Tigres liquidó al New York City y se convirtió en el rival del Olimpia en las semifinales de la Champions de Concacaf