Carlos “Chino“ Discua le aplicó la ley del ex al campeón Motagua   

El volante le marcó por primera vez al equipo de su vida, en el cual levantó tres copas. Lo hizo en el estadio que se despidió de azul

Redacción

"Es el rival a vencer y los dejamos a seis puntos”, expresó Carlos Discua al pie de la cancha del Yankel Rosenthal. Fue un triunfo por la mínima que solidificó la condición de superlíder del Monstruo y lo manda lanzado al choque de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf con el Santos de México.

El "Chino", quien gritó por séptima vez vestido de verdolaga y por primera ante el club que más lo vio brillar en su dilatada carrera, acepta que "fue un partido muy duro y físico, Motagua siempre se viene a parar bien acá, no hicimos nuestro mejor partido pero no es fácil jugar tres partidos seguidos y con esta temperatura”, recalcó para justificar lo pragmático que fue el duelo en el complemento.

Fue tres veces campeón nacional con el conjunto motagüense, de hecho fue en la Cueva del Monstruo, 27 veces más inexpugnable que ninguna otra, que le dijo adiós al club de su vida.

Asegura no haber cometido falta en la polémica acción: "Me metió el cuerpo (Marcelo Santos) y yo hice que iba para ese lado, él me mete el cuerpo y cae, no dudé jamás porque no escuché el pito, vi el espacio y se la coloqué a (Jonathan) Rougier", relató.

Fue al mismo Rougier con el cual lloró la derrota del Clausura 2017-2018. Eso sí, ser el artífice de la segunda derrota de su ex no evita que se rinda en elogios hacia el mismo. "Es el rival a vencer, todo mundo quiere ganarle al campeón y los dejamos a seis puntos", cerró diciendo el capitalino que hizo más mandamás de la Liga al Monstruo de San Pedro Sula.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias