Rambo de León: "El jugador de aquí tiene la prioridad del arito, tatuaje y carro"

El volante del Olancho FC dice que el problema del futbolista hondureño es que 'no sabe invertir' el dinero que gana.

Limber Pérez

Julio "Rambo"de León se sentó en la Silla Eléctrica y habló con Limber Pérez de la Selección de Honduras que tiene complicado su pase a Rusia 2018.

Lea más: ¡Rambo cuenta la verdad de lo que sucedió en Sudáfrica!

El ahora jugador del Olancho FC de Liga de Ascenso cuenta cuáles son los verdaderos problemas del fútbolista hondureño, de la Bicolor y destacó el juego que hace Alberth Elis.

Rambo, ¿programaste que a este tiempo ibas a continuar deleitando al fútbol profesional?
Claro, yo no pienso en la edad, solo en entrenar, en divertirme jugando, seguir la misma disciplina deportiva y dar el extra, 20 minutos después del entreno quedarme y mejorar un poquito la técnica, siempre hacer memoria de los movimientos que no puedo dejar y aprender de los errores que cometí el partido anterior y todas esas cosas; de eso se trata el fútbol, de hacer una memoria, tenés que planificar y jugar con la misma pasión.

¿No tenés fecha de expiración?
Fijate que gracias al Señor no, a mí me gustaría terminar mi ciclo como futbolista en dos años y emprender mi carrera como técnico, eso sí me encantaría, pero solo lo sabe el Señor si ocurrirá, pero por los momentos me gusta estar sirviendo de escuela para los chicos.

¿Cómo qué tipo de entrenador te visualizas, tantos que tuviste en el mundo del fútbol?
Sí, tuve bastantes entrenadores, aprendí mucho de ellos y voy a aplicar primeramente mi conocimiento, lo que yo asimilé de ellos. Todo lo que me enseñaron.

¿Pero sabías que es más fácil ser mejor jugador que mejor técnico?
Dependiendo, eso lo va a forjar tu conocimiento y humildad, yo pienso que el entrenador se basa de bastante aprendizaje, sobre todo de muchos detalles y eso se le debe implementar al jugador hondureño. Al futbolista no se le puede dar la cuerda larga porque lastimosamente abusa, ya que no tiene ningún tipo de disciplina, ni alimenticia ni social, entonces lastimosamente nos hemos quedado con eso de que el fútbol hondureño es desordenado por no llamarlo vagabundo.

Fijate que la gente en Honduras es tan atrevida que muchos te consideran un tipo con falta de conocimientos, ignorante, pero me doy cuenta que vos no tenés nada de papo como muchos creen.
Mirá, los hondureños tenemos tres cosas malas que nos caracterizan a la hora de salir: somos juzgadores, pues generalizamos, somos conformistas y somos envidiosos malos, está el envidioso que quiere tener lo bueno que aquel posee, pero no le desea el mal, pero está el que es envidioso, habla mal y quiere tener lo que vos tenés, te critican mal, te juzgan mal, te generalizan, son envidiosos de lo que vos tenés y te desean el mal, pero qué pasa, si viene un argentino o un brasileño y mete un tiro libre o realiza una jugada de gol, pues es el mejor, pero si lo hace un hondureño o determinado jugador de Centroamérica dicen que le salió de chiripa, es así, entonces desde ese tipo de maldad va la envidia.

¿Llegó algún momento en el que la gente creyera que la ignorancia de Rambo era demasiado elevada?
No, todo tranquilo, lo que pasa es que yo desde pequeño creí que los dones que me dio el Señor los podía potenciar a través de mi carácter, mi fe y mi perseverancia, después de ahí todo está en sus manos, en algunas ocasiones acepto que sí me equivoqué, tal vez en ciertas actitudes o acciones, soy humano.

Rambo, la alimentación que tuviste de pequeño y el ambiente en el que creciste, ¿crees que te pudo haber limitado para cruzar más las grandes fronteras?
Sabés que, hay algo importante que deben saber la mayoría de padres, es bueno que el niño se alimente bien desde pequeño y que se le vitamine, ¿por qué? Porque después van a países avanzados y llegan con problemas de desnutrición o con falta de calcio, de hierro y hemoglobina baja y muchas otras cosas que nosotros padecemos y cuando vamos a otros países avanzados nos lo descubren.

Cuando tenías 19 o 20 años se notaba que poseías bastante fuerza, un gran pique, que eras corpulento, encarador. ¿Cuando llegaste a esos países cuántas amebas te encontraron?
No, ni lo quiera Dios, una jungla completa, ni la farmacia me alcanzaba para desparasitarme, esa es la verdad, lastimosamente uno descubre en esos países que estás mal alimentado y mal crecido, con falta de vitaminas, hay muchos factores que van a ser importantes en el crecimiento de la niñez.

¿Honduras ha jugado en los últimos dos mundiales, Rambo ha estado apto para ambos torneos, pero no lo han llevado a ninguno?
Bueno, lastimosamente hay un egoísmo increíble contra mí, por mi talento, porque yo me he mantenido, no he sido como los demás jugadores que han decaído, gracias al Señor yo me he mantenido bien en estadística, yo le digo a la gente que no mire mi nombre, que mire mis estadísticas, cuánto he rendido. En el momento en el que menos lo esperas aparezco con un pique, hago mi gol y ya está, así es, en el último campeonato que hice con el Platense metí nueve tantos, tres goles de cabeza, eso es algo que vos nunca hiciste en tu vida, es más, metiste autogoles.

HABLANDO DE LA SELECCIÓN DE HONDURAS

¿Cuál crees que sea el problema en la Selección?
Lo primero que se hace es culpar al técnico, pero si no hay jugadores de buena calidad es difícil que el entrenador pueda hacer milagros, no hay futbolistas de calidad, es así; decime vos un contención que sea mixto, que dé paredes, que dé pases de gol, uno que use los dos pies, que levante la cabeza.
Alberth Elis es un chico que va a tener una buena escuela, va a seguir aprendiendo, es un jugador que da la pelota y corre de manera lineal.

¿Qué grado de culpa debería tener el entrenador de la Selección?
Debería darle chance a otros jugadores, por lo menos ahí se puede cambiar de ocho a diez futbolistas y sería el mínimo, no podés insistir con los mismos, que ya no te dieron buenos resultados. ¿Cuál es la estadística de Pinto? Es muy baja y no solo se le puede echar la culpa a él, porque si no hay jugadores de calidad es difícil que la suba, pero eso yo insisto que las reservas deben mejorar el aspecto psicológico, ese el es problema del hondureño, la parte mental, el jugador de aquí tiene la prioridad del arito, el tatuaje, el carro y no sabe ni invertir en un terreno para después comprar unos bloques y hacer su casita, el día de mañana se lesionan y no tienen nada, lastimosamente van a terminar de albañiles en Estados Unidos, pero eso no es todo, después de los lujos vienen las discos, el alcohol y todas esas cosas. Hay que trabajar en las reservas, decirles que vagos no se quieren en el equipo.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias

En Portada