La fenomenal historia de superación de Casemiro, crack del Real Madrid

Muchos creen que el jugador brasileño no sufrió para llegar donde está; su vida estuvo marcada por la pobreza como muchos otros cracks.

Agencias

Carlos Henrique Casemiro es hoy un jugador clave en el Real Madrid que dirige Zinedine Zidane. Su crecimiento futbolístico sin duda ha sido notable en los últimos meses y para muchos es considerado uno de los mejores volantes en Europa.

PUEDES VER: LOS GRANDES JUGADORES QUE SON SUPLENTES Y QUE DEBEN CAMBIAR DE EQUIPO

Nació en un barrio pobre de Sao Paulo el 23 de febrero de 1992. Su vida ha estado marcada por la pobreza, como muchos otros cracks de su país, pero eso no lo detuvo a seguir soñando y hoy ya sabemos donde está parado.

No fue un niño normal, como tú u otros que tuvieron la oportunidad de crecer al lado de sus padres. Su papá lo abandonó cuando tenía apenas tres años y eso sin duda, siempre deja una huella en tu vida. Casemiro logró superarlo con éxito, pese a que no fue fácil.

Su madre trabajaba todo el día y él era quien cuidaba de sus dos hermanos a corta edad. Terminó siendo como un padre para sus hermanos, pues era el mayor de los tres (Lucas y Blanca son sus nombres) lo que habla muy bien de la estrella del Real Madrid.

Casemiro calentaba la comida después de llegar al colegio ya que su madre trabaja todo el día para sacar la familia adelante. Dejaba la comida hecha y el jugador atendía a sus hermanos.

Dormía donde su tía y a veces donde su abuela para no estar solos. Con apenas cinco años empezó en el fútbol. Curiosamente, en su primera ficha aparecía como “Casimiro” y no Casemiro.

1CASE)(800x600)

Así aparecía Casemiro en su primera ficha.

PRIMEROS PASOS

Su primer entrenador fue Jesús Moreira, desde los seis hasta los 13 años de edad. Eso significa que gran parte de éxito fue gracias a él.

Le apodaban “Carlinhos”. Jugaba de todo menos de portero, según relata el propio Moreira. Para poder ir a los partidos dormía donde sus compañeros, siempre y cuando sus hermanos tuvieran con quien quedarse.

Fue a los 16 años que su vida dio un giro inesperado. Firmó su primer contrato de manera profesional en el Sao Paulo. Lo curioso de todo fue lo que hizo con su primer salario.

Casemiro compró 80 botes de Yakult, eran sus favoritos, pero su madre no podía pagarlo por lo costoso que eran.

“Lo veía jugar en las categorías inferiores del Sao Paulo y era como ver a un adulto jugando contra niños. Tenían todos la misma edad pero él pegaba unos zambombazos”, manifestó Jesús Moreira primer entrenador de Casemiro.

Su habilidad lo llevó a debutar en el Sao Paulo en 2010. Tras cinco temporadas, pasa al Real Madrid en 2012/2013 donde incursiona en la filial. Los merengues lo prestan al Sao Paulo primero y luego el Porto. A su regreso a Madrid, logró la gloria consiguiendo la Champions League, el máximo galardón para un futbolista en Europa.

B_w9MNsWIAApFLn(800x600)

Casemiro ya sabe lo que es ser campeón de la Champions League con el Real Madrid.

Cuando estaba en el Sao Paulo lo llamaban "Casemarra" de Casemiro y "marengo", expresión portuguesa que significa arrogancia.

En la cancha siempre anda muy serio, pero es porque su personalidad es así. El domingo se medirá ante el Barcelona y sin duda Zidane pone toda su confianza en él.

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias

En Portada