Madre del portero Edrick Menjívar: "De pequeño le decían Superman"

DIEZ en Roatán conoció el hogar de donde nació el ahora portero titular del Olimpia que este miércoles juega ante Galaxy en Roatán

La familia de Edrick Menjívar está feliz porque el portero del Olimpia llegará a jugar al lugar donde nació. Fotos Edgar Witty-Enviado
La familia de Edrick Menjívar está feliz porque el portero del Olimpia llegará a jugar al lugar donde nació. Fotos Edgar Witty-Enviado *
Edgar Witty

Detrás de la faceta de futbolista del arquero del Olimpia, Edrick Menjívar, hay mucho por contar, desde una familia que lo ama, hasta una bella localidad de West End ubicado en la zona viva de Roatán, que lo vio crecer hasta alcanzar sus sueños.

Sue Johnson, su madre aún recuerda aquel momento cuando su pequeño de aquel entonces con 17 años empacó maletas para ir en busca de sus metas, día del cual admite que no lo quiso dejar ir.

Leer: EL RECORRIDO DE DIEZ POR EL ESTADIO DE ROATÁN

"Una vez vino y me dijo que lo iban a llevar a Tegucigalpa con 17 años, en ese momento sí me costó dejarlo ir, pero dije que iba en manos de Dios", detalla en sus primeras palabras.

De ello agrega que "ese fue un día triste" puesto que era uno de sus hijos con el cual compartía mucho tiempo mucho", aún así sabía tenía que dejarlo ir puesto que "desde que era pequeñito le gustaba el fútbol y lo curioso que siempre le ha gustado ser portero. Fue a la escuela ESBIR de Roatán, y ahí le decían que era Superman (por sus voladas y alturas".

"Yo no fui y no soy esa clase de madre que impone. No pongo la vida así, ellos juegan lo que les apasiona y si a ellos les gusta, a mí también, confiesa su madre entre líneas delgadas.

Ahora ocho años después el fútbol comienza a sonreírle a Edrick en el Olimpia de Nahún Espinoza en donde ha obtenido protagonismo como titular.

La familia de Edrick Menjívar en la casa donde nació el portero del Olimpia.

De ello Sue no resalta que aunque está orgullosa de su "hijo preferido", "me da nervios ver a mi hijo jugar, antes no solía verlo tanto, la realidad es que no lo quiero ver perder. Cuando está en la cancha no aguanto verlo, paso de arriba par abajo, pero que este miércoles "no se perderá el encuentro por la Copa Presidente" ya que para ella es como un sueño cumplido verlo jugar en su tierra natal.

FAMILIA UNIDA

Menjívar de 25 años, es el segundo hijo de los cuatro que dio a luz Sue. Ante ello puede presumir de una familia muy unida que siempre lo apoya.

"Yo veo los partidos, aunque a veces estoy nerviosa, aún así trato de tomarle fotos y grabar todo porque a él le gusta sentir apoyo de la familia", comenta su Melissa Menjívar, su hermana mayor.

A lo largo de la carrera del ariete, Melissa admite que ha sido clave en los momentos duros de su hermano cuando quiere tirar lo toalla.

"A veces me llama como las 10:00 de la noche porque se siente solo, pero él sabe que es un sacrificio que debe hacer", es por ello que siempre comenta que "Edrick debe saber que hay que perder para ganar. Una vez que lo vi en un partido bien tenso le dije que tenía que relajarse para hacer un buen trabajo, pero como sabe que está en el foco de los medios las cosas cambian. Hasta los grandes pierden. Es de humano cometer errores".

Melissa Menjivar, hermana del portero del Olimpia.

Loretta Woods es otra de las mujeres claves en la vida del joven arquero, en su familia la considera como su segunda madre.

"Estoy realmente orgullosa de él, me alegra verlo jugar. Mi esposo es Real España, pero desde que mi sobrino se fue al Olimpia, me he hecho olimpista también", detalla la tía del futbolista con quien se crió de pequeño.

Woods vio crecer a Menjívar y desarrollarse como arquero desde que estaba pequeño, es por ello que asegura que "Lo único que me cae mal es cuando los peridistas como Orlando Ponce, porque él es de Isla. Eso me cae mal, Menjivar juega bien, nadie es perfecto, solo Dios. Yo defiendo a capa y espada a Menjivar.

FRASES

Michael Menjívar HERMANO

"He visto jugar a mi hermano y realmente quiero ser como él. Hablo mucho con él y suele aconsejarme mucho"

"Si no se cumple mi sueño de ser futbolista quiero ser capitán de embarcaciones" aunque si me quedo en el fútbol quiero ser como mi hermano.

Loretta Woods

"Desde pequeño siempre le gustaba jugar fútbol, desde chiquito siempre pasaba con la pelota en su mano. Su lugar favorito en aquel entonces era la portería. Una vez lo regañé por jugar mucho y él lloró". 

Melissa Menjívar, hermana:

"Me llevo super bien con él, solo que me cela mucho. Cuando voy a Tegucigalpa quiere controlarme la vida", dijo entre risas. "Hablamos como cuatro o cinco veces por semana. Solíamos pelear por cosas simples, como quién usará el baño primero, el control del televisor entre otras cosas"

"Cuando Edrick vivía aquí pasaba comiendo todo lo que hay en la refrigerado, realmente no sé cómo se mantiene". 

Sue Johnson MADRE

"Él es mi hijo preferido, no te voy a mentir, pero a todos los quiero por igual"

FOTOGALERÍAS

Mas Noticias