Tips básicos para iniciar una vida activa en el gimnasio por primera vez

Hoy la entrenadora y nutricionista personal Eunice Pineda nos brinda cinco tips que debes saber antes de iniciar tu vida de ejercicio.

Entrenadora Eunice Pineda

¿Ya sabes qué hacer antes de comenzar una vida activa en el gimnasio por primera vez? Muchas veces esta pregunta es el principal factor para motivarnos y a la vez desmotivarnos; si estás formando nuevos hábitos en tu vida o quieres obtener un cambio en ella, esta es la oportunidad perfecta para agregar el gimnasio en la lista de cosas por hacer y a la vez empezar a salir de una inactividad física.

Hoy quiero compartir contigo cinco de los principios básicos para poder ir al gimnasio por primera vez o retomar nuevamente esta actividad que hace mucho tiempo guardaste entre llave, ya se por trabajo, lesión o porque simplemente perdiste el impulso.

¡Toma nota!

1. Distribuye tu tiempo. Es importante que establezcamos metas graduales, detalla y establece un horario adecuado para entrenar tranquilo, esto automáticamente se vuelve un tiempo para ti y tu salud.

2. Reposo. Siempre nos preguntamos “-¿en cuanto tiempo veré resultados?-” bueno, como entrenadora puedo decirte que el músculo necesita un reposo de 24 horas para poder regenerar cada tejido y así poder estimular su crecimiento. Por lo tanto lo más recomendable es que entrenes por lo menos de cuatro a cinco días a la semana y distribuyas tus entrenamientos dándole enfoque a una sola zona muscular, por lo menos de 45 a 60 min por día.

-Ejemplo: Los lunes puedes ejecitar los hombros, martes: cuádriceps, miércoles: pectorales, etcétera... así tu cuerpo podrá tener mejor rendimiento físico. Si eres principiante los primero días te recomiendo hacer un poco de trabajo corporal completo con poco peso.


3. Encuentra un ambiente adecuado. Es súper importante encontrar un gimnasio que te haga sentir tranquilo y de buen humor, asegúrate de poder tener tus cosas básicas, como una toalla, tenis, ropa de gimnasio, bote de agua. Estas pequeñas cosas son una gran motivación para poder seguir avanzando y no abandonar el gimnasio

4. Intenta llevar una alimentación balanceada. No te enfoques en comer solo frutas y verduras si aún no tienes este hábito, o muchas veces no dejes de comer ningún tiempo de comida, lo más recomendable es que te aboques a un asesor que te pueda ayudar a nivelar la comida. Muchas veces un entrenador, un nutricionista, un health coach, son las mejores opciones.

-Ejemplo: evita el consumo excesivo de sodas, azucares refinados, grasas saturadas entre semana y agrega más proteína, carbohidratos, grasas solubles, frutas y verduras, en tus tiempos de comida y sobre todo mucha agua en el día.

5. Ten calma y disfruta cada proceso. Siempre recibo la pregunta -¿Qué haces para no desmotivarte?- Bueno, una vez que empecé a poner en práctica todo lo que mencioné anteriormente, se volvió parte de mi estilo de vida, como principiante tenía y aún tengo metas que quiero seguir formando en mi vida, aplico mucho los principios, de honestidad, disciplina, esfuerzo y dedicación, porque solo así puedo ver en qué nivel estoy y aunque muchas veces sentimos que no podremos, al final, cuando vemos un resultado queremos más hasta que día a día lo hacemos un hábito en nuestra vida.

Espero estos consejos te puedan ser de mucha ayuda como a mí cuando empece ir a un gimnasio, estoy segura que si los aplicas a ti también te servirán, te animo que por salud y bienestar tomes la decisión de cuidarte poco a poco. ¡Un placer ayudarte!

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias