Yeison Mejía y la promesa cumplida a su madre entre tanto sacrificio: "Un regalo para toda la vida"

Diez conversó con la madre del joven futbolista de 23 años de quien asegura fue buen hijo que está cumpliendo las promesas que le hizo, en especial construirle su vivienda.

Por Edgar Witty

El significado de la palabra sacrificio no se compara con nada más especial que el sentido de la existencia impregnado en el corazón de una madre para sacar a sus hijos adelante para que cumplan sus sueños. Estas letras se asemejan a la vida de doña Ramona Zelaya, madre del delantero y sensación de Real España, Yeison Mejía, a quien hoy le damos méritos por ser más que una mamá, un superhéroe.

Ramona Zelaya tiene 53 años y dio a luz a siete hijos, de esos progenitores, Yeison Mejía es el penúltimo, una alegría para la familia traducido de su sueño de convertirse en futbolista hasta que finalmente lo logró.

Para entender los orígenes de aquel pequeño Mejía que hoy tiene 23 años, hay que ubicarnos en la comunidad garífuna de Sangrelaya, Municipio de Iriona ubicado en el departamento de Colón en donde nació el futbolista que hoy está destacando en la Liga Nacional de Honduras.

UN SUEÑO CUMPLIDO E INSPIRACIÓN

Los sueños son esos propósitos que hacen que nuestra vida tenga sentido y todo giró en el anhelo de Jeison Mejía para darle una alegría a su mamá.

Alejados de todos los lujos y comodidades que imperan en las grandes ciudades como Tegucigalpa o San Pedro Sula, doña Ramona le dio una niñez digna y ejemplar a Jeison encaminándolo a cumplir sus deseos. Nunca le cortó las alas siendo siempre su inspiración. Hoy es su motivo de estar orgullosa.

Ramona Zelaya en la elaboración y ventas de panes de cocotext>

Ver: Salvador Nasralla habla sobre el recuerdo de su madre

"Me siento emocionada y orgullosa a la vez por ver a Jeison porque desde su niñez esa fue su inspiración, ser un gran futbolista hondureño. Él se fue temprano, tenía 15 años para cumplir su sueño y gracias a Dios que le está abriendo las puertas. Cuando se marchó fue muy duro, pero oré por un camino libre y limpio para su futuro. Yo siempre lo visitaba en San Pedro Sula", remembra su madre Ramona Zelaya en referencia a la primera vez que le tocó dejarlo salir.

Como todo niño que viene desde abajo, la satisfacción es encontrar en el fútbol una vida diferente para sacar adelante a su familia sucedido de promesas especiales para que esperan poder cumplir. Jeison Mejía nunca conoció a su padre -murió antes de su nacimiento-, así que Ramona tuvo que jugar ambos roles sacrificando y doblegando esfuerzos vendiendo pan de coco, hielo y demás productos en las calles, algo que no resultó ser en vano.

Te puede interesar: Las fotos inéditas de Salvador Nasralla junto a su madre

"Durante la infancia fue muy duro, yo fui padre y madre y él lo sabe. Dios sabe cómo estuve luchando para que él llegara a ese triunfo. Todo este tiempo e horneado pan, he vendido hielo, guineo... de todo un poco. Cuando él estaba en San Pedro yo andaba por las calles vendiendo pan para ayudarle, ha costado mucho, pero es un gran triunfo. Jeison no conoció a su padre, estaba pequeño cuando falleció su papá", relató.

-¿Una promesa cumplida?-, le consulté: "Prometió sacarme adelante, siempre me dijo que no íbamos a terminar en la pobreza, sino que íbamos a seguir adelante siendo buenos hondureños. Yo ya tengo un regalo que él me dio para toda la vida que es mi casa. Esta casa ya está construida, solo falta pintarla. Me prometió la casa y lo cumplió".

Ramona Zelaya manifestó que "me gustaría verlo en el fútbol internacional, siempre le ruego al Señor que le de fortaleza para seguir adelante. Desde que estuvo en las reservas siempre me llevó para que lo observara y que "ante Olimpia (partido de final de grupos) le dije a él que quería que metiera un gol a mi nombre y Dios se lo concedió".

El próximo 23 de julio inician los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y doña Ramona tiene la esperanza de que su hijo sea convocado en la nómina, pese a que no estuvo en Guadalajara.

"Claro que él estará allí porque tiene la capacidad, yo le veo el ánimo y entusiasmo que tiene para seguir adelante", exaltó.

Historias como la de Ramona le hacen chiquito el corazón a cualquiera, una madre dedicada a sus hijos con una crianza de buenos principios. El resultado es eso, ser recomenzadas con amor y muchas bendiciones como lo hace Yeison Mejía, un hijo ejemplar que no se olvida de sus raíces.

Equipos de Yeison Mejía en la Liga Nacional:

Olimpia (reservas), Parillas One, Real Sociedad, Real España

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias