Keyla Ávila, la exfutbolista que representará a Honduras en Taekwondo en los Juegos Olímpicos de Tokio

La hondureña, de niña jugaba a la pelota y ahora cumplirá su sueño olímpico, pero como atleta del taekwondo. Ávila ya se encuentra en Japón a la espera de su debut en la competencia.

Keyla Ávila representará a Honduras en los Juegos Olímpicos de Tokio en la rama de Taekwondo, donde busca cumplir su sueño de medalla. (Fotos: David Romero).
Keyla Ávila representará a Honduras en los Juegos Olímpicos de Tokio en la rama de Taekwondo, donde busca cumplir su sueño de medalla. (Fotos: David Romero). *
Redacción

Los caminos en la vida tienen muchas direcciones, pero para llegar al éxito debes conducirte por el correcto, donde debes de superar muchas barreras que te lleven a la gloria y ese es el horizonte que siempre se propone Keyla Ávila.

Originaria de Santa Fé, Colón, donde se ha convertido en una región privilegiada para el escauteo de atletas de diferentes deportes y donde el sol, la arena y el mar son testigos de los sueños de muchos jóvenes.

Las lágrimas, el sacrificio de cada entrenamientos tienen su recompensa, así lo vive Keyla, la atleta hondureña que representará a Honduras en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021.

Hace 14 años su pasión era el fútbol, pero el destino la llevó a practicar Taekwondo y ahora, gracias a esta disciplina, cumplirá el sueño olímpico en Tokio.

"Mi vida siempre ha sido deportiva, jugué fútbol, basquetbol. Yo era muy peleona, metía mucho el codo y cuando llegó un entrenador dijo que le gustaba y me vine a conocer el deporte", contó.

Además agrega: "Era pesada, delantera, ahora casi no miro fútbol, creo que era como Carlos (Pavón), yo tenía un talento nato. En mi comunidad pasábamos en eso".

ENTRE LÁGRIMAS SUFRE ESTAR LEJOS DE SU HIJA



Como muchas cosas en la vida, la búsqueda del éxito conlleva a otros sacrificios, donde el tiempo pasa y las huellas quedan marcadas paras siempre.

"Ha sido muy difícil separarme de mis padres muy pequeña, sola y sin familia, eso me costó. Yo me le acerqué más a mi entrenador, hice más amigos y ya me empecé a acostumbrar", recuerda Keyla.

Agitada por su preparación y en medio de muchos sueños que la ciudad del sol naciente, esta atleta ha sabido sacar la cara por el país a cambio de sacrificar a los seres más queridos.

"Salí del deportes tras dar luz, regresé teniendo un mes y medio después. Incluso empecé a entrenar estando mi hija en el tatami y cuando lloraba, mis amigos la agarraban, ya después tuve que ir a dejar a mi hija".

TAMBIÉN PUEDES LEER: Cergia Güity, la atleta de Judo que busca vencer dos obstáculos antes de Tokio: su sobrepeso y obtener su visa para viajar

Y recuerda. "Para los Centroamericanos nadie creía en mí, decía que venía de parir y que no haría nada y gracias a Dios agarré medalla de oro".

Con un rostro triste y un corazón "partido", Keyla no puede contener sus lágrimas al recordar el momento que tuvo que apartarse de su hija para poder representar a Honduras en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio.

"Mi hija tiene ocho años y hasta ahora en la situación de pandemia estuve compartiendo mucho tiempo con ella, y ahorita que me hicieron el llamado fue muy difícil. Venía en el taxi y mi hija llorando atrás, pero todo sacrificio tiene su recompensa".

En medio de la tristeza y deseo de tener una pequeña que pueda convertirse en una atleta para el país, Keyla, asegura que. "El tiempo pasa y no hay vuelta atrás. Ella le gusta el deporte y trato que agarre el deporte que ella quiera, no precisamente taekwondo. Ella me dice: mamá, practiquemos" y la llevo a correr al campo o la cancha de básquet".

Y mientras sus lágrimas adornan su rostro y el tiempo se acerca para poder cumplir su sueño en Tokio, ella asegura que. "No toca de otra que seguir luchando".

SU MIRADA PUESTA EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS



Como en cada rama del deporte, el deseo de llegar a la cima se convierte en el desafío de inspiración y los Juegos Olímpicos han sido los de esta catracha.

"Siempre he soñado con llegar a los Juegos Olímpicos, ya ahora que voy a tener la oportunidad voy a dar lo mejor de mí. Siempre he dicho que hay que trazar una meta y gracias a Dios he llegado".

Y agrega: "Todo atleta tiene un propósito, todo mundo lucha por algo y yo siempre le he dicho ha mi entrenador era llegar a los Juegos Olímpicos y realizarse como medallista, no me importa el color".

Los otros deportes en Honduras a acepción del fútbol no han tenido el apoyo necesario y a pesar de ello se ha podido poner en alto en nombre del país.

"Nosotros venimos desde abajo, luchándola y a pesar que no hemos tenido el presupuesto, me toca luchar, atrás está mi familia y siempre me dicen adelante y mi entrenador confía en mí".

Pese a todas las barreras económicas que tienen que superar, esta guerrera hondureña ha llegado a tres clasificatorios Olímpicos, tres centroamericano y del Caribe, dos Centroamericanos, Panamericanos y varios open.

"Cuando yo me paro en el tatami se que represento un país, mi comunidad, mi familia y está Dios. Me siento orgullosa y ahora me toca hacer".

SUPERÓ LA PRIMERA BATALLA: EL SOBRE PESO



Un año después de la pandemia, alejada de las competencias y enfocada en la vida de madre que no pudo tener en siete años, la balanza comenzó a convertirse en su peor enemiga.

Keyla Ávila confesó que pese a su preparación física en su Santa Fe, su peso fue en aumento. "Venía pasada de peso, yo estaba en 99 kilos y ahorita debe estar en 89, 90 y estoy en 92, ósea que estoy casi, ya lonjita no se ve".

Más allá de esa barrera que ya casi supera, Keyla deja claro que su objetivo no se pierde. "Sueño con ser campeona Olímpica, anhelo que mi hija siga mis pasos".

UN RIVAL ASIÁTICO PARA DEBUTAR EN TOKIO



Los Juegos Olímpicos de Tokio 2021 se disputarán finalmente desde el 23 de julio hasta el 8 de agosto de 2021, donde Keyla Ávila tiene claro su primer rival en la competencia.

"Nosotros en el sorteo ya sabemos con quien vamos y está previsto que sea contra China, ya que pelea el uno con el 12 y estamos haciendo un modelaje, pero lastimosamente no pudimos aprovechar más el tiempo por la pandemia vino a complicar", asegura Julio Jova, entrenador.

Y donde destaca que las cualidades de la catracha. "Su fortaleza va estar centrada en su preparación mental, ya el tema físico se puede equilibrar, donde está la fortaleza es enfrentar un escenario como el de Japón".

Keyla Ávila cumplirá el sueño que muchos atletas en el mundo persiguen, pero que no todos o todas alcanzan, estar en unas olimpiadas.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias