Los mejores ejercicios para hacer con tu pareja

La mejor manera de fortalecer los músculos a diario es trabajando con la persona que más compartís.

Cuando trabajas en pareja, la motivación para hacer ejercicio es al máximo.
Cuando trabajas en pareja, la motivación para hacer ejercicio es al máximo. *
Gerardo Bustillo

Hacer ejercicio a diario es increíble, pero cuando tienes la motivación de realizarlo en pareja es mucho más fácil y divertido.

Acá te presentamos una rutina que puedes realizar junto a la persona que más quieres o tienes más cerca. Juntos pueden fortalecer todos sus músculos.

La plancha saltarina
Debe pararse enfrente uno del otro y bajar a una plancha. Sostener la posición unos segundos y luego flexionar las rodillas para acercar pies y manos. Luego realizar un salto y un giro de 180 grados y chocar en las manos con el compañero. Debe repetirse la mayor cantidad de veces posibles en un lapso de 50 segundos.

Abdominales compartidos
Deben acostarse uno enfrente del otro y flexionar las rodillas. Luego colocar los pies enfrente uno contra otro. Poner los brazos en la nuca y cuando suban y se enfrenten, soltarlos y chocar sus manos.

ejercicio-en-pareja2(800x600)



Plancha enfrentada
Al igual que en el ejercicio uno, armen una plancha cada uno y ubíquense de manera que queden de enfrente. Luego debe levantar una mano del piso y chocarla con el compañero. Cambien de brazo y repitan la acción.

Estocadas demoledoras
Ponerse de pie y colocarse uno enfrente del otro. Luego deben bajar aprovechando para chocar las manos o pasarse una pesa o una botella de agua. Alternen la pesa para evitar que trabaje siempre el mismo brazo.

Abdominales con empujón
Para realizar este ejercicio van a tener que turnarse en los roles. Uno de los dos permanece acostado boca arriba y el otro se para con los pies ubicados a ambos lados de la cabeza del que está en el suelo. El que está acostado pueda tomarse con las manos de los tobillos del compañero al momento de hacer fuerza.

dsc_1728(800x600)



Salto y plancha
Deben pararse uno al lado del otro y realicen un salto hacia adelante con las piernas separadas un poco más que el ancho de las caderas. Luego amortiguar la caída flexionando las rodillas y apoyen rápidamente ambas manos en el suelo.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias