Karim Benzema marca de penal y Real Madrid está acariciando el título de la Supercopa de España