Yulia Efímova gana medalla de plata, pero nadie la felicitó y todos la abuchearon

'Yo siempre pensé que la Guerra Fría ya era una cosa del pasado. ¿Para qué volver revivirla ahora utilizando el deporte?', dijo la nadadora.

Yulia Efímova fue habilitada para competir el mismo día que se inauguraron los Juegos Olímpicos.
Yulia Efímova fue habilitada para competir el mismo día que se inauguraron los Juegos Olímpicos. *
EFE

Nunca una medalla de plata en Juegos Olímpicos tuvo un sabor tan ácido como el de la nadadora rusa Yulia Efímova, quien se colgó la presea, pero de inmediato fue abucheada por el público presente debido a los escándalos de dopaje de su país Rusia.

"Yo siempre pensé que la Guerra Fría ya era una cosa del pasado. ¿Para qué volver revivirla ahora utilizando el deporte?", comentó Efimova a la prensa rusa tras salir de la piscina en Río de Janeiro donde compitió en la final de los 100 metros braza.

Los deportistas rusos de otras disciplinas se han librado por el momento de los silbidos y las críticas, quizás porque el público en las gradas es mucho menos numeroso que en la natación, donde además hay muchos aficionados norteamericanos.

"Entiendo a aquellos que no me han felicitado, ya que los medios de comunicación estaban llenos de noticias sobre mí que no eran ciertas", respondió Efímova, que entrena desde hace años en EEUU.

El motivo de las críticas a la mejor nadadora rusa de los últimos años hay que buscarla en los 16 meses de sanción que recibió en 2013 por consumir anabolizantes y que le privaron de sus cinco títulos europeos en piscina corta.

"Durante mi carrera deportiva ya perdí un año y medio por cometer una tontería", reconoció hace unos meses.

FOTOS: YULIA EFÍMOVA Y SU LUJOSA VIDA QUE PRESUME EN INSTAGRAM

784517-01-02(800x600)

La pesadilla no acabó ahí, ya que en marzo fue también acusada de dopaje por consumo de Meldonium, fármaco cardiovascular incluido en la lista de sustancias prohibidas el pasado 1 de enero por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Después de que la AMA suavizara las sanciones por consumo de Meldonium, la FINA perdonó en julio pasado a Efímova, que siempre mantuvo que lo tomó antes de que entrara en vigor la prohibición.

Sin embargo, un mes después el COI excluyó a Efímova y al resto de atletas rusos que hubieran estado implicados en casos de dopaje después de que el informe McLaren denunciara el 18 de julio el dopaje de Estado en Rusia.

No pudo competir en los campeonatos nacionales y le prohibieron nadar bajo las órdenes de su entrenador, Dave Salo, afincado en California.

Cuando todo parecía perdido, el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) llevó la contraria al COI y dio la razón a los rusos al rechazar la "doble responsabilidad", es decir, recibir dos castigos por la misma falta.

Al igual que otros nadadores mencionados en el informe McLaren, Efímova recibió el visto bueno para competir en Río el mismo día en que los Juegos fueron inaugurados.

El hecho de que la rusa fuera incluida en el último minuto ha irritado mucho a sus rivales, que consideran que el COI se bajó los pantalones antes el presidente ruso, Vladímir Putin.

"Un tramposo es siempre un tramposo", aducen.

Con todo, Efímova, de 24 años, apretó los dientes y, con menos entrenamientos de los necesarios, se colgó la plata y aspira a subir a lo más alto en los 200 metros.

"Lo importante es el oro", manifestó una desafiante Efímova, que no parece tener miedo, ya que nació en Grozni, capital chechena, de donde tuvo que emigrar cuando estalló la guerra en 1994.

636061969198442564(800x600)

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias