El blog del doctor Elmer López: Consecuencias con el exceso de agua en el cuerpo

El médico Elmer López recomienda no hacer caso 'a quien le diga cuántos vasos de agua debe ingerir y qué tipo de bebida hidratante debe consumir durante el día'

Basta con hidratarse, usando la sed como parámetro, aconseja López.
Basta con hidratarse, usando la sed como parámetro, aconseja López. *
Por Elmer López

Mucho se habla y conoce sobre los beneficios de la ingesta de agua para nuestro cuerpo, sin embargo, poco se habla sobre el exceso de agua en nuestro organismo. Conozco a personas que ingieren más de cuatro litros de agua al día y creen que lo están haciendo bien.

Hay algunos que hasta se jactan de la cantidad de vasos de agua que ingieren durante el día. Sin embargo, además de la incomodidad y molestia que causa el estar orinando a cada hora para la persona y para los demás, usted debe conocer las consecuencias de tomar agua en demasía.

Quiero que pensemos en lo que le pasa a un terreno fértil cuando sobre él pasa una gran cantidad de agua. El campo pierde todos sus nutrientes y dentro de poco ya no sirve para el cultivo. A este proceso se le conoce como erosión. Pues algo muy similar le ocurre a nuestro organismo cuando se abusa de la ingesta de agua.

Ya está bien demostrado por la ciencia médica que las personas que pasan tomando agua en exceso durante todo el día desarrollan un estado de dilución dentro de sus vasos sanguíneos conocido como hiponatremia, es decir, niveles disminuidos de sodio debido a la gran cantidad de agua ingerida.

Normalmente nuestro organismo está capacitado para corregir rápidamente este desequilibrio, pero cuando el problema persiste cada día y se hace crónico por la ingesta constante de agua, el sodio entonces se tiene que traer a las venas desde otros sitios como los huesos.

EXCESOR AGUA(800x600)

El sodio sale del hueso en conjunto con el calcio, ocasionando una pérdida del mismo, por lo que ya se ha demostrado que, las personas que pasan tomando agua en exceso tienen 3 veces más riesgo de desarrollar osteoporosis que las personas que ingieren una cantidad saludable de agua.

Otro problema reportado con la excesiva ingesta de agua es un deterioro en las funciones intelectuales ya que la hiponatremia produce que las células del cerebro se hinchen ocasionando en las personas dolores de cabeza, confusión y pérdida de memoria. También ocasiona que la persona pierda coordinación en sus movimientos, lo que lo predispone a sufrir caídas y fracturas con mayor frecuencia.

A nivel del deporte profesional, está claramente demostrado que el rendimiento físico de los deportistas disminuye cuando estos ingieren una cantidad mayor de agua que la que sus cuerpos necesitan previo a una competencia deportiva.

La capacidad de reacción se ve afectada, así como los deportistas refieren que se sienten lentos y abotagados. En países del primer mundo han ocurrido demandas a compañías que fabrican bebidas deportivas hidratantes y que estimulan a los corredores a hidratarse en exceso, ocasionándoles problemas serios de salud, como ser la hiponatremia dilucional y la encefalopatía hiponatrémica asociada al ejercicio.

Como resultado de estas demandas, ahora se obliga a que estas compañías durante las carreras y/o maratonesque ellos patrocinan, ubiquen sus puestos de hidratación
a una distancia no menor de 5 kilómetros entre uno y otro, con el objeto de prevenir la sobre
hidratación.

Para los que pasan contando el número de vasos de agua que ingieren en el día y que están preocupados por lo que acabo de mencionar, quiero decirles que nuestro organismo fue diseñado con un eficiente mecanismo instalado en un lugar especial de nuestro cerebro llamado hipocampo, el cual de manera inconsciente nos indica la cantidad de agua que debemos ingerir.

Este importante mecanismo se conoce con una palabra compuesta por tan sólo tres letras: sed. Dicho mecanismo de manera automática regula la cantidad de agua que vamos a ingerir, la cual puede variar de un día a otro según la temperatura y el grado de humedad ambiental en que nos encontremos, puede variar según el tipo de actividad física que hagamos y puede variar según la cantidad de agua que hayamos ingerido previamente, pues el agua se encuentra también dentro de los alimentos que consumimos diariamente,
como ser las frutas y los vegetales.

¿Han visto si su mascota anda pendiente de la hora y de la cantidad de agua que va a ingerir? Eso no le preocupa, pues toma agua sólo cuando tiene sed y así vive tranquilo.

Entonces usted no le haga caso a quien le diga cuántos vasos de agua debe ingerir y qué tipo de bebida hidratante debe consumir durante el día, que lo que le genera es ansiedad e incomodidad por tener que estar usando el baño frecuentemente. Basta con hidratarse, usando la sed como parámetro.