Sin tanta tecnología: Así se entrenan los clubes de la Liga Nacional en época de coronavirus

Varios preparadores físicos de los distintos equipos de la Liga Nacional de Honduras explicaron sus métodos de trabajo a DIEZ.

Los preparadores físicos han pasado en comunicación con los jugadores.
Los preparadores físicos han pasado en comunicación con los jugadores. *
Fredy Nuila

En Honduras se hace diferente, quizás a la antigua. Es una realidad que la Liga Nacional no cuenta con los recursos que tienen las mejores ligas europeas, razón que obliga a trabajar con las uñas para que, en caso que se reanude la actividad, los jugadores lleguen en las mejores condiciones.

"Hoy terminamos la tercer semana y le dimos descanso a los jugadores. No ha sido fácil, es algo nuevo y diferente, nos hemos adaptado", le cuenta a DIEZ Patricio Negreira, preparador físico argentino de Motagua respecto a los entrenamientos en casa que se han visto obligados a tener a raíz del coronavirus.

El 'Pato', de gran trabajo en el Ciclón, líder del torneo Clausura 2020 con 27 puntos, tres más que su escolta Marathón a falta de cinco fechas para el final de las vueltas, cuenta que "es un entrenamiento de mantenimiento de la condición, tratando de monitorear siempre el trabajo con videos y con fotos".

Por su parte el encargado de la parte física en Real España, el uruguayo Santiago Gadea, cuenta que "lo que hacemos es mandarle rutinas semanales y diarias de todo lo que tienen que hacer; estamos todas las tardes dando la planificación de acuerdo a lo que consideramos que tienen que hacer".

Sí fue contundente al mencionar que "ha salido muy de moda en redes lo que se hace en Europa, pero todos tienen condiciones parecidas para hacer eso... Aquí estamos hablando de personas en diferentes lugares y no todos tienen las mismas condiciones para entrenar y vivir. Esperemos que todos tengan la misma condición para comer, que no se sabe", lanzó.

Gastón Berriel, jefe de la preparación física de Vida, resaltó la modestia con que se trabaja en el cocotero y ve distantes los ejemplos europeos que inundan las redes sociales. "Lo que hago es ponerme en comunicación con ellos y hablando a ver quiénes lo han hecho y quiénes no".

Las condiciones difíciles le obligan a "más que nada ver la confianza y profesionalismo del jugador; la posibilidad de manejar el trabajo en línea se me hizo muy difícil porque el internet está bastante colapsado y no tenía el alcance para estar con todos", confesó.

Berriel puso de ejemplo a un amigo suyo que trabaja en el Inter David Beckham: "No he podido usar otro mecanismo porque las circunstancias no me están permitiendo... Sería fantástico hacerlo como se hace en Europa o Estados Unidos, inclusive el preparador físico del Inter de Miami es conocido mío y están trabajando con una plataforma en línea".

EN EL TERCER MUNDO ES OTRA HISTORIA...

Gastón Berriel comentó que "hoy en día la forma que tengo de evaluar y monitorear es simplemente con comunicación directa con cada uno de ellos... Esta última semana se me ha hecho difícil, el hotel en que estoy se cerró y estuve sin internet", lamentó.

Santiago Gadea dice que, en la Máquina, "sí se le da sesiones de entrenamiento" a los futbolistas, "siempre dándoles pautas de que se cuiden con las comidas y si les parece suave hagan un poquito más de rutina. Ningún entrenamiento baja de dos horas a nivel individual", desvela.

Patricio 'Pato' Negreira trajo a colación una serie de ejemplos sobre cuánto les ha impactado la crisis sanitaria por el nuevo coronavirus Covid-19. "No es lo mismo que (Héctor) Castellanos esté en Tela en su casa, donde tiene más espacio verde y la playa, a que hubiera estado en su apartamento en Tegucigalpa; lo mismo pasó con Sergio Peña, Marcelo Santos, los que están en Tocoa y San Pedro Sula...".

Recuerda que "la mitad del plantel está en Tegucigalpa y el resto en sus ciudades natales", por lo que "el equipo ha adquirido unas máquinas que entre hoy y mañana se las vamos a estar entregando a los jugadores... Tratando de sacar esto adelante y esperando a ver que la Liga Nacional y la Federación tomen las decisiones acertadas, dependiendo también de lo que el Gobierno pueda decir concerniente a la pandemia".

¿Y EN LA SELECCIÓN?

Sebastián Urrutia es otro de los preparadores físicos del fútbol hondureño que ha tenido que arreglárselas a la distancia. Fue Fabián Coito, desde Uruguay, quien reveló lo que está haciendo su ayudante en la Bicolor.

"Sebastián está en contacto con los futbolistas, el tema es que estos respeten la planificación que les han mandado sus clubes y es muy difícil meternos en esa planificación", advirtió.

Sí acepta que "estamos en contacto a los efectos de complementar o ayudar en alguna situación con algún club que no haya hecho algo o esté en duda algún futbolista... Estamos en comunicación todos, estuvimos con la Sub-23 y próximamente estaremos con la Selección Mayor", puntualizó.

Y la misma historia ocurre en otros oncenos del campeonato liguero hondureño como Marathón, Platense, Real Sociedad, Honduras Progreso, Real de Minas, Lobos UPNFM y Olimpia, quienes han tenido que establecer planificaciones y confiar en la buena voluntad de los jugadores.

LO DIJERON

"Cuando surgió el tema de la suspensión del torneo preparé unas planillas de microciclos de entrenamientos con los trabajos a realizar... Una planilla de sesiones de entrenamiento aeróbicas que se podían realizar en campo y otras de una rutina de fuerza", Gastón Berriel.

"Hay gente que está muy alejada del coronavirus y otra que está muy expuesta... Unas que pueden entrenar y otras que no salen de sus apartamentos. El monitoreo es individual, por privado para ver qué puedo hacer y cambiar, confiando que son profesionales", Santiago Gadea.

"Después del partido contra Olimpia el 14 (de marzo) le dimos dos días libres a los jugadores; la mayoría se fue, los del interior, y ahí dictaron el toque de queda y cada uno se quedó en su casa. Los del interior en Tegucigalpa viven en apartamentos y habría sido más difícil", Patricio Negreira.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias