ellos, por suerte no lo encontraron.

"Ellos llegaron cinco veces a buscarme a la casa, yo gracias a Dios no estaba, en ese tiempo yo me había ido a Guatemala y luego regresé a Honduras a agarrar vuelo para venirme a los Estados Unidos, ya estaba muy peligroso, yo fui a poner una denuncia y no creyeron, me dijeron que enviarían 'un investigador privado', les di el número, llamaron y nunca contestaron, me tocó abandonar el país inmediatamente", explicó.

Todo comenzó. "A principios de año empezaron a molestar con llamadas, yo no creía, pero ya luego cuando regresé a Guatemala ya la cosa iba en serio, yo pensaba que no porque a mí toda la gente del barrio me conoce. Cuando yo llegaba a la casa pasaban viendo, varias veces se metieron a robar en mí casa, no sé si fueron ellos".

Jonathan Posas tuvo que rescindir su contrato con el Sanarate FC, les explicó lo que estaba viviendo y se pusieron en su lugar, por suerte dejó las puertas abiertas en Guatemala.

"Yo tenía contrato con el Sanarate de Guatemala, pero hablé con ellos de mi situación, ellos entendieron lo que estaba viviendo, me entendieron que estaba tomando una buena decisión y así me alejé de todo, no podía seguir en lo mismo, arriesgar mí vida y la de los demás", detalló el jugador hondureño.

Y siguió. "Mis carros los dejé en Honduras para que los vendiera la familia. Los carros están parados, ya no trabajan, mi hermano está haciendo los trámites para venderlos, me pedían 20 mil lempiras al mes por los cuatro carros. Lo que dan los taxis es para mantenerse, eso no da la gran cosa", cerró.

Jonathan Posas tiene más de un mes de estar viviendo en Carolina del Norte. En Honduras habitaba en la colonia Vicente de Paul en sector Rivera Hernández.

Ha militado para equipos como el Olimpia reservas, Deportes Savio, Escuintleca, Marquense, Parrillas One, Atlético Limeño, Juventud Retalteca, Petapa, Suchitepequez y Sanarate.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias