Crítica de Trump a jugadores NFL no favorece intereses deportes profesionales

El actual presidente de los Estados Unidos arremete contra un sector de los jugadores del fútbol americano.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, critica fuertemente a los jugadores que se arrodillan al entonar el himno nacional.
El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, critica fuertemente a los jugadores que se arrodillan al entonar el himno nacional. *
EFE

El nuevo enfrentamiento surgido entre el presidente Donald Trump con la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) y el base Stephen Curry, de los Warriors de Golden State, no augura ni un buen final ni mucho menos que favorezca a los intereses de los deportes profesionales en Estados Unidos.

Al margen de quien pueda tener o no la razón en la disputa de la defensa por parte de Trump de la bandera y el himno del país a las ofensas sistemáticas que han cometido desde hace más de un año algunos jugadores de la NFL, los más perjudicados van a ser los deportistas y sus organizaciones.

Asi lo emplearon los dueños de los 49ers de San Francisco y de los Giants de Nueva York, que estuvieron entre los representantes de la liga que respondieron a Trump, que antes había declarado que deseaba que los jugadores de la NFL que protestan durante el himno nacional fueran despedidos de inmediato y criticó directamente al comisionado Roger Goodell.

Las reacciones alrededor de la NFL fueron incontables, con muchos jugadores y dueños publicando sus pensamientos en redes sociales o emitiendo comunicados.

Entre los dueños que se pronunciaron, John Mara y Steve Tisch, de Giants, dijeron que los comentarios de Trump fueron "inapropiados, ofensivos y divisorios", al referirse a los jugadores que se arrodillan como "hijos de puta que deben ser despedidos".

Respondiendo a esos comentarios en un comunicado Goodell dijo que la NFL hace su mejor esfuerzo "cuando ayudamos a crear un sentido de unidad en nuestro país y nuestra cultura".

El presidente no tardó en responderle vía Twitter y lo que le vino a decir es que tuviese más autoridad a la hora de establecer los principios de "respeto" que deben cumplir los jugadores.

"Roger Goodell de la NFL recién escribió un comunicado tratando de justificar la total falta de respeto que ciertos jugadores muestran por nuestro país", anunció Trump. "¡Diles que se paren!".

Trump no mencionó a Kaepernick o ningún otro jugador de la NFL específicamente durante su discurso del viernes. A principios de este año, Trump se apuntó el crédito por el hecho que el pasador no hubiera firmado con ningún equipo.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias