Alfredo Hawit será sentenciado mañana y narra cómo aceptó los sobornos

El expresidente de Fenafuth aceptó cuatro de 12 cargos que le imputaron. Aceptó que recibió sobornos y también mintió a la justicia

El dirigente hondureño Alfredo Hawit fue expulsado de por vida del fútbol por la FIFA y ahora espera su sentencia que cumpliría en una prisión en Estados Unidos.
El dirigente hondureño Alfredo Hawit fue expulsado de por vida del fútbol por la FIFA y ahora espera su sentencia que cumpliría en una prisión en Estados Unidos. *
Redacción

Este jueves 16 de mayo conocerá su sentencia el hondureño Alfredo Hawit, expresidente de la Fenafuth y Concacaf, acusado de corrupción mientras ocupó estos cargos, de los cuales aceptó cuatro de 12 que le fueron refutados en Estados Unidos.

En su confesión frente al juez en Nueva York, Hawit aceptó que recibió sobornos de cientos de miles de dólares por ceder los derechos de televisión de la Selección Nacional de Honduras a una compañía con sede en Miami para las eliminatorias a las Copas del Mundo del 2014, 2018 y 2022.

Leer: CALLEJAS TAMBIÉN APLAZÓ LA SENTENCIA

"Recibí pagos de sobornos por cientos de miles de dólares de cuentas intermedias que eran manejadas por la persona que vivía en Florida. Los pagos se enviaron a cuentas bancarias en Honduras y Panamá", confesó Hawit al juez en Estados Unidos aceptando que hizo corrupción.

El dirigente que desde 1998 estuvo en el cargo de Secretario de la Federación de fútbol en Honduras hasta el 2014 que ocupó la presidencia que le dejó Rafael Leonardo Callejas, otro que también está esperando sentencia tras aceptar varios cargos de corrupción durante el Fifagate.

LAS CONFESIONES DE ALFREDO HAWIT AL JUEZ EN NEW YORK:

"Durante el periodo comprendido entre 2008 y 2013, a través de una empresa de mercadeo deportivo ubicada en Miami, Florida, llamada Media World, se negoció con Fenafuth la compra de los partidos durante las rondas clasificatorias para la Copa Mundial de Fútbol 2014, 2018 y 2022. En las negociaciones tuve contacto con una persona por teléfono y correo electrónico, así como con empleados de Media World en Miami y con otro que vivía en el área de Miami".

"Recibí pagos de sobornos por cientos de miles de dólares de cuentas intermedias que eran manejadas por la persona que vivía en Florida. Los pagos se enviaron a cuentas bancarias en Honduras y Panamá. La mayoría de los pagos no se transfirieron directamente de Media World a mis cuentas, sino a través de otras compañías".

"Esa persona me invitó a Argentina para reunirme con ejecutivos de una empresa de mercadeo deportivo. Los dos jefes de la Compañía Argentina de Marketing, nos invitaron a Uruguay, para continuar las discusiones. Fue cuando con otros dos oficiales de Concacaf acordamos con los ejecutivos que a cambio de cientos de miles de dólares en sobornos, usaríamos nuestras influencias para premios y derechos de marketing para los torneos de fútbol".

'En una reunión en Houston, Texas, el uno de julio de 2015, le aconsejé a mi cómplice de Florida, que creara un contrato falso entre él y la Compañía Argentina de Mercadeo Deportivo para ocultar la verdadera naturaleza del soborno de dinero que la Compañía Argentina de Marketing Deportivo había enviado. También le dije que engañara a los agentes del FBI, para ocultar cómo vino el dinero que había recibido de la compañía argentina. Esto incluyó contratos falsos de consultoría entre los otros dos funcionarios de Concacaf que recibieron también sobornos", relató al juez Alfredo Hawit.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias