El técnico hondureño, Rafael Paciencia Núñez, fue hospitalizado por COVID-19 y clama por ayuda

El timonel dice que la cuarentena lo está matando, pues donde mejor se siente es dirigiendo. Hoy necesita la mano amiga para salir de este difícil momento

El entrenador hondureño, Rafael 'Paciencia' Núñez, está muy delicado de salud en el hospital San Isidro de Tocoa, Colón y dio positivo de coronavirus. Fotos cortesía
El entrenador hondureño, Rafael 'Paciencia' Núñez, está muy delicado de salud en el hospital San Isidro de Tocoa, Colón y dio positivo de coronavirus. Fotos cortesía *
Redacción

El cazatalentos hondureño, Rafael “Paciencia” Núñez se encuentra internado en la sala de COVID-19 del hospital San Isidro de Tocoa, Colón. Ahora clama por ayuda, pues además de la enfermedad viral, sufre otras patologías y teme que pueda pasar lo peor. Actualmente está estable.

Don “Paciencia” no pierde la jovialidad, de vez en cuando saca bromas. Está con oxígeno y siente presión en el pecho producto del coronavirus. Dice que ahora que está en la cama del hospital, es donde ve a los amigos, pues el fútbol le ha dado muchos.

Leer. EL VIDA YA LA DIO LA MANO UNA VEZ AL PROFE NÚÑEZ

“Mi enfermedad viene del fútbol, fui demasiado exigente. Si un jugador llegaba un minuto tarde antes de comenzar los entrenamientos, lo mandaba de regreso a la casa, pues el deporte es sacrificio y disciplina”, comentó a DIEZ.

“Tengo más enfermedad que salud pero siempre ganas de dirigir”, dice el profesor que desde 58 años su pasión ha sido el verde césped. Ahora está luchando una batalla contra esta terrible enfermedad que vino a cambiar el mundo en su forma de vida. Paciencia ha moldeado la carrera de muchos jugadores, la mayoría ya retirados.

El entrenador hondureño, Rafael "Paciencia" Núñez desde la cama del hospital donde se encuentra luchando contra el coronavirus.

“Me estoy muriendo porque no estoy en una cancha de fútbol, soy el primer en llegar y el último en salir. Estos nueve meses de cuarentena me han matado; pues me dicen que no salgan por el temor a esta enfermedad y mire dónde estoy ahora”, lamenta.

Actualmente trabajaba como busca talentos para la Real Sociedad de Tocoa. Desde hace muchos años, se mueve en la cancha por medio de una silla de ruedas eléctrica, aparato que le cambio la vida y le agradece al exjugador de Marathón; Roberto Carlos López, quien se la envió desde Estados Unidos.

Leer. EN 2015, PACIENCIA SE SALVÓ QUE LE AMPUTARAN LA PIERNA

“No puedo dejar de agradecerle a Roberto Carlos por su gesto. También al entrenador Ángel Ramón “Mon” Rodríguez quien me ha estado dando la mano desde Estados Unidos. Son personas agradecidas por el trato que les dimos”, cuenta desde la cama don Paciencia.

El entrenador necesita dinero para poder comprar medicinas, pues pegado al coronavirus lucha contra un mal que no le permite caminar, pero eso no le hace perder las ganas de seguir en lo que más le ha gustado durante toda su vida.

“Todos los técnicos formamos jugadores de fútbol. Yo saqué a Arnold Cruz, uno de los más reconocidos en El Progreso, Yoro, hice debutar también a Francis Reyes porque he dirigido en todas las categorías del fútbol hondureño”, cuenta don Rafa quien también descubrió al exjugador del Victoria, “Condorito” Mejía, al igual que Jonathan Paz, defensa central que ahora juega para el Olimpia.

Paciencia le agradece a don Ricardo Elencoff, presidente del Real Sociedad quien le ha estado dando la mano, además en el hospital lo han tratado muy bien y eso lo hace llevar la batalla más tranquilo. “En el hospital me están tratando bien, los médicos, enfermeras me han dado buen trato, les hablo de fútbol porque les gusta”, dice.

Las personas de buen corazón que le quieran dar la mano al profesor Rafael “Paciencia” Núñez, lo pueden hacer llamando al número 504 9943-6712. También está a disposición la cuenta de ahorro número: 21913005062-1 en Banco Occidente a nombre de Rafael Núñez.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias