Guillermo Erazo regresa al país con la medalla de oro que ganó en el Máster Junior en Miami

El atleta Guillermo Erazo Jr. conquistó el primer lugar en el Máster Junior de Taekwondo en Miami y con puntuación récord. Fue recibido con aplausos.

Douglas Orellana

Con la bandera de Honduras a sus espaldas y la medalla de oro colgada en su cuello, así arribó este miércoles al país el atleta hondureño Guillermo Erazo Jr., tras ganar el primer lugar en el Máster Junior de Taekwondo.

¿Quién es Sümeyye Boyac, la nadadora paralímpica que es inspiración para crear una nueva Barbie?

Erazo conquistó el oro y con récord de puntos incluido (9.10 y 9.17) en el US Open que se celebró en el ESPN World Wide Sports Center de Orlando Florida.

Su vuelo arribó a las 12:15 del mediodía y a las 12:45pm cruzó la puerta de salida ondeando la bandera. Fue recibido por aplausos de los que se encontraban presentes.

"Esta medalla se la dedico a mis amigos, a toda mi familia y todos los que me han apoyado. Para Honduras también, soy catracho", dijo visiblemente emocionado.

Esta es la tercera medalla de oro que conquista en un US Open de Taekwondo, las primeras dos las ganó en torneos realizados en Las Vegas.

En su currículo también figura un campeonato Mundial de poomsae (formas) en 2018 y segundo lugar en el Mundial de Turquía en 2019.

Guillermo Jr., de 42 años, también ha sido campeón en los Panamericanos.

En tres días cambió sus tiempos y logró hacer historia

Don Guillermo Erazo, su padre y entrenador, se mostró feliz por el logro obtenido por su vástago y contó detalles de su participación en Florida.

"Siempre es lindo. El mayor récord que habíamos logrado había sido 8.43 en el Panamericano de México. Esta vez en el US Open fue extraordinaro. La representante de la Federación Mundial se nos acercó enmedio de los aplausos y nos dijo que Jr. había sido una sorpresa total y su actuación casi perfecta. Que lindo es dedicarle esto a Honduras", contó.

Don Guillermo asegura que cuando les dieron el seminario sobre Poomsae, le informaron que Jr. debía cambiar el ritmo de ejecución de sus rutinas y pasar de 4-5 segundos a 7 como mínimo, de lo contrario podía perder puntos.

"Increíblemente en tres días cambió. Eso le abrió la boca a todo el mundo, fue una sorpresa increíble que él pudiera hacer esos cambios de ritmo y hacer los tiempos. Yo iba contando en mi interior todo nervioso; cinco, seis, siete, y lo hizo. Así iba cambiando lentamente, los de fuerza fue impresionante, un silencio total cuando él compitió, el sonido de su uniforme cuando golpeaba se escuchaba en todo el salón".

Lo que sintió cuando vio en las pantallas la puntuación. "Se me hizo un nudo en la garganta porque sabía lo que significaba. No lo habíamos logrado nunca, no lo hemos visto ni siquiera en los atletas normales que compiten en este deporte. Ha sido un momento bellísimo", cerró.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias