Óscar Padilla, el perito que calculó el primer triunfo de Real de Minas

El jugador que logró anotar el gol ante el Honduras Progreso y que significó la primera victoria para el Real de Minas.

Carlos Castellanos

El sueño de convertirse en un jugador de fútbol profesional no se construye de la noche a la mañana y hay quienes tienen que transitar caminos distintos al deporte para llegar a él.

Leer más: Danilo Turcios: "Meterlos en instalaciones como esas es una falta de respeto"

Para Óscar Rodrigo Padilla Discua, volante de contención del equipo Real de Minas, la historia lo llevó a dar sus primeros pasos en el estudio en la escuela Lempira del barrio Perpetuo Socorro, luego obtuvo el título de Perito Mercantil y Contador Público en el colegio Jesús Aguilar Paz.

No cabe duda de que desde pequeño su sueño fue jugar al fútbol. “Desde niño me llevaba jugando con los amigos del barrio (Lomas del Norte), con pelotas de plástico y en canchas de tierra. Siempre mi sueño fue jugar profesionalmente”, cuenta.

La espera por ese anhelo tuvo que pasar por muchas pruebas. “Para lograr el sueño de practicar fútbol profesionalmente fue hasta los 17 años. En ese entonces ascendió el equipo Necaxa, surgieron las reservas y ahí me dieron la oportunidad, ahí estuve un año, luego vendieron la categoría y dejé de jugar al fútbol”.

Pero en la búsqueda de continuar con su deseo, el esfuerzo siempre fue de la mano y tenía que realizar otras labores. “Buscaba trabajitos con un primo de instalar vidrios de carro en Comayagüela y también tuve un trabajo bien esclavizado. Ahí cargaba cajas de producto de manteca y bultos pesados. Tenía un horario que ni a mí mamá miraba en la casa. Yo trabajaba de 6:00 am a 10:00 de la noche. Yo era el último que llegaba a la casa porque vivía largo, solo llegaba a dormir y luego el bus me iba a recoger”.

La luz comenzó a brillar para Óscar Padilla. “Yo pensé en ese momento que del fútbol no iba a vivir, pero luego me salió la oportunidad que me podían conseguir trabajo en el Registro. Un señor llamado Eduardo Gómez (QDDG), él trabajaba acá y nos llevaba a las canchitas y nos consiguió trabajo aquí, pero teníamos que jugar con él y de a poco se formó el equipo mayor, luego segunda y ahora el sueño de estar en primera”.

El 28 de julio de este año quedará marcado en su vida, pues es la fecha en la que se estrenó en primera división. “Mi debut en primera fue contra Olimpia, fui titular todo el partido, pero después salí con un golpe y me perdí jugar contra Vida, Real España y Platense. Regresé ante Juticalpa, pero solo jugué 15 minutos porque volví a recaer”, recuerda.

Un momento oscuro en el torneo. “Veníamos pasando un mal momento, creo que a ningún equipo le deseo eso. Eran semanas tristes de penas y vergüenzas, ya que donde salíamos la gente nos decía que no hubiéramos ascendido”.

La esperanza volvió a su vida. “Es una alegría, estoy feliz en lo personal y en lo grupal. Creo que el grupo necesitaba respirar aire puro, ya que estábamos en una situación difícil, pero gracias a Dios nos ayudó a ganar ese partido en una cancha donde se les complica a los equipos grandes”.

SOBRINO DEL “CHINO” DISCUA
Óscar Padilla tiene sangre de fútbol en sus venas, pues el “Chino” Discua es su tío. “Él es mi tío, es mi orgullo, yo siempre se lo he dicho a él desde pequeño. Yo siempre quise jugar a la par de él, era mi sueño. Él me consiguió una oportunidad en La Ceiba con el Victoria, ahí estaba el profe Héctor Vargas, él me vio como tres días, pero después se fue para Olimpia y el Victoria que quedó sin entrenador y le dije a mi tío que para qué iba estar gastando y solo una semana estuve ahí”.

Padilla ya enfrentó a su tío en la Liga Nacional y perdió el duelo, a pesar de que él en ese juego se estrenó con las redes, pero tiene el recuerdo de intercambiar camiseta. “Desde antes del partido estuvimos mensajeando, luego platicamos previo al juego y después me dio la camisa”.

Hoy Óscar Padilla no solo ha construido el sueño de jugar en primera división, sino que ya anotó dos goles y uno de ellos les ayudó para ganar el primer partido al equipo.

Padilla, además de jugar, trabaja en el Registro Nacional en el área de llenado de documentación, donde se entregan las identidades, es ahí donde ya registró otro éxito en su carrera como jugador.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias