Blog de Gaspar Vallecillo sobre torneo de reservas en el olvido: "Cada vez siento que sus intereses son otros"

El entrenador y escritor hondureño escribe sobre la necesidad de ser responsables con la próxima generación de futbolistas para los procesos mundialistas de selecciones menores.

UPNFM se coronó campeón del Torneo Sub-18 desarrollado por Fenafuth.
UPNFM se coronó campeón del Torneo Sub-18 desarrollado por Fenafuth. */ �
Gaspar Vallecillo

Estoy escribiendo esto el Día del Niño, como acto simbólico y representativo; usted señor lector lo está leyendo un lunes. Igualmente, no ha pasado nada ni tampoco pasará algo. Vivimos en el país del resultadísmo, incapaces de todo, con una venda impuesta por nuestra sociedad supuestamente triunfalista, que exige ganar, pero no sabe bajo que condiciones; sentimentalismo puro.

Pero lo que realmente nos debe dar pena es pensar que aquellos que se encuentran todavía en el proceso educativo futbolístico, no logren progresar por infinitas razones a las cuales nadie encuentra respuestas, mucho peor muy pocas voces se han pronunciado sobre el tema, pónganle el titular que quieran, pero a mi me parece vergonzoso con los jóvenes que sueñan con ser futbolistas profesionales, limitarlos, con una excusa que lleva casi dos años. Por el fútbol hondureño se está haciendo muy poco, respondiendo a la pregunta del título.

Lo poco que se está haciendo es muy rescatable, micro – ciclos de las selecciones menores, por parte de la Fenafuth. Pero nos quedamos ahí, con eso, nada más, porque otras partes, supuestamente interesadas, parecen obviar que el futuro inmediato del fútbol hondureño son las reservas de los equipos de la liga nacional, escribí supuestamente interesadas, pero cada vez siento que sus intereses son otros.

No hemos logrado comprender como colectivo, que el futuro inmediato es el presente, en el año 2023, se realizarán los mundiales sub 17 y sub 20. ¿Se han preguntado en qué condiciones llegarán los futbolistas que ya no pueden ser parte de los micro – ciclos de las selecciones menores por cuestiones de fechas de nacimiento? Si tenemos suerte, que la tenemos y mucha, aunque no podamos entender eso, los jóvenes futbolistas habrán tenido un proceso educativo promedio.

Me refiero a los procesos educativos, como la formación futbolística, porque es exactamente eso; el referente en el fútbol base es quién me hizo relacionarme y sentirme más identificado con ese pensar. El que hace de futbolista y se encuentra en dicho proceso necesita competir, para vivenciar momentos que solo los da el juego real; eso es necesario entenderlo.

Yo dejo una pregunta a usted señor lector, que seguramente pocas veces me ha leído en este tono, pero el cual creía que era intrínseco al tema, yo le pregunto: ¿Qué hacemos por el futuro del fútbol hondureño?