El duro testimonio de Jerry Palacios tras la muerte de su hermano: “Hemos aprendido a vivir con ese dolor"

El exdelantero albo Jerry Palacios revivió el pasaje más triste que golpeó a su familia 13 años después con el asesinato de su hermano menor, Edwin Palacios.

Por Edgar Witty

Ya pasaron 13 años desde que inició la pesadilla. A Edwin René Palacios, el menor de la dinastía comandada por don Eulogio y doña Orfilia, lo reportaron como desaparecido. Fue en el 2007 y dos años más tarde, en mayo de 2009, se confirmó su fallecimiento tras el hallazgo de sus restos en un sector de Omoa, departamento de Cortés.

Ese hecho trágico, marcó para siempre a toda la familia Palacios. No ha sido fácil convivir con esa situación tan dolorosa, pues Edwin René apenas comenzaba a vivir. Tenía 16 años para ese entonces que fue víctima de la delincuencia que azota al país desde hace varias décadas.

Durante la plática con Jerry Palacios a través de una transmisión directo por las plataformas digitales de DIEZ (Facebook y YouTube), fue inevitable no repasar lo sucedido y sobre todo reflexionar al respecto de un hecho que ha dejado una huella imborrable para él, sus hermanos y sus padres.

"Para nosotros como familia, perder a un miembro fue complicado, pero Dios nos demostró que siempre estuvo con nosotros a pesar que sucedió lo que sucedió. Eso nunca se va a olvidar, pero hemos aprendido a vivir con ese dolor y seguir adelante", comenzó diciendo Jerry Palacios.

Te puede interesar: Jerry Palacios alaba el fútbol tico y envía consejo para Romell Quioto

Mientras relata lo sucedido, le mostramos en pantalla una fotografía en la que aparecen él, Johnny y Wilson Palacios, durante el mundial de Sudáfrica 2010. "Haber clasificado al Mundial después de buscar durante tres o cuatro años el cadáver de mi hermano para darle un entierro digno... fueron momentos duros, pero nos dimos cuenta del cariño de la gente y de quienes en verdad eran amigos, mucha gente se fue", siguió diciendo.

Y añade: "Hubo un momento en que nadie estaba con nosotros, éramos como una familia huérfana. Después de tener la casa llena no llegaba nadie".

Johnny, Wilson y Jerry Palacios durante la clasificación de Honduras en el Cuscatlán, El Salvador.

Tras su retiro como futbolista profesional, Jerry Palacios lamenta que pese al buen accionar de él y sus hermanos, la sociedad (actores) no hayan podido respetarlos.
"Nosotros hemos sido personas ejemplares, trabajadores y aún así nos sucedieron esas cosas dos veces, ya te imaginas si hubiésemos sido otro tipo de personas, creo que ya no estuviéramos. El único pecado de nosotros ha sido jugar fútbol y tratar de trascender de la mejor forma", comentó.

"Nosotros venimos de un barrio de riesgo social y pudimos llegar largo, pero no fue que nos regalaron algo. Nosotros éramos utileros del equipo de mi padre (La Mercedes) donde ha salvado vida de muchos jóvenes, no hemos sido nosotros, ha sido él, pero cómo es la vida", prosiguió.

Te interesará leer: Johnny Palacios le dedicó otro título a su hermano menor fallecido

Además guardó lugar para defender y recalcar el trabajo invaluable de su padre trabajando con niños en el fútbol.

"Ese mismo señor que ha salvado muchos jóvenes, la misma sociedad le quitó un hijo, pero yo le digo que, si a mí me hubiese sucedido, me hubiese salido del fútbol. No iba a seguir haciendo la obra y mi padre la sigue haciendo después de lo sucedido", añadió Jerry Palacios.

DEDICATORIA DE MUNDIAL DE SUDÁFRICA 2010

El 8 de mayo del 2009 los restos del pequeño Edwin Palacios fueron encontrados en Sierra de Omoa, meses después (octubre) todo esa tristeza tuvo un momento de explosión y se transformó en un poco de alegría en medio de la tragedia, con la clasificación de Honduras al Mundial de Sudáfrica 2010 con Jerry, Wilson y Johnny Palacios como protagonistas en un encuentro clave ante El Salvador en el estadio Cuscatlán.

Jerry Palacios en uno de sus encuentros durante el Mundial de Sudáfrica 2010

"Esa dedicación era para Edwin Palacios, para mis padres y toda la gente que estuvo con nosotros. Eso nos marcó para siempre, la clasificación (Sudáfrica 2010) fue importante para nosotros", relató.

OTRO LAMENTABLE EPISODIO

El fallecimiento de Edwin René no ha sido para la familia Palacios. Dos años después del Mundial de Sudáfrica, volvieron a sufrir otro percance, esta vez con el secuestro de la esposa e hijos de Jerry Palacios. Situación que nunca llegaron a comprender.

"Nos preguntamos qué pasó... lo único que hicimos fue tratar de jugar bien y ser personas de bien. Al año siguiente nombran a Wilson Palacios un hombre ejemplar, un personaje especial en el país y por qué los otros hondureños le hacen daño a Wilson, alguien que lo único que ha hecho es poner el nombre del país en alto. No se ha metido con nadie, pero sucedió. Nos hicieron daño sin merecerlo, pero Dios sabe por qué hace las cosas", puntualizó.

Una carrera muy exitosa de todos los hermanos Palacios, ha sido golpeada por hechos, que aún dejan muchas preguntas para la familia, pero a pesar de ello, el mismo Jerry advierte: "yo ya perdoné a las personas que nos hicieron ese daño".

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias